Boeing reportó el peor resultado trimestral su historia ¿Qué lo derivó?

0

Boeing presentó el miércoles el peor resultado trimestral de su historia en medio de la larga crisis de los 737 MAX y advirtió que la fabricación de ese avión podría ser interrumpida si no es autorizado a volver a volar.

Los problemas del gigante estadounidense de la aviación no amainan desde que el MAX fue inmovilizado en todo el mundo en marzo tras dos accidentes que dejaron 346 muertos y la compañía debió destinar 5.000 millones de dólares para compensar a sus clientes.

Pero la advertencia sobre la eventual suspensión de la fabricación del avión sacudió a Wall Street y aceleró las pérdidas que comenzaron al conocerse el resultado del segundo trimestre.

En la jornada, la acción de Boeing perdió 3,1% y quedó en 361.43 dólares.

El retorno del MAX a los cielos es un proceso «complejo» que llevará tiempo, dijo el jefe ejecutivo de Boeing Dennis Muilenburg.

«Comprendemos claramente el trabajo que se debe hacer pero aún hay incertidumbre sobre el tiempo» que llevará, dijo.

Boeing anunció pérdidas por 2.900 millones de dólares en el segundo trimestre; lo cual es un abrupto salto en comparación a las ganancias de 2.200 millones de dólares anotadas en el mismo período del año pasado.

La pérdida no sorprendió luego que la semana pasada Boeing anunció que reservó 4.900 millones de dólares para compensar a las aerolíneas por los vuelos cancelados y la demora entregar aparatos nuevos.

Entretanto, el volumen de negocios en el trimestre bajó 35% a 15.800 millones de dólares como reflejo de la detención de entregas del 737 MAX; el avión más vendido de la compañía.

Analistas del banco de inversiones Cowen destacaron el «sólido desempeño» de la producción del 787, otro avión muy requerido. No obstante indicaron que Boeing decidió retrasar el primer vuelo del 777 X, un avión de largo alcance que está siendo desarrollado junto a General Electric.

La compañía atribuyó el retraso a un problema en el motor que desarrolla General Electric.

En medio de las incertidumbres, Boeing no dio un pronóstico de resultados para todo el año debido a que no se sabe a ciencia cierta cuando se resolverá el problema del MAX.

Nuevo escenario

Apenas divulgado el informe, las acciones de Boeing cayero reflejando el golpe que significa la suspensión de entregas de 737 MAX.

«Este es un momento decisivo para Boeing y seguimos enfocados en nuestros permanentes valores de seguridad, calidad e integridad en todo lo que hacemos mientras trabajamos para el retorno al servicio de los 737 MAX», dijo Muilenburg.

Los 737 MAX están en tierra luego del accidente del 10 de marzo de un aparato de Ethiopian Airlines, que fue la segunda de dos tragedias aéreas que dejaron 346 muertos.

Boeing está desarrollando un software para solucionar un problema con un sistema de vinculado a ambos accidentes.

Las aerolíneas han demorado repetidamente la utilización de sus 737 MAX mientras se extienden las observaciones de autoridades aeronáuticas. El mes pasado la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos identificó problemas con microprocesadores durante simulaciones de vuelo.

«El desarrollo disciplinado y las pruebas se están haciendo y entregaremos el paquete de software a la FAA una vez que hayamos satisfecho todas las certificaciones requeridas», dijo Boeing.

El grupo ha dicho que su meta es solicitar a comienzos del cuarto trimestre la autorización de las autoridades.

Probablemente se investigará si la crisis del 737 MAX desvía la atención de otros programas clave, tales como del desarrollo de nuevos aparatos de mediano alcance que son requeridos por las compañías aéreas.

Desde el accidente de Ethiopian Airlines las acciones de Boeing perdieron más de 13%. En ese mismo período el índice bursátil S&P 500, que incluye a Boeing, ganó más de 9%.

Pero los valores de Boeing subieron la semana pasada cuando anunció la reserva de 4.900 millones de dólares para gastos y 1.700 millones adicionales para costos debido a la menor producción del 737 MAX.