Previsiones de crecimiento económico mejoran para Colombia, advierte Ocde

0
Corrillos-economia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) dijo este martes en su informe trimestral, que apunta a que el incremento del PIB en Colombia evolucionará hasta 3,4 % en 2019 y 3,6 % en 2020, tras el 2,7 % que se registró en 2018.

En su reporte, la entidad pronostica una aceleración del crecimiento de la economía colombiana este año y el próximo gracias al impulso de las inversiones y a los bajos niveles de inflación. No obstante, prevé un mayor déficit comercial por los malos datos en las exportaciones.

Uno de los principales beneficios que tendrá Colombia será el crecimiento económico, respaldado por más confianza de los consumidores, las empresas y los mercados de crédito.

La Ocde también menciona que el déficit por cuenta corriente sigue siendo financiado en gran parte por la estable inversión extranjera. Además se resalta que el desempleo ha aumentado y la creación de empleo sigue siendo floja con una mano de obra al alza por la inmigración.

Con respecto a temas como el flujo migratorio desde Venezuela, la entidad subrayó que la diáspora supone un desafío social y económico de primer orden, pues podría ayudar a potenciar el “decaído crecimiento de los últimos años debido a la deslucida productividad”.

Sin embargo, esto sucederá siempre y cuando se implanten políticas de integración en el mercado laboral y se garantice el acceso de esos venezolanos al sistema sanitario y educativo.

Mientras que Colombia tuvo márgenes positivos, no pasó lo mismo con la economía mundial. En ese caso, la Ocde redujo su pronóstico un punto porcentual, pasando de 3,3% a 3,2%. Posteriormente, instó a los gobiernos a resolver sus disputas comerciales, ya que el último estallido de la guerra comercial entre China y Estados Unidos amenaza con frenar el crecimiento mundial.

Las previsiones actualizadas de la Ocde no tuvieron en cuenta directamente el último estallido en la prolongada guerra comercial entre Washington y Pekín, “en la medida en que aún exista una gran incertidumbre sobre la cantidad de tiempo (aranceles) que seguirá vigente” y la evolución futura de la relación comercial entre los dos países», según fuentes oficiales.