Mi amigo fiel

0
Corrillos-Yo-Opino-Valentina-Acevedo

Por: Valentina Acevedo/ Amigos, compañeros de este tránsito lleno de heridas y emociones en esta vida, sí, así es, hablo de las mascotas que siempre están para nosotros incondicionalmente amándonos y dándonos toda su lealtad, pero en esta ocasión solo tocaré el tema de los perros el corte de su cola y orejas, y sobre las enfermedades más comunes en ellos y de lo que trata.
Tocaré un tema que causa controversia, hablo del corte a la cola y a las orejas a los perros. Antiguamente existían ciertas modalidades de cola como características físicas deseadas según su función para distintas razas. A los perros de guardia y defensa como los perros de raza Doberman, Dogos o los Bóxer, se les cortaba las orejas para que no tuvieran un punto vulnerable si otro animal quería atacarlos. Pero con el tiempo esta práctica se extendió con fines “estéticos” hacia estas razas ¿Por qué el perro debería sufrir con esta dolorosa y muy riesgosa practica por un gusto del dueño? Un capricho del dueño doloroso. Estas amputaciones son demasiado dolorosas hacia nuestros amigos, y quedan expuestos hacia infecciones, en algunos casos, su muerte llega.

La cola es la continuación de la columna vertebral en el can. Está compuesta por unas vertebras llamadas caudales acompañadas de otros tejidos; siendo un elemento importante para mantener el equilibrio del perro. Al correr, girar y hacer ciertos movimientos el animal necesita de la cola para poder direccionarse.

La cola y las orejas son vitales para la comunicación del perro. Además de la comunicación oral (ladridos, gruñidos, gemidos, etc.), el perro envía mensajes a otros perros a nivel físico y humoral (olores). La posición de las orejas y el movimiento de la cola transmiten información importante para la sociabilización con otros animales.

Pese a que la amputación de cola se debería realizar durante los cinco primeros días de nacidos, debido a que los nervios y tejidos son menos susceptibles; el dolor está. Los veterinarios que aceptan hacerlo aplican una anestesia local, pero se conoce que los criadores no la utilizan, y someten a la cría a un dolor y trauma innecesario.
Las malas operaciones y/o manejos posoperatorios pueden causar hasta la muerte del perro. Como son heridas abiertas, las infecciones por mutilación de cola podrían llegar hasta a nivel de los huesos y comprometer la columna. En ocasiones graves, el perro podría sufrir de septicemia (infección generalizada) y fallecer.

Tos de las perreras: Esta enfermedad aparece en forma de epidemias en barrios enteros, provocando faringitis y toses en los perros como si se tratase de un catarro. Es bastante contagiosa, pero por suerte en perritos bien atendidos no es muy grave y se puede prevenir gracias a la vacunación. En los perros de colectividades como perreras puede ser más grave, de ahí su nombre.
Gusano del corazón o dirofilaria: Un parásito transmitido por la picadura de un mosquito que puede viajar por la sangre y pulmones y quedar alojado en el corazón de nuestro perro. No está presente en toda España, pero hay que enterarse de si nuestro perro corre riesgo o no antes de viajar. Se puede prevenir con pastillas y pipetas.

Leishmaniosis: Transmitida por mosquitos como ocurre con la dirofilaria y otras enfermedades, la Leishmania es más frecuente en algunas zonas de España y del mundo que otras, pero por desgracia con el calentamiento global cada vez está más extendida. Puede dar síntomas muy distintos y es muy grave así que debemos luchar contra el mosquito que la transmite y evitar el contagio. Pide a tu veterinario recomendaciones sobre cómo proteger a tu perro contra la leishmaniosis.

Recordemos que no podemos dejar que por un capricho de nosotros el perro sienta ese dolor, y le quitemos sus partes necesarias para la comunicación y su desarrollo, si tanto quiere a su mascota, no lo haga. Y esté atento siempre con la salud de su mascota para prevenir que estas enfermedades y otras pasen, antes de que ya sea muy grave.

Parvovirus: Es una enfermedad muy grave en cachorros, a la que son especialmente sensibles los Pinscher, Rottweiler y Doberman. Es importantísimo acudir al veterinario cuanto antes tras adoptar un cachorro para vigilar si hay que desparasitar y vacunar, y mantener a nuestros cachorritos aislados hasta que tengan todas las vacunas.

Esta enfermedad no tiene cura, por eso es tan importante prevenirla. Algunos cachorritos sobreviven, pero gracias a estar ingresados largo tiempo y tras tratamientos muy costosos.

Moquillo: Esta enfermedad también es más grave en cachorros, tampoco tiene tratamiento específico y también se puede prevenir vacunando. Cada vez hay más casos por culpa del tráfico de animales para venta, ya que por desgracia no se les vacuna adecuadamente. Para prevenirla hace falta un protocolo adecuado de vacunación. Los síntomas pueden ser respiratorios, digestivos o neurológicos en los casos más graves.

Artrosis: Este problema es una inflamación y degeneración de las articulaciones que puede ser secundaria a muchos otros problemas. Los más frecuentes son la displasia de cadera, displasia de codo y la obesidad.
Ocurre fundamentalmente en animales mayores, ya que es progresiva y empeora con la edad y es más frecuente y más grave en animales grandes y gigantes.

Twitter: @valentina2001a