La historia jurídica detrás de la orden de arresto contra Rodolfo Hernández

0
Corrillos-Rodolfo-Hernandez

El Consejo Seccional de la Judicatura ordenó 15 días de prisión contra Rodolfo Hernández por desacato a una sentencia judicial proferida el 31 de octubre del 2017, mediante la cual se le ordenaba a la administración municipal gestionar una forma alternativa para garantizar el agua potable para los habitantes del asentamiento humano Santos Bajo, corregimiento II de Bucaramanga, como podría ser la implementación de una pila pública, en alianza con el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga (amb).

Ante este incumplimiento, el Consejo Seccional de la Judicatura de Santander ordenó 15 días de arresto y una multa de 10 salarios mínimos legales vigentes.

La demanda fue interpuesta por Ómar Gómez Díaz y había sido fallada el 31 de octubre de 2017. Allí se le pedía al mandatario que gestionara alternativas para garantizar agua potable para el asentamiento humano Los Santos Bajo.

Entre esas alternativas se encuentra una pila pública que podía ser construida en alianza con el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, tarea sobre la cual no se avanzó.

El propio Consejo Seccional había advertido que el término para dar cumplimiento al fallo de tutela venció el 31 de octubre del año pasado, pese a que se había contratado al ingeniero Gonzalo Peña como asesor de la Alcaldía en la caracterización e inventario del sistema de acueductos.

En la decisión se ordenó trasladar copias a la Fiscalía General de la Nación, con el fin de que se investigue si el desacato también constituye infracción penal.

“El arresto deberá cumplirse en el sitio que sea designado por el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec)”, dice uno de los apartes de la decisión.

Esta decisión deberá consultarse con las autoridades superiores de este caso y una vez surtido este proceso se confirmará si puede o no aplicarse.

La comunidad de Los Santos Bajo ha insistido desde hace varios años por la posibilidad de tener agua potable, ante las dificultades que tiene este grupo de familias. Pese a las solicitudes realizadas a la alcaldía y el Acueducto Metropolitano no hubo respuesta favorable.