Mi enorme frustración con Fernando Vargas Mendoza

0
Corrillos-yo-opino-Yamil-Cure

Por Yamil Cure Ruiz/ No existe ninguna tecnología o ciencia que permita predecir el futuro, pero el hombre en su afán de conocer y prepararse para los hechos y sucesos que a un no suceden encontró en la Estadística Inferencial, la forma más cercana para predecirlo.

El pronóstico estadístico es el proceso de estimación en situaciones de incertidumbre. El término predicción es similar, pero más general, y usualmente se refiere a la estimación de series temporales o datos instantáneos. El pronóstico ha evolucionado hacia la práctica del plan de demanda en el pronóstico diario de los negocios.

También en la práctica del plan de marketing político para el pronóstico de votos en una elección. Como es estimación de series temporales (Tracking), entre más cerca la fecha del este el suceso (elecciones), más se reduce el margen de error de la predicción.

Pero para hacer la predicción de las preferencias y las tendencias electorales se necesitan las series temporales o sea, yo como encuestador necesito medirlo a través de instrumentos econométricos (encuestas semiestructuradas), ya.

Porque cada medición da una probabilidad, o dato estadístico, para armar faltando poco para las elecciones ese pronóstico para acertar, razón de ser de los ejercemos esta práctica profesional de hacer mediciones electorales. A hoy, las mediciones han llevado las series temporales proyectadas a 27 de octubre, para la elección de gobernador de Santander a definir tres tendencias.

Si llegase haber un tarjetón de cuatro candidatos, por econometría calculada Leónidas Gómez es el virtual gobernador de Santander. Si ese tarjetón es de tres nombres lo definiría el aspecto geográfico de la bisagra de Barrancabermeja en combinación con las dispersiones de votación en provincia. Y si hubiera dos nombres en el tarjetón (Leónidas y otro), la opción que no fuera el exsenador del Polo Democrático seria la ganadora por “goleada”.

Los modelos matemáticos que sustentan estas tendencias es basado en grupo de precandidatos o aspirantes (grilla), con los siguientes nombres como supuestos candidatos que llegarían a la elección: Aguilar Iván, Aguilar Mauricio, Anaya Fredy, Arias Emiro, Bueno Elkin, Galvis Honorio y/o Ibáñez Carlos y Gómez Leónidas. Pero todo lo dicho en el párrafo anterior se va para “el carajo”, si a esa grilla llegara el nombre de Fernando Vargas Mendoza.

Pero mi frustración es más grande es la enorme incertidumbre jurídica de que exista la posibilidad de ingreso a la grilla antes de las inscripciones en mayo para armar el tarjetón definitivo y antes de la posible consulta multipartidista para gestionar la unidad contra Leónidas Gómez. Lo que implica que Fernando Vargas entre a la grilla hoy, solo es un rumor, y no existe pronóstico estadístico solo hipótesis de comportamiento de tendencia lo que los profesionales llaman “teorías”, y los políticos empíricos (habla duro y crédulos) “especulaciones”.

Frustrado por no poder un armar unos modelos matemáticos con Fernando Vargas en la grilla en una o varias series temporales antes del tarjetón de junio… solo puedo platear tres teorías: 1. Si él llega a la grilla después de consulta multipartidista y llegan cuatro candidatos en el tarjetón de junio, Leónidas es probabilidad primera de ser gobernador. 2. Si llega en la consulta multipartidista y Fernando Vargas gana esa consulta en igual tarjetón de cuatro en junio; Vargas y Gómez en ese orden serían los probables ganadores… Y, 3. Si llegan tres o menos candidatos al tarjetón de junio y entre ellos están Fernando Vargas Mendoza y Leónidas Gómez, el primero sería el gobernador de Santander.

Pero esto no es pronóstico como lo que se dijo sin Fernando Vargas en la grilla, son solo conjeturas basadas en mi experticia. Usted dirá señor lector, pues empiece a medir a Fernando Vargas, ya, para que despeje las dudas. Pero les recuerdo que las grillas no las arma el encuestador, si no los clientes que contratan al encuestador. Y esta grilla se arma con los nombres que tienen permiso de uso con su imagen (habeas data). Y a hoy Fernando Vargas Mendoza, está inhabilitado y es precisamente ese régimen de inhabilidades el que impide que sea medido por encuestador CNE como yo… Y esta es mi principal frustración con el nombre de Fernando Vargas Mendoza.

Para terminar, no soy abogado, pero desde que hago este trabajo (19 años), ninguna ley administrativa es retroactiva y el nuevo código disciplinario que aún no ha entrado en vigencia no puede inhabilitar a concejales y diputados para esta elección 2019. Sin embargo aspirantes a alcaldías y gobernaciones que tengan esta premisa renuncien ya, antes de que entre en rigor. Y así estar seguros que no los cobija…

Esta una muy buena estrategia reversible para eliminar grilla y personas con aspiraciones ante la creación de nueva incertidumbre y pánico electoral. Ese es mi contentillo no soy el único frustrado ante tanta cosa jurídica que no deja hacer un proceso lineal y trasparente en el derecho de elegir y ser elegidos.