“Me siento traicionado, por eso me voy del Polo”: Revelaciones de Emiro Arias

0
Corrillos-Emiro-Arias

Con un fuerte pronunciamiento, que incluye denuncias sobre traiciones y falta de respeto, el precandidato a la gobernación de Santander, Emiro Arias Bueno, renunció al Polo Democrático.

Aunque Arias ya había expresado al programa Corrillos sobre los movimientos por debajo de la mesa para entregarle el aval de esa colectividad a Leonidas Gómez-Gómez, en su carta de dimisión hace duras críticas a las directivas de ese partido de izquierda, por lo que decidió dar un paso al costado.

“Hasta último momento puse en duda aquello que me fue advertido en no pocas ocasiones, por amigos, periodistas, políticos de otros partidos y también del nuestro, quienes solidariamente se acercaron para ponerme sobre aviso acerca de algo que según ellos se estaba fraguando en reuniones furtivas y a puerta cerrada. Se referían a la decisión que según ellos iba a tomar este comité para desconocer de un tajo el derecho de los electores y el de nuestros liderazgos internos a decidir en una consulta abierta y transparente, nada más y nada menos que el nombre de quien se postulará en representación de nuestro partido a las elecciones para la gobernación de Santander; e imponer a la fuerza el nombre de Leonidas Gómez como candidato único y oficial”, expuso.

“¡Leonidas es un traidor!”

Emiro Arias se fue lanza en ristre contra Gómez-Gómez a quien acusó de traidor, “a quien acompañé con decisión, entusiasmo y constancia en las campañas que emprendió a la gobernación de Santander inicialmente y luego al senado de la república (…) Y cumplí con mi tarea Leonidas. Fui leal y proactivo, aún y cuando en su momento le manifesté mis dudas sobre la conveniencia de su aspiración al senado de la república por cuanto creía que era mejor esperar a las siguientes elecciones locales para consolidar lo que ya habíamos iniciado con tanto éxito. Pero usted nos convenció. Nos dijo que en el senado podría liderar grandes proyectos para mejorar la calidad de vida de los santandereanos (…)”

Agrega en su misiva, en mensaje directo a Leonidas, que “le creímos e  iniciamos una nueva batalla electoral que finalmente y con la decidida ayuda de los santandereanos le permitió ganar un escaño en el senado. Fue entonces cuando me animó a postular mi nombre como precandidato a la gobernación de Santander y yo acepté orgulloso. Fui a medios de comunicación, ofrecí declaraciones, caminé los barrios y veredas, diseñé una estrategia y planifiqué cada paso a seguir para cumplirla. Nunca perdí el entusiasmo ni la concentración, ni aun cuando las malas lenguas comenzaron a especular con su posible renuncia al senado para aspirar a la gobernación de Santander, cosa que usted siempre  negó. De hecho, insistió en mi postulación, tanto así que en varios eventos  públicos, se dirigió a los ciudadanos para anunciarles oficialmente que Emiro Arias era su candidato a la gobernación (…)”

Y relata: “Cuál no sería mi sorpresa, cuando a los pocos días recibí una llamada suya para confirmarme lo que ya prácticamente estaba siendo una noticia oficial que comenzaba a difundirse por las redes sociales y medios de comunicación. Leonidas Gómez había renunciado al senado para postularse a la gobernación de Santander, y yo había sido el último en enterarme. Lo cierto es que a los pocos días nos reunimos junto a algunos amigos en común para discutir el asunto y usted aceptó nuestra propuesta de realizar una consulta interna para decidir el candidato oficial del partido. Así se lo confirmó usted mismo a importantes medios de comunicación de la ciudad (…)”

“El Polo perdió su ideología”

El precandidato a la gobernación, Emiro Arias, revela que una segunda traición se dio en su contra hace unos días cuando el propio Polo Democrático decidió de manera autocrática avalar a Leonidas, pese a que existía la propuesta concertada de una consulta interna para definir el candidato oficial.

“Es ahí cuando se gesta una nueva traición. Esta vez la del que hasta hoy ha sido mi partido. El mismo que a espaldas del electorado ha conspirado para tomar una decisión que traiciona los postulados que nos definen política y socialmente como colectividad. Duele que un partido como el Polo tan acostumbrado al debate de las ideas y a la confrontación abierta y participativa entre sus miembros, al ejercicio democrático para la selección de sus cargos y representantes, hoy este en la línea decimonónica del gamonalismo y se esté dejando seducir por las tiranías, por alianzas non sanctas con figuras reconocidas del continuismo y la mermelada”.

Y advierte que “los recursos  que pronostican una posible victoria –cada vez más difusa-, y en aras de ello, decida dejar atrás sus postulados y costumbres para abrazar una propuesta que no nace en el seno de nuestra colectividad, arrasando de paso los derechos de alguien que como este servidor espera y merece un trato mucho más digno del que hoy he sido objeto”.