‘Entre dos tierras’, alivio de los caminantes

0
Corrillos-Yo-Opino-Damaris-Centeno

Por: Damaris Centeno Morales/ El líder opositor Juan Guaidó, reconocido por 50 países como presidente interino de Venezuela, se encuentra en la frontera con Colombia encabezando la entrada de ayudas humanitarias de Estados Unidos, recorrió casi 900 kms acompañado de diputados. Expectantes los venezolanos observaron el recorrido pues salieron apoyar diciendo “nacimos en democracia y deseamos continuar viviendo democráticamente”. Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo.

Muchos han logrado ver en este joven opositor un camino de esperanza que retorna al liderazgo, ven un nuevo despertar en Venezuela, depurado la unidad democrática sin vicios políticos, a pesar de su juventud el pueblo responde al llamado de unirse para salir adelante ante esta lamentable situación que hace año y medio atraviesa el hermano país de Venezuela, a veces solo se necesita un poco de aliento y un chute de energía, Guaidó es de esos seres que entienden lo que dice el alma y no el ego.

Desafortunadamente nuestro precario y perverso sistema político, ratifica que la simpatía o antipatía de los gobernantes es directamente proporcional al dinero que se da o se deja de dar; pues “aquellos que tienen el privilegio de saber tienen la obligación de actuar”: Albert Einstein.

Vemos que en esta crisis muchos se han aprovechado al ver una oportunidad de negocio, pues son contratadas las mujeres en ejercicio de prostitución a pesar de los programas que se ha adelantado de VIH, Sífilis y Hepatitis, las cifras van en aumento, entrevisté varias mujeres que son amenazadas y multadas si deciden retirarse incluso sin recuperar sus pertenencias, choque de esta diáspora ha dejado huella en los bumangueses.

Los venezolanos viven un trágico panorama socio económico y político, añaden el éxodo migratorio que ha generado por un narco  gobierno según expresan los afectados, argumentan que ellos no migraron por turismo ni aventura pues llegan a vivir precarias situaciones extremas en todo aspecto, han migrado a países como Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, según reporte de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) calculan que más de 2,3 millones de Venezolanos han salido de su país, casi 7% de la población del país.

Fundación “Entre dos tierras” liderada y debidamente organizada por una líder venezolana Alba Pereira, una valiente amiga que conozco hace más de cuatro años, a veces necesitamos un empujón para ser voluntariado, entregando tiempo y talento al servicio de los demás, afortunadamente cuenta con el mejor equipo, trabajan con el alma día a día, con solidaridad no siendo un acto de caridad sino una ayuda mutua unen fuerzas para luchar por el mismo objetivo.    Tienen una vocación de servicio admirable, atienden diariamente 980 venezolanos, reciben desayuno y almuerzo, entre los cuales 580 son mujeres y 180 niños que les garantiza diariamente su alimentación, ayudas médicas y tratamientos procurando dar atención a la crisis de salud, pues no ha recibido según expresa apoyo de la alcaldía y la gobernación. Recordemos un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse como lo decía el escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Entre dos tierras, recibe ayudas de familiares y amigos radicados en el exterior quienes hacen donaciones para que puedan sostener económicamente esta labor tan loable que por más de un año realizan. Alba Pereira cuenta con un panadero quien elabora 5.000 panes semanales y dos personas en cocina quienes preparan los alimentos, personal que trabaja de 6:00 am a 6:00 pm por eso no cuenta dentro del voluntariado…

Le pregunté qué la motiva a continuar con esta difícil tarea y bastante clara su respuesta al decir, si nosotros los directamente afectados no apoyamos a quienes llegan con condiciones menos favorables, posiblemente estas familias estarían robando tiendas y pequeños negocios buscando clamar el hambre y saciar sus necesidades básicas, por esto ella y su equipo atiende no solo venezolanos sino colombianos que retornan al país sin documentos apostillados pues en Venezuela es imposible hacerlo, el servicio y ayuda que brindan es para familias mixtas que carecen de oportunidades para trabajar.

En la década de 1950 a 1980 Venezuela experimentó un crecimiento que atrajo a muchos inmigrantes de diferentes nacionalidades entre esos yo que llegué a este país en el año 2000, por eso redacto esta columna con cierto conocimiento y propiedad de todo lo sucedido pues viví casi ocho años, hay sentimientos encontrados de tristeza y gratos recuerdos. Gracias a Dios las condiciones totalmente diferentes, conté con estabilidad laboral en una clínica odontológica por el simple hecho de ser egresada de una universidad en Colombia, ellos siempre nos han admirado por el alto nivel educativo, al punto que en poco tiempo me especialicé y recibí la representación de una franquicia de tecnología de punta para odontólogos y laboratoristas dentales, que pude ofrecer en mi claustro universitario Santo Tomas.

¿Por qué menciono esto? Básicamente por así como yo muchos en tiempo de bonanza del país bolivariano recibimos total apoyo jamás rechazo, pues Venezuela antes de ser deteriorado por intereses gubernamentales fue un país rico exportador de materias primas, bauxita, oro, explotación y refinación de petróleo, minerales entre otros, llegando a más de 20 países.

El empresario mexicano, considerado el hombre más rico de México, dijo que la mejor forma de ayudar a los pobres la única forma de eliminar la pobreza es creando fuentes de empleo, no “con caridad ni con políticas públicas sociales de bienestar”, afirmó el empresario mexicano Carlos Slim, pues está convencido de que “la pobreza no beneficia a nadie más que quizá a algunos políticos demagogos”.

Sin embargo, sostuvo que la mejor inversión social no es regalar recursos a la gente, sino destinarlos a “nutrición, salud, educación y empleo, empleo y más empleo”. La pobreza se combate con trabajo no con caridad…

Antes de iniciar el año 2019, Venezuela perdió un 50% de sus riquezas acumuladas en el 2013, el Fondo Monetario Internacional (FMI) lo ha afirmado, pues equivale a contracción del 50% durante cinco años y a esto suman la continua devaluación de la moneda y una hiperinflación en el 2018 que se elevó por encima del 13.000%.

El éxodo migratorio generó declaraciones xenofóbicas por el alcalde de nuestra querida capital santandereana, el ingeniero Rodolfo Hernández, al referirse a la venezolana como una fábrica de niños pobres, esto despertó polémica e indignación en muchos pues es figura pública y autoridad municipal. El mundo no será destruido por personas que hacen maldades, sino personas que ven y no hacen nada…

Pereira muestra su interés de continuar con estas ayudas humanitarias que incluso han recibido semanalmente más de 210 toneladas de medicamentos, agradeciendo a  entidades como la Dian, Invima y Restión de Riesgo de Cúcuta, quienes destinaron centros de acopio, reciben, revisan y resguardan estas ayudas para ser entregadas a diferentes organizaciones que apoyan la crisis, por esto han programado rutas de Bucaramanga a San Gil, Cúcuta, Bogotá y Medellín donde prestan servicios de asesoría migratoria, jurídica, hidratación, atención médica a caminantes y lo mejor una voz de motivación y un abrazo que los aliente a continuar, por eso pide paciencia a los Colombianos que no se indignen pues aseguran que su paso por nuestro país es transitorio mientras sale Maduro del poder.

Sobre esto, el presidente de la República, Iván Duque aseguró que su idea es “buscar un gran acuerdo nacional que permita hacer de nuestro país, un país de crecimiento económico que sea incluyente, que nos permita expandir la clase media, derrotar la pobreza extrema y diversificar la producción”.

Nosotros tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Facebook: Damaris Centeno Morales

Instagram: Damaris.c.m

Twetter: @DamarisCenteno4

www.confevocoltics.org

Correo: congreso@confevocoltics.org