¡El líder y los Equipos de Trabajo!

0
Corrillos-Yo-Opino-Cesar-Hernandez

Por: César Camilo Hernández Hernández/ Muy bien dice el dicho “dos cabezas piensan más que una”, los líderes debemos rodearnos de personas que nos aporten y complementen en la consecución de acciones, procesos y metas. La importancia de armar un equipo competente y capaz, nos lleva a lograr más rápido los objetivos, tomar decisiones más coherentes y ser eficientes en nuestros resultados.

La conformación de escuderos o alfiles dentro de los equipos de trabajo abarca en el ámbito personal, académico y profesional. Dentro de lo personal es muy importante para el crecimiento propio y familiar contar con una buena o buen coequipero como pareja, esto facilita el bienestar, el progreso y la sostenibilidad. Para bailar la melodía de la vida, es necesario dos. Y no cualquiera, sino alguien que desee el éxito de su conyugue como el suyo, que las acciones y decisiones se vuelvan una sola en metas comunes.

En lo académico, ¿quién no ha querido siempre estar en el mejor grupo de trabajo? O, ¿quién no después de un tiempo ya identifica cuales son los compañeros que lo complementan para la realización de trabajos, exposiciones, etc? Muchas de nuestras notas y logros en la academia han sido producto de unir esfuerzos con otros perfiles que nos aportan la habilidad, conocimiento o competencia que no poseemos o no está bien desarrollada. Es de los líderes la habilidad de rescatar lo mejor de los otros para así asegurar excelencia y compromiso. Desde las aulas empezamos a ver la importancia de saber rodearnos para generar resultados positivos.

En el ámbito laboral se vuelve indispensable contar con un buen equipo tanto en el sector público como el privado. El buen líder es el que con humildad, servicio y enseñanza construye estructuras solidas de sus equipos de trabajo. La clave del desarrollo de las estrategias es articular las funciones, roles y tareas; de acuerdo a las cualidades y características de los integrantes del conjunto. La construcción se da con acompañamiento, orientación y crecimiento conjunto.

Pero porque es tan importante la sinergia entre el líder y el equipo de trabajo, porque representan las instituciones y organizaciones para las que han sido contratados o elegidos, es un deber ser responsables con el cumplimiento de la misión a cabalidad. En cada acción que realizamos debemos generar valor, los líderes deben incentivar a sus fichas a que sumen en el equipo. Así, se crea sentido de pertenencia que conlleva objetivos claros.

En situaciones de actualidad a nivel local, encontramos personas que ocupan cargos importantes, pero no son líderes y no cumplen con el perfil, su deseo de hacer equipo es nulo, se abstienen a crear un trabajo mancomunado con los diferentes actores, por el deseo o más bien llamaría miedo de que su ego o visibilidad sea afectado. Pero debemos ser congruentes con nuestros actos y pensar es en la institucionalidad. Cuando se tienen debilidades o amenazas la mejor forma de contrarrestarlas es ubicar ciertos alfiles capacitados y competentes que permitan sopesar los vacíos, pero no podemos escoger erróneamente borregos o personalidades con falta de carácter.

Mi conclusión es entorno a que los nuevos liderazgos en cualquier ámbito deben trabajar de manera vinculante con equipos idóneos, a la cima se llega más fácil jalando todos que uno solo. Es más asertivo y decisivo cuando como dice la pirinola todos ponen. Poner la pieza adecuada para construir la estructura apropiada, necesitamos líderes que digan vayamos y no vayan, que construyan y no destruyan, que sepan que su crecimiento y desempeño es mayor con un equipo sólido, competitivo y productivo. Es necesario apoyar líderes que edifiquen verdaderos equipos de trabajo.

Twitter: CesarCamiloHern

Instagram: cesarcamilohernandezh