A veces ser joven o “nuevo” no es sinónimo de solución

0
Corrillos-yo-opino-marlon-perez

Por: Marlon Pérez/ El lapsus político por el que atraviesa el área metropolitana de Bucaramanga se está convirtiendo en la puerta deseada de miles de personas para querer acceder a cargos públicos por medio de elección popular.

El tan anhelado Concejo está volviendo loco al gato y al perro y ahora hasta el señor de la tienda dice tener la posibilidad de poder llegar a este cargo.

Sin embargo, la situación no es tan fácil para todos estos soñadores; la persona que desee aspirar a un cargo como el Concejo, por lo menos en Bucaramanga, como mínimo en un partido pequeño será de 1800 votos, y hoy la gente ya no cree en promesas sino en trabajo verdadero.

Cada partido en Bucaramanga puede llevar en la lista solo 19 personas y en Municipios como Girón, Florida y Piedecuesta 17 personas, entre las cuales, en todos, el 30% deben ser mujeres, es decir no hay cama pa´ tanta gente, ¿a dónde van a caber todos los precandidatos?

Los presidentes de junta se están uniendo presuntamente para sacar de entre ellos un candidato a los concejos y tener una representación propia, el problema, es que las ganas de poder y dinero se les está subiendo a más de uno a la cabeza, y ahora todos quieren ser los candidatos, es decir, será un completo fracaso.

Además de ello, gente joven y nueva está trabajando también para medir fuerzas y lanzarse a este cargo, según ellos, ese simple hecho da para que la gente ya les crea, el problema que surge es de dos maneras, primero, muchos de estos jóvenes o personas nuevas han estado trabajando o son direccionados por políticos viejos con mañas y enseñanzas viejas, es decir, son politiqueros en cuerpos jóvenes (continuismo de la politiquería) que venderán con una cara bonita, una sonrisa, un abrazo o palabras de cariño; y la segunda pero no menos importante, el que no sabe nada de política y nunca ha liderado ni un solo proceso, ni ha trabajado con las comunidades pero jura ser la solución a los problemas que tenemos.

Estos jóvenes manejarán el siguiente discurso: estarán cansados de la politiquería, de lo mismo siempre, y esta vez ellos si actuarán, es necesario un cambio y que ellos si lucharán contra ello fuertemente cuando lleguen allá. La pregunta es ¿Por qué si tienen tantas ganas de luchar y pueden ser líderes, no lo han hecho antes sin el cargo? ¿O es que el cargo les dará súper poderes para ser los líderes que nunca han sido? Allá tenemos sentados ganándose unos buenos millones a muchos de los rufianes de los que un día prometieron cuando llegaran hacer un cambio y al parecer ese súper poder nunca les llegó.

Definitivamente entre los antidemocráticos y politiqueros que llevan tres y cuatro periodos repitiendo en el concejo y los que juran ser la solución, pero no tienen un metro de conocimiento ni de trabajo social, estamos jodidos… Debemos lanzar la caña y pescar de a uno para poder encontrar a los jóvenes o viejos que posean las características necesarias para poder ejercer cualquiera de los cargos a los que optarán este año.

Lo mínimo es que sean personas que se hayan esforzado estudiando, que tengan el conocimiento académico necesario para poder responder ante las necesidades de los pobladores, y lo siguiente y no menos importante, que hayan liderado o desempeñado labores sociales que dejen entrever el trabajo real y comunitario que han realizado, que no les da pena ni pereza acercarse a las poblaciones y luchar por las causas sociales, que hayan ayudado desde cualquier perspectiva a construir un mejor país cada día. (No podemos seguir votando por el mismo discurso bonito de siempre, debe verse en acciones antiguas)

A los ciudadanos que por una ayuda o unos pesos venden la democracia, por favor, ustedes mismos están siendo afectados con las malas políticas que estos pelafustanes diariamente realizan durante un periodo de cuatro años, rescatemos la buena política y comencemos a brindarle seguridad y confianza a nuestras instituciones, el cambio no se da solo con buenos candidatos, sino también con buenos votantes.

Revisemos que personas y que partidos han estado allí y no han sido ejemplo activo para el mejoramiento del Municipio, sino solo para el crecimiento de sus bolsillos y también cuáles de los “nuevos” quieren llegar a hacer lo mismo, y hagamos un voto diferente, al menos así habremos cumplido con la verdadera labor del voto y si el que elegimos sale corrupto, tendremos la plena conciencia y libertad de rechazarlo y atacarlo tanto como lo merezca. Es hora de pensar en nuestra ciudad, en nuestro futuro.

Facebook: https://www.facebook.com/marlonp23 

Instagram: https://www.instagram.com/marlon.perez23/

Twitter: https://twitter.com/Marlon_PerezQ