Suicidio y renacer electoral en las consultas interpartidistas 2019

0
Corrillos-yo-opino-Yamil-Cure

Por: Yamil Cure Ruiz/ Cuando se hablan de tendencias electorales basado en las encuestas para las elecciones regionales de 2019 hay que tener en cuenta que se deben separar tres asuntos: Los nombres de los candidatos, los movimientos políticos que matemáticamente son medibles y los indicadores electorales.

He visto lecturas políticas muy erradas de parte de los analistas bajo ningún sustento, solo defendiendo su posición o lo que muy en su interior desee que pase, esperando ver derrotados a sus contradictores. La renuncia de un senador y la segura renuncia de otros parlamentarios, más los intensos rumores que todavía no están todos los precandidatos y que determinados movimientos políticos se unirán y pueden derrotar a los que hoy son tendencia.

Con renuncias como la de Leónidas Gómez se ha levantado todo un polvorín de especulaciones que agradezco, pues sin pretenderlo, se han incrementado mis consultas de parte de personas que se confunden con tanta cafeína en torno de pronosticar el qué puede pasar el 27 de octubre.

Bien, este supuestamente es un artículo de opinión, pero definitivamente el matemático frustrado que hay en mí no puede seguir permitiendo conjeturas emocionales que generan dudas razonables en mis clientes, haciéndoles dudar de los resultados de modelos econométricos que a pesar de no ser exactos, es lo único objetivo ante tanta verborrea sin fundamento numérico.

Lo siguiente que enumeraré no son opiniones mías, que eso quede absolutamente claro, pues todo lo que describiré está basado en unificación segmentada de un colectivo, cuya mayoría a hoy permiten decir que pasaría si las elecciones fueran en 30 días.

1- La línea de Leónidas Gómez no es derrotada porque él vaya por el Polo Democrático. (Ver más)

2- Su derrota (la de Leónidas) está más vinculada a la unión de fuerzas contradictoras al exsenador, que a la fractura dentro de sus propias filas. Si hay tres candidatos en el tarjetón además de Gómez, tiene la probabilidad del 64% de ser electo (Ver más). Luego que él se fraccione dentro de su partido, no es tan grave a como si se fraccionan las fuerzas políticas del otro lado de la orilla. Si por ejemplo van tres candidatos contradictores a Leónidas y éste va también dividido con otro, su probabilidad se mantiene.

3- Lo que derrota a Gómez, además de la unidad de sus opositores en torno a nombre preferiblemente un NN (Ver más) está en su suicidio político si va una consulta interpartidista, fenómeno que hemos medido, que es el centro de este escrito.

Cuando hablamos de consultas interpartidistas a nivel matemático hay tres tipos: El que depende de la franja de opinión, el que depende de la franja fija de los candidatos participantes y el que depende de movilización logística de votantes conocido como maquinaria.

La consulta interpartidista basada en la franja de opinión, como la de Leónidas Gómez, Emiro Arias, Julián Silva y presuntamente Ludwing Mantilla, mata políticamente a todos los candidatos. ¿Por qué? muy sencillo… Un favor. Que los que los personajes que he mencionado para esta consulta contesten estas dos preguntas: Si usted resulta perdedor, ¿tiene la capacidad de transferir los votos que lo acompañaron al ganador? ¿Sus votantes “están sanos” de la cifra que cuesta la consulta y en gran parte es para reposición de votos?

Si la repuesta, como lo tengo claro es “no”, esa consulta es un suicidio para todos pues eso pasaría en mayo y octubre, el desgaste seria marcado y la opinión cambiaría hacia los NN, que como demostré en los artículos pie de página no importan a qué partido o movimiento pertenezcan, simplemente la opinión los identifica como no políticos y hacia allá migran.

La consulta interpartidista basada franja electoral o maquinaria, por el contrario es una excelente oportunidad para sus participantes, pues sus votantes estarían muy contentos de “comer dos veces”. Una en la consulta y otra en octubre. Además las transferencias a estar en la campaña en el “agua” (Ver más) son más naturales y fortalece la coalición que se presentaría a la comunidad con un nombre como por ejemplo: “Coalición por la gente” y quitaría franja de opinión a los que se basan en ella.

La receta para los partidos tradicionales para unirse en torno a nombre es esa… El efecto Humberto De La Calle, al hacerse pública lo miles de millones que cuestan la consulta se mitiga si el electo es un NN y no un político con trayectoria que tomarían los electores como un negocio de reposición de votos.

Seguimos con las tendencias econométricas confirmadas por segmentados colectivos de opinión unificados demográficamente y georreferencialmente:

4- Un aval directo tiene menos probabilidades que un movimiento por firmas, pero si el movimiento por firmas recibe apoyo de los partidos, el candidato esta quemado, fijo. Luego si se va por firmas este movimiento significativo de ciudadanos va hasta el final solo si quiere tener probabilidades.

5- Una coalición es más fuerte que un movimiento por firmas, es decir, si dos partidos se ponen de acuerdo y avalan a un candidato que le permita presentarse ante la comunidad que pretende representar con el nombre “coalición por la gente”, por ejemplo, tiene mayores probabilidades que el que va solo por firmas.

6- Un candidato con un perfil joven con menor trayectoria y posicionamiento político definitivamente si va en una coalición le da una paliza a lo tradicional… Única condición que empiece campaña en aire y tierra ya… Para que vaya a una consulta interpartidista pues el NN tiene un problema básico para ser electo, es que “divide” electoralmente a los candidatos tradiciones. Es decir, si se enfrentan el NN a ellos, no los deja ganar al enfrentarse a lo que gente “copia” como alternativo y le deja el camino expedito a otra línea dominante…

7- Antes de hacer conjeturas sobre la grilla de alcaldía primero debe consolidarse la grilla de candidatos a la gobernación pues como en cualquier elección primaria o regional los candidatos a la alcaldía deben ir en fórmula con un candidato a la gobernación para incrementar las mutuas probabilidades.

En conclusión, es temprano para hablar de nombres pero es tiempo justo para hablar de tendencias y estas cambian si los movimientos políticos van contra ellas… Luego hay cosas que puede ser suicidas o parte de un renacimiento electoral de un candidato como las consultas interpartidistas.