Los raseros de la justicia

0
Corrillos-Yo-Opino-Veedor-12

Por: Veedor 12/ La Dama de la Justicia representa a la Diosa Themis, vendada, con una balanza y una espada; simboliza con la venda la imparcialidad de sus veredictos; la balanza significa el equilibrio de las decisiones y la espada es la autoridad para hacer cumplir sus decisiones. Estos tres símbolos reflejan los ideales de la justicia a nivel universal.

Desafortunadamente nuestra justicia plagada de símbolos está muy alejada de lo que ellos representan. El artículo 229 Superior garantiza el derecho de toda persona para acceder a la administración de justicia. En un principio cualquier desprevenido ciudadano pensaría que se está cumpliendo este postulado constitucional pero desafortunadamente en el diario acontecer abundan los ejemplos de ese incumplimiento. Procesos que se privilegian y priorizan a voluntad del Fiscal General, violan y vulneran el principio de igualdad en el acceso a una justicia pronta y efectiva.

Las medidas de aseguramiento en muchas oportunidades obedecen a impactos mediáticos publicitarios y se abusa de ellas en franco desconocimiento de lo establecido en los artículos 295, 296 y 297 del Código de Procedimiento Penal. El impacto social que genera al imputado la imposición de estas medidas de aseguramiento no se alcanza a extinguir ni compensar con la preclusión o con la sentencia que declara su inocencia por cuanto los medios no le dan la misma trascendencia que le dieron a la captura y detención preventiva en establecimiento carcelario.

Al final todas esas equivocaciones son pagadas vía impuesto por todos los colombianos al prosperar contra el Estado el medio de control de Reparación Directa y el reconocimiento de las correspondientes indemnizaciones por los perjuicios materiales y morales causados con la privación injusta de libertad. Saludcoop, Odebrecht y Vitalogic, casos de impacto nacional son ejemplo de esta falta de venda de la justicia.

Con Saludccop tocó esperar que terminara el mandato del Fiscal Montealegre, antiguo contratista de la EPS,  para que Palacino al fin enfrentara a la justicia y rindiera cuenta de sus actos. Con Odebrecht, tocará esperar que termine el periodo del Fiscal Martínez, antiguo contratista del Grupo Aval, para que los dueños de EPISOL rindan cuenta a la justicia por los sobornos cancelados para la obtención de la concesión de la Ruta del Sol II. Con el caso Vitalogic sucede lo mismo.

A pesar que los medios de comunicación independientes han hecho eco de este escándalo que involucra al alcalde de Bucaramanga y parte de su círculo familiar, destapado a la opinión pública desde diciembre de 2017 por la Revista Corrillos, no hay hasta ahora pronunciamiento sobre este hecho por parte de las autoridades penales y disciplinarias.

Sin embargo, asombra que una publicación de un diario regional relacionada con un presunto volteo de tierras en Floridablanca realizada un domingo, haya originado al día siguiente actuaciones de la Procuraduría y Fiscalía. La balanza de la justicia no está equilibrada. Muchas decisiones están influenciadas por la importancia social, política o económica del procesado.

En la justicia penal está haciendo carrera que la contratación de determinado abogado es garantía de libertad y de sentencia absolutoria. Casos similares son resueltos de manera diferente sin explicación alguna que justifique esa diferencia.

Ya es hora que la venda en los ojos  a la dama de la justicia deje de ser un símbolo más y se convierta en la vida  real en la concreción de los principios de igualdad, celeridad e imparcialidad que deben regir las actuaciones judiciales.

Twitter: @veedor12