Conclusiones: Bufón encerrado en su Circo

0
Corrillos-Yo-Opino-Luis-Eduardo-Jaimes

Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista/ Esta columna es de mis lectores, para aquellos que están inmunizados de politiquería y populismo. Porque ellos son los que analizan la desgracia de una ciudad  cobijada por el odio y la revancha de quien no pudo en épocas pasadas ser parte de las tajadas, pero hoy con su ponqué en la mesa, grita a los cuatro vientos nada de puestos, ni contratos; porque él como en este aparte del poema de Guillermo Aguirre y fierro publicado en 1926, “Elecciones de animales: Aunque algunos le parezca tonto, las ovejas votaron por el lobo; como son unos buenos corazones, por el gato votaron los ratones, y a pesar de su fama de ladinas por la zorra votaron las gallinas”. Eso nos pasó a los habitantes de Bucaramanga que eligieron, al sexagenario alcalde Ruidolfo Cascarrabias.

En tanto que la prensa (algunos le hacen la corte) sin ética se ha convertido en la voz de su amo. Y las redes sociales, en la lengua mordaz de sembrar odio y venganza contra los políticos que ponen su nombre para ser representantes de unos sectores del pueblo.

Por eso hay que ser cuidadosos al escribir o copiar los boletines de prensa de los despachos altos de su empresa que impone y que con calumniosas afirmaciones se publican en los periódicos o se hacen ruidosos en la radio o en las pantallas, cada vez más inquietantes. Eso ha cambiado las reglas del periodismo, desaparece la palabra servicio al público, imponiéndose un periodismo descarado al servicio de la carroña.  Hoy ya no importa la verdad, sino lo obscena mentira para tapar la inoperancia de la administración, que por la incapacidad de gobernar, se escuda en los epítetos, insultos y frases camorreras, para acabar la buena fe de la gente en sus políticos.

Es triste ver una sociedad trasladada a inicios de la era cristiana en la época del circo romano, o como lo mencionó Marcuse, en la pesadilla cotidiana, donde se mira la realidad como una ficción. Mostrando el monstruo del Leviatán de mil cabezas, en la punta de una lanza. Es triste vivir en una ciudad en el reino de la mentira. ¿Por qué la gente dizque pensante, dejándose arrastrar por los reclamos del poder, en una lucha interna del poder? Acá no se está discutiendo ninguna alternativa humana, libre y justa. Todas las banderas están desteñidas por la podredumbre. Es melancólico que sigan tratando al ser humano como ganado al matadero.

Sembrar la cizaña en estos tiempos cuando va feneciendo un periodo de gobierno a menos de un año de elecciones para alcalde y concejales, la gente desconfía en la política y es el gran daño para la democracia, esa censura y de enterrar a los concejales que impone el alcalde con su implacable lengua venenosa de mamba negra, es escudarse sobre lo que no hizo, ni hará. Solo culpando a los representantes del pueblo, que esperaban que la ciudad cambiara, para bien, pero cambió para mal.

Si la democracia es el gobierno del pueblo, es decir, la mayoría, en este epílogo de la historia política de Bucaramanga, que obtuvo 110 mil votos, por encima del mandatario que llegó solo a los 80 mil, la mayoría, que en la sociedad de clases, son los pobres, el quid de la acción política democrática pasa por cómo organizar la acción de las mayorías. Porque la realidad nos demuestra que los pobres no tienen representación política en nuestra ciudad. Es por ello que la comunicación y la cultura política cobran relevancia en esta cuestión. Lo característico, en esta situación y que ha aprovechado el Alcalde ingeniero constructor, su discurso populista contra el concejo.

Hay que entender que con este discurso populista gobierna, desviando su plan de gobierno, apabullando a los líderes que no se pronuncian, ni lo interpelan ante las masas en los términos propios de su propio lenguaje popular.  Se dejan manipular bajo la frase desgastada de la corrupción, que siempre ha existido, como los favores políticos. Ambiente entre la política que los organismos investigativos son los que por moral deben investigar.

Lo escrito en el anal de la historia de este 2018, en la instalación del tercer periodo del Concejo de Bucaramanga, en la pelea casada por el alcalde Ruidolfo, solo tiene una respuesta, y fue expuesta por la presidenta muy clara que le dolió a 7 concejales y para los 12 una posición que la ciudad quedó a la deriva y anclada por no invertir la plata el erario público y tenerla la administración guardada, para  el bufón encerrado en su circo.

Twitter: @LuisEduardoJB1