Los colombianos seguimos siendo esclavos

0
Corrillos-Opinion-Cesar-Torres-Lesmes

Por: César Augusto Torres Lesmes/ Cuando me detengo a mirar nuestra historia y veo cómo nuestros antepasados dieron dura batalla contra los extranjeros, por nuestra libertad se me vienen a la cabeza esta pregunta:

¿Dónde está el colombiano que se cansó de pagar impuestos? Esto me indica que tanta publicidad y tanta sarta de mentiras de nuestros nobles, ilustres y mal vivientes padres de la patria ha calado en nuestras buenas cabezas maleables; tal vez usted diga que con los impuestos se construye país, pero, ¿en verdad está seguro de eso? Pagamos impuestos para que haya una mejor salud y cuando necesitas atención los hospitales están en quiebra y las clínicas te dan lo más barato pero le cobran una millonada al Estado.

Compras una casa con el esfuerzo de tu trabajo y dices: Esta es mi casa. Pues déjeme decirle que todos los años usted paga predial, algo que le recuerda que lo suyo, se lo debe al Estado; sumé a lo anterior que en su localidad la Alcaldía decida hacer una muy buena y lucrativa obra, entonces te llega el recibo de valorización.

Trabajas y por generar dinero para sostener a tu familia te ponen a declarar renta y te quitan lo que no tienes.

Más triste aún, es que por realizar un trabajo en el cual utilices tus pensamientos y razones te cobren impuestos por asesoría y consultoría. Más allá de esta situación te aplican IVA y Retefuente; increíble que te lesionen por querer ser una persona productiva. Te quitan capacidad de compra y te mutilan tu futuro familiar.

Necesitas comprar comida y esta tiene el IVA; grave mi querido lector que por tener hambre deba pagar impuestos.

La verdad, no veo reflejado lo que pago de impuestos, con la realidad de mi país.

Los impuestos se volvieron una nueva forma de esclavitud para el colombiano de a pie y una nueva forma -muy lucrativa para contratistas y políticos corruptos- que no ven la hora de pedir coimas por entregar proyectos.

Los impuestos son una forma escandalosa y aberrante de hacer país, no puedo construir una nación lesionando a su más grande riqueza: La gente.

La consigna de hoy es no pagar impuestos y no seguir apoyando a nuestros políticos corruptos que hacen festines con todo lo que pagamos.

El impuesto, que está en todo, es algo que nos quita capacidad de compra o adquisición; nos preocupa porque hace que lo que ganamos alcance menos; para este y todos los gobiernos es importante que estés preocupado pensando en cómo mantendrás a tu familia, pues así tu mente no se inmiscuye en como ellos orientan el país, para sus propios intereses.

Un país mal planeado, mal orientado y en manos de ladrones recurre a la creación o aumento de impuestos para tapar los faltantes de lo que se han robado; peor aún, pagar impuestos es promover que las empresas estatales sean corrompidas por los malos manejos, ya que con esto, quienes orientan estas organizaciones saben que siempre les ingresará la misma cantidad de dinero y no tendrán que pensar en cómo recuperarlos. Pagar impuestos es promover el robo continuado a nuestra nación.

Sé que muchos no entenderán esto que les estoy hablando y me llamarán necio o loco; pero espero que analice cada palabra aquí escrita y se dará cuenta que cada vez que pagamos impuestos nuestros padres de la patria se inundan de felicidad, pues ellos se reparten los dineros de los impuestos cuando negocian por el poder de sus empresas y entes de control estatal.

Lo más grave de todas estas cosas es que nosotros dejamos morir ese fiero guerrero que luchó, en el pasado, por nuestra libertad y nos volvimos esclavos de todos.

Correo: cesar.torres@intercontr.com – Twitter: @Clesmes