Los aspirantes a la alcaldía de Bucaramanga que buscan el guiño de Rodolfo Hernández

0
Corrillos-Aspirantes-alcalde

La evidente popularidad con la que cuenta el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, quiere ser aprovechada por varios de los posibles aspirantes a la alcaldía de la capital santandereana. Varios se la pasan rondando las oficinas del palacio de gobierno, su penthouse y hasta la sede de HG Constructora.

Hernández, quien durante la última semana fue duramente cuestionado por su débil posición frente a la inseguridad justificando a los delincuentes por su pobreza, se les viene escondiendo a estos personajes –cuentan varias fuentes de la alcaldía- para no involucrarse ni darles falsas ilusiones.

Los posibles aspirantes al primer cargo municipal en las elecciones de 2019, intentan hacer todo tipo de malabares para que el Ingeniero los tenga en la retina. Algunos repiten en videos la importancia de votar en la Consulta Anticorrupción; otros critican la ‘politiquería’ desde las redes sociales, como forma de ‘sobar’ chaqueta y algunos, que fueron sus subalternos o que aún están como funcionarios públicos, sienten que tienen ganada su confianza.

A un poco más de 14 meses para la contienda regional, los posibles aspirantes a la alcaldía de Bucaramanga empezaron a buscar el guiño del mandatario. Incluso, hacen votos para que los 28 procesos penales y 87 disciplinarios que tiene Hernández en su contra, no lo alejen del poder (ni del lapicero) antes de que defina a quien apadrinará.

Carlos Fernando Sotomonte: Este joven es tal vez uno de los hombres más cercanos al alcalde Rodolfo Hernández y estratégicamente podría ser su arfil para las alecciones venideras. Sotomonte hace parte de la Junta Directiva del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga (amb) en representación del mandatario, su nombramiento en esa entidad fue bastante criticada, toda vez, en ese momento se mostraba como aspirante a la Cámara por el Polo Democrático. Sotomonte cuenta además con el apoyo de Leonidas Gómez-Gómez, quien a la postre, fue quien se lo metió a Hernández por los ojos para que lo designara en el amb.

Ludwing Ludwing Mantilla: Este reconocido abogado y ambientalista, es actualmente el Subsecretario del Interior de la alcaldía de Bucaramanga. Muchos dicen que ha sido él a quien le ha tocado asumir las falencias de la titular de la Secretaría del Interior en materia de seguridad. Mantilla fue candidato a la Cámara por el partido de la U en 2014 y Secretario de Desarrollo de Floridablanca en el gobierno de Carlos Roberto Ávila. Fue uno de los grandes promotores del No Pago de la Valorización y su permanente labor social le permitió ganarse un espacio dentro del gobierno de Rodolfo Hernández.

Jorge Figueroa Clausen: Su amistad con el alcalde es muy amplia, incluso el propio mandatario le mantiene tomando el pelo calificándolo de “payaso”, debido a su comportamiento como bufón en algunas situaciones de gobierno. Es actualmente el Secretario de Desarrollo, con una gestión desastrosa calificada por el concejo de Bucaramanga como “ineficiente”. De todos los que buscan el guiño de Rodolfo Hernández es el único de ultraderecha pero también es el de menores posibilidades, no solo por su condición de ‘uribista’, sino por su incompetencia en lo público.

Julián Silva Cala: Este joven carismático se dio a conocer en la política ocupando dos cargos en la administración de Hernández, en ambos fue preciso hacer cambios en el Manual de Funciones para poderse posesionar. Luego decidió lanzarse a la Cámara por Santander por la lista de Dignidad Santandereana, pero se quemó. Silva es muy cercano a Leonidas Gómez-Gómez, sin embargo decidió contrariar al senador electo del Polo y apoyar a Gustavo Petro para la presidencia de la República. Una fuente cercana a la alcaldía comentó que Rodolfo Hernández no le daría apoyo debido a que éste, cuando estuvo en su gabinete, hizo algunos nombramientos inconsultos.

Sergio Isnardo Muñoz: El excandidato a la alcaldía de Bucaramanga sigue siendo un protagonista clave para la próxima contienda regional. Sin embargo nadie se explica sus saltos políticos. Inició su actividad política al lado del entonces gobernador Richard Aguilar, por sugerencia de Ricardo Flórez. Allí se ganó su confianza, hasta el punto que logró que el joven mandatario le dieras su guiño para la alcaldía, pero luego este le cerró la llave y lo dejó solo, de ahí que hizo arreglos con Didier Tavera, quien lo nombró Secretario de Planeación. En las parlamentarias jugó al lado de la fórmula liberal de Jaime Durán & Édgar Gómez Román y para las presidenciales le ayudó a Sergio Fajardo. Hoy es uno de los más activos promotores de la Consulta Anticorrupción y espera que el alcalde Hernández lo reciba en su seno. Sin embargo en el palacio de gobierno es considerado un liberal disfrazado.

Emiro Arias Bueno: El excandidato a la Cámara por el Polo Democrático es muy cercano al exdiputado Luis Roberto Schmalbach y se convirtió en una de las fichas claves de Leonidas Gómez-Gómez en su triunfo para el Senado de la República. Es un activista de tiempo completo, no se pierde ninguna marcha en contra del establecimiento y siente que en esta ocasión, si el alcalde Rodolfo Hernández le da su apoyo, se aventura a ser candidato en las regionales de 2018.

Manuel Francisco ‘Manolo’ Azuero: El actual jefe de gobernanza (cargo que no existe en la alcaldía) es tal vez el más desprestigiado de todos los funcionarios del gobierno de Bucaramanga. Al comienzo era quien más mojaba medios de comunicación y muchos intentaron afirmar que era el quien realmente gobernaba en la ciudad. Sus constantes choques con la opinión pública, especialmente por desatinados comentarios lo llevaron a perder credibilidad y hoy parece haberse ido de la Administración, debido a que ya no suena. Tiene en su contra varias investigaciones, entre ellas una por no llenar requisitos para el cargo que ostenta y otra en el escándalo de los negocios del alcalde, donde es nombrado por el hijo del mandatario en una de las gestiones para favorecerse.

Edinson Fabián Oviedo Pinzón: El concejal de Cambio Radical en muy cercano a los hijos del mandatario, incluso es invitado con frecuencia por ellos al penthouse a compartir. Oviedo ha hecho varios debates de control político, que incluso han tocado fibras del mandatario, intentando reclamar un mejor trato político con respecto al resto de concejales de la coalición independiente. Es uno de los aspirantes con las menores posibilidades, especialmente porque el fuerte en su partido para la alcaldía es el diputado Édgar Suárez, paradójicamente uno de los más grandes opositores al alcalde.