El espejo retrovisor

0
Corrillos-Yo-Opino-Veedor-12

Por: Veedor 12/ El espejo retrovisor es uno de los elementos principales de apoyo de todo conductor de vehículos porque le facilita ver hacia atrás especialmente cuando tiene que retroceder o virar. El ser humano no tiene visión lateral periférica ya que la ubicación de sus ojos solo le permite ver hacia adelante y el desarrollo de este simple instrumento facilitó la operación de todo tipo de vehículos.

Usar figuradamente el espejo retrovisor  lastimosamente ha sido la desgracia para algunos mandatarios quienes se empeñan en retroceder magnificando los errores y minimizando los logros de administraciones anteriores para que los suyos logren protagonismo ante la opinión pública. El mandatario inepto sabe que no es capaz de construir sobre lo nuevo y mucho menos sobre lo construido. Su  opción es descalificar a su antecesor de todas las formas como le sea posible porque será la única manera de proyectarse en el futuro así su gestión haya sido nula y deficiente,  pero no tendrá quien le haga sombra.

En Bucaramanga tenemos el mejor ejemplo de una administración que se guía con espejo retrovisor. Hasta diciembre de 2015 la ciudad fue considerada un verdadero milagro en Latinoamérica. Tanto el Banco mundial y el BID mantenían a Bucaramanga como un referente de las ciudades en desarrollo. La nueva administración en vez de aplaudir las realizaciones de la anterior y de continuar con su derrotero de desarrollo, decidió escoger la vía más fácil al descalificar todo lo hecho y de esta manera culpar a la administración anterior de la falta de ejecución de la presente.

Los resultados saltan a la vista. La campaña publicitaria costeada con dineros públicos pagando costosos asesores argentinos tienen catapultada la imagen favorable del alcalde pero la ciudad está destrozada en todos sus aspectos e indicadores.

Basar el éxito de la administración municipal en el encarcelamiento del alcalde anterior es una apuesta arriesgada para la administración Hernández. La medida de aseguramiento de privación de libertad no es garantía de condena; de ahí que todos los esfuerzos de esa administración estén encaminados a conseguir de la justicia la condena del antecesor presionando de todas las formas posibles fallo en ese sentido.

No la tienen fácil. Los requisitos para ordenar medida de aseguramiento de  privación de libertad difieren sustancialmente de los requisitos para dictar sentencia condenatoria. Mientras que para la primera solo se requiere el cumplimiento de cualquiera de los tres requisitos establecidos por el artículo 308 del Código de procedimiento Penal, Ley 906 de 2004, sin que para ello sea necesario juicio de valor sobre su responsabilidad, para el segundo caso  en virtud del Art. 381 ibídem, se requiere el conocimiento más allá de toda duda, acerca del delito y de la responsabilidad penal del acusado, fundado en las pruebas debatidas en el juicio. Hasta ahora lo único que hay en ese proceso es una teoría del caso fundamentada en elementos circunstanciales que han sido tejidos intencionalmente para dar a la opinión pública una realidad aparentemente reprochable de la contratación cuestionada pero que probatoriamente no permite inferir con certeza la responsabilidad del enjuiciado.

A tres años de mandato no es posible, bajo ningún punto de vista, que el alcalde siga culpando a la administración anterior de los desaciertos, improvisaciones y desafueros de su gestión administrativa. Desafortunada o afortunadamente se le está acabando su periodo.

Twitter: @veedor12