“Alea iacta est”

0
Corrillos-Yo-Opino-Lenin-E-Pabon

Por: Lenin E. Pabón/ Bueno señoras y señores ganó Iván Duque con un poco más de diez millones de votos y Petro ahí, mirando de reojo consiguió alcanzar ocho millones de electores entre quienes están los que le creyeron, los escépticos y los que lograron vencer el miedo; Duque por su parte, figuró de la mano del ex presidente y senador Álvaro Uribe quien durante mucho tiempo ha consolidado una línea intrínseca de valores republicanos y cristianos y una filosofía trazada en “el fin justifica los medios” frase atribuida al gran Maquiavelo y del cual el Centro Democrático extrae algunos de sus principios.

El candidato ganador deberá lidiar con temas espinosos que fueron el “caballito de batalla” de todos los discursos a lo largo de la campaña donde lograron calar en el colectivo imaginario de muchos colombianos que creyeron en que es posible realizar los objetivos principales del pensamiento uribista; tales temas como, no hacer trizas el acuerdo de paz si no, hacerle algunas modificaciones, cadena perpetua para abusadores de niños, unificar las altas cortes, penalizar la dosis mínima y legalización del aborto entre otro temas no menos importantes que tendrán una dura batalla en el congreso de la república con una oposición fuerte, decidida a hacerse escuchar y con gran protagonismo.

Duque rodeado de figuras públicas importantes, algunas cuestionadas y otras no, intentará unir a los colombianos como el mismo lo expresó en su discurso del pasado 17 de junio con un tono pausado y conciliador y acto seguido dijo que enfrentará a los corruptos con determinación, que su gobierno no tendrá fortines burocráticos para pagar favores políticos y que mantendrá una posición firme ante los retos que le deparará su administración.

Petro, con tono más retador advirtió, que tomará las banderas de la oposición para defender el estado social de derecho, a las minorías y que no pedirá ministerios ni embajadas para mantener un discurso coherente alejado de las malas prácticas clientelistas que bastante daño le han hecho a las instituciones en detrimento de la moral y la ética pública.

Es imperativo que el nuevo gobierno inicie una brigada para despolitizar las instituciones donde podamos ver una armonía con la sociedad, para que empiece a vislumbrarse de nuevo una confianza colectiva y que se asuma una responsabilidad política si perdemos la guerra contra los corruptos.

Con todo lo anterior, veremos un escenario político agitado y apasionado donde la responsabilidad de los medios de comunicación deberá ser imparcial e informar sin sesgo alguno todos los acontecimientos que de una u otra manera ayuden al orden institucional donde la democracia salga fortalecida, robusta, se cumpla la ley para todos y se castigue a quien tenga que castigar independiente de su posición económica y política.

Para terminar, quiero expresar con respeto que debemos desearle lo mejor al nuevo presidente de Colombia desearle mucha sabiduría donde pueda tomar decisiones trascendentales siempre a favor del pueblo para que mantenga un equilibrio social y ambiental. Señor presidente los mejores deseos para estos cuatro años. Bendiciones.

Twitter: @PABONLENIN – Facebook: Lenin Pabón