‘Popeye’, el uribista que se está saliendo de control. Nuevos líos con la justicia

0
Corrillos-Popeye-Fiscalia

Este viernes, John Jairo Velásquez, alias ‘Popeye’, al presentarse en la oficina la Fiscalía de crimen organizado de Medellín, donde preguntó si tenía algún proceso en su contra por las amenazas que salieron desde su cuenta de Twitter contra personas de la izquierda o contra el candidato presidencial Gustavo Petro, se terminó llevando una sorpresa.

En ese momento le indicaron que no tenía investigación formal por el tema de las amenazas, por lo que se creyó libre de deudas con la justicia, pero en la Fiscalía lo sacaron de su error: tenía una orden de captura por otro proceso y de inmediato le pusieron las esposas.

A ‘Popeye’, según reveló el diario El Espectador, dos familias lo han denunciado por extorsión. Y no solo a él. En las denuncias se relacionan a otras personas que, junto a Velázquez, habrían hecho parte del plan para extorsionarlos.

En este momento, el CTI busca a los supuestos cómplices de ‘Popeye’, quien será presentado ante un juez en un plazo máximo de 36 horas para legalizar su arresto. En la audiencia, además, le van a imputar cargos por las amenazas en redes sociales.

Sin embargo, el sicario de Pablo Escobar ya se encontraba en la mira de las autoridades desde hace varios meses. El pasado 9 de diciembre de 2017, ‘Popeye’ fue encontrado en la fiesta de cumpleaños de Juan Carlos Mesa, conocido con el alias de ‘Tom’, uno de los narcotraficantes más buscados por Estados Unidos, el cual fue capturado ese mismo día por las autoridades.

Para ese entonces, el director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, advirtió la presencia de Velásquez y “otros ciudadanos que fueron extraditados a Estados Unidos en su momento y que ya habían regresado a Colombia y estaban departiendo con este delincuente”, indicó Nieto.

Para la Fiscalía, la presencia de ‘Popeye’ en el lugar, «demostraba un incumplimiento a los presupuestos procesales para dicho beneficio. Pues dentro del grupo de personas fueron capturados un número plural de ciudadanos en situación de flagrancia, portando armas de fuego y estupefacientes”.

Otra de las polémicas que ha generado Velásquez es sobre su fuerte simpatía con el partido Centro Democrático. Se puede decir que todo inició en marzo del año pasado cuando  anunció que se sumaba a la marcha organizada por el ‘uribismo’ para la “defensa de la democracia” el 1 de abril de 2017.

En ese entonces lanzó duros calificativos en contra del Gobierno Santos y contra el Legislativo, al afirmar que “el 80% del Congreso es un vómito, son unas porquerías, son unos ladrones”, y añadió que “este es el Gobierno de las trampas, de la corrupción, de las mentiras”.

Hace tan solo unos días, ‘Popeye’ fue denunciado ante la Fiscalía por el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, por varios mensajes que emitió a través de su cuenta de Twitter, en los que supuestamente hacía “apología al genocidio”, según señaló el congresista.

Los delitos que, en concreto, pide el legislador del Polo que se le investiguen a Velásquez Vásquez son: apología del genocidio, hostigamiento por motivos de raza, religión, ideología política, u origen nacional, étnico o cultural, injuria, calumnia, amenazas e instigación a delinquir.