Estos son los ‘caciques’ de Santander derrotados en la primera vuelta presidencial

0
Corrillos-caciques-quemados

Al analizar los resultados electorales se evidencian marcadas diferencias entre el comportamiento del electorado en Santander con respecto al resto del país. De hecho, en una zona fuertemente dominada por el liberalismo, según la pasada contienda legislativa del mes de marzo, se calculaba un triunfo arrollador de Germán Vargas Lleras, toda vez, los principales varones ‘rojos’ le dieron la espalda al candidato de su partido.

Conocido el 100% del escrutinio a nivel nacional, el candidato del Centro Democrático (o «el que diga Uribe»), Iván Duque Márquez, alcanzó una votación de 7.569.693 votos (39,14%) logrando su paso a la segunda vuelta presidencial junto con Gustavo Petro Urrego, quien arañó 4.851.254 papeletas (25,08%).

Sergio Fajardo, el candidato de la ‘Coalición Colombia’ obtuvo una sorprendente votación, 4.589.696 votos (23,73%), 300 mil votos menos que Petro. Germán Vargas Lleras, considerado el gran perdedor de la contienda, registró 1.407.840 sufragios (7.28%). Y Humberto De la Calle del Partido Liberal sumó un poco menos de 400 mil papeletas (2,06%).

Esas cifras -que en términos generales debieron ser el mismo comportamiento electoral en todo el país- en Santander, entre otras pocas  zonas, no lo fue. En este departamento Duque logró un triunfo aplastante con 439.664 sufragios (44,35%), cinco puntos porcentuales por encima de su promedio nacional.

También, contrario al escrutinio nacional, Fajardo se ubicó segundo en Santander -y no Petro- con 271.806 votos (27,42%), cuatro puntos porcentuales por encima de lo que registró a nivel nacional. En cambio el candidato de la ‘Colombia Humana’, con 171.806 sufragios (17,33%) obtuvo 7 puntos menos que el registrado en el consolidado general.

Las otras considerables diferencias porcentuales también se dieron con las votaciones de Vargas Lleras y De la Calle, ambos se ubicaron por debajo de las cifras nacionales: tanto el candidato de ‘Mejor Vargas Lleras’ como el del liberalismo obtuvieron un punto menos en una región donde, supuestamente, la ‘maquinaria’ estaba lista y aceitada en su favor.

Las cifras son contundentes: De los 400 mil votos que se comprometieron a ponerle los políticos regionales al ex vicepresidente, no alcanzaron siquiera el 30%. Los electores decidieron votar sin presiones y lo hicieron en favor de Duque y Fajardo, se observa con claridad.

Los liberales, con la familia Tavera a la cabeza, fueron los grandes derrotados. Además de habérsele torcido’ al partido que los llevó al poder (Didier Tavera a la Gobernación, Miguel Ángel Pinto al Senado y Víctor Ortiz a la Cámara) le incumplieron con la cuota a Vargas Lleras.

Liberales re-quemados

Teniendo en cuenta el comportamiento electoral de Santander con respecto al nacional, se evidencia que esa maquinaria puesta en manos del candidato Germán Vargas Lleras, además de poner en evidencia que ésta no sirvió, también demuestra que sufragó en su contra.

La voltereta de los grandes líderes liberales, no sirvió. Y el gran responsable de esa catástrofe -igual como sucedió con el Plebiscito por la Paz, que también se perdió en Santander- fue el gobernador Didier Tavera.

Varios líderes de esa colectividad –igual como se quejaron al término de las elecciones del plebiscito- dejaron entrever su disgusto por la falta de trabajo en equipo. “Se nos dijo desde Bogotá que Didier iba a organizar todo, que trabajáramos con él y con unos alcaldes, pero nunca se nos convocó y lo único que se pudo hacer fue la gran concentración que convocamos para el cierre de campaña”, dijo una fuente cercana al liberalismo.

Los otros grandes derrotados fueron los congresistas Jaime Durán Barrera y Édgar Gómez Román, quienes le “vendieron su alma al diablo”, reconoció un seguidor suyo y que se aisló de la decisión de votar por Vargas lleras. Agregó que, inicialmente ellos, junto con otros caciques ‘rojos’ “hablaron con (Álvaro) Uribe para unirse a la campaña de Duque, pero este apoyo no se concretó porque Uribe les dijo que en Santander la que manejaba la campaña de Duque era Martha Pinto, lo que los llevó a desistir. Escuché decir que no iban a hablar con mandos medios”.

Cambio Radical ya no convence

Ni el electo senador Richard Aguilar, ni los actuales parlamentarios Bernabé Celis Carrillo y Ciro Fernández Núñez, le pudieron cumplir al jefe natural de su partido. Ni los casi 77 mil votos del exgobernador ni los casi 50 mil que alcanzó en su última aspiración el senador Celis, se vieron reflejados en la paupérrima votación de Vargas en Santander.

Tampoco Fernández pudo aportar una cuota destacable en Barrancabermeja, donde tiene su poderío electoral. En el Puerto Petrolero, por ejemplo, Gustavo Petro –el de mayor votación- logró el 42% de las papeletas y Vargas Lleras tan solo el 6,6%. La cifra prometida por el exalcalde Elkin Bueno para el dueño de Cambio Radical fue de 30 mil votos, pero no logró cumplir sino con el 20%.

Rodolfo Hernández no endosa

Los escándalos de corrupción alrededor de su Administración tienen en jaque al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández con la opinión pública. Otra prueba que ya los bumangueses no le creen, tiene que ver con el hecho que sus antiguos seguidores no le comieron cuento a sus mensajes de apoyo a Gustavo Petro en la primera vuelta presidencial.

Hernández, a quien le abrieron un proceso disciplinario por presunta participación en política, también fue derrotado ya que su candidato solo obtuvo el 14,49% de la votación, superado ampliamente por Duque (39.67%) y Fajardo (35.59%).

No es la primera vez que el mandatario bumangués toma partido en una campaña electoral, Corrillos! pudo establecer que en las legislativas pasadas dio la orden a todos sus más cercanos seguidores para que votaran por el candidato a la Cámara por el Partido Liberal, Alberto Chávez; quien también se quemó.