Acuerdo entre México y Estados Unidos incluye envío de tropas a la frontera sur

En una declaración conjunta, ambos gobiernos pactaron que Estados Unidos devolverá a México a todos los inmigrantes solicitantes de asilo que crucen la frontera común de forma irregular, como el acuerdo más importante de las negociaciones bilaterales.

«Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes», indicaron los Ejecutivos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Gracias al apoyo de todos los mexicanos se logró evitar la imposición de aranceles a los productos mexicanos que se exportan a EEUU. Marcelo Ebrard dará detalles del arreglo; de todas maneras, nos congregaremos para celebrarlo mañana en Tijuana a las 5 de la tarde.

En los últimos meses, el Gobierno de Trump había probado ya la estrategia de devolver a solicitantes de asilo a México, pero la mayoría quedaban en libertad en Estados Unidos.

La «expansión» de este programa a lo largo de toda la frontera es el principal acuerdo que Estados Unidos y México alcanzaron este viernes y que permitió que Washington accediese a suspender los aranceles que iban a entrar en vigor el lunes a todas las importaciones mexicanas.

El otro pilar del acuerdo, que México ya dio a conocer el jueves, es el despliegue de la Guardia Nacional mexicana a lo largo de su frontera sur con Guatemala, punto por el que ingresa gran parte del flujo migratorio centroamericano hacia Estados Unidos.

«México tomará medidas sin precedentes para (…) frenar la inmigración irregular», apunta la declaración.

«Lo que se va a hacer es darles prioridad a los 11 municipios de la frontera sur, este despliegue (de la Guardia Nacional) empezará el día lunes», dijo a la prensa el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien calificó al acuerdo como «equilibrado».

Agregó que para los migrantes que se encuentren en México habrá un programa para ofrecerles trabajo y proteger sus derechos humanos mientras concluyen su proceso de asilo en el vecino del norte.

El canciller mexicano afirmó que el gobierno de Estados Unidos respalda el plan de desarrollo integral para el sur de México y el triángulo norte de Centroamérica que impulsa el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, México tomará «medidas contundentes para desmantelar las organizaciones de tráfico de personas y sus redes ilícitas de finanzas y de transporte».

Los Gobiernos de Trump y López Obrador también acordaron tomar «medidas adicionales» en el caso de que las acordadas hoy «no arrojen los resultados esperados» en los próximos 90 días.

Estados Unidos detuvo en mayo en su frontera sur a más de 132.000 inmigrantes, un 30 % más que en abril y la mayor cifra registrada en un solo mes desde 2006.

Estos inmigrantes, en su mayoría, son familias centroamericanas que se entregan a las autoridades estadounidenses y piden asilo, trámite que les permite quedar en libertad y obtener permisos temporales de residencia y trabajo.

El Gobierno de Trump está intentando cambiar el sistema de asilo ya que considera que existe un abuso por parte de los inmigrantes, cuyas solicitudes son rechazadas en su gran mayoría tras un trámite que puede durar años.

Trump anunció hace una semana aranceles a todas las importaciones de México a entrar en vigor este próximo lunes, amenaza que forzó al Gobierno de López Obrador a negociar contrarreloj este acuerdo con Estados Unidos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password