¡Estupro electoral!

Por: Ronald Picón Sarmiento/ Ya se ha dicho en diversos escenarios políticos e informativos escritos y de radiodifusión local que en la historia electoral reciente de Bucaramanga jamás había estado tan polarizada la consecución de la alcaldía, fruto esto, quizá, de una supuesta lucha a ultranza en contra de la corrupción que ha liderado el anciano suspendido, pero que simplemente ha servido para inflar los niveles de polarización social, además de la evidente desaceleración económica de esta capital.

La carrera ingente para lograr tan preciada dignidad esta nutrida por diversos y múltiples intereses que convergen en su mayoría alrededor de las más tradicionales castas políticas santandereanas, quienes pujan al unísono para arrebatar la joya de la corona nororiental; esfuerzo que se verá enormemente compensando, pues al momento de la posesión del nuevo dirigente local, habrán pasado cuatro años de inactividad, resultado de una total ineficiencia e ineficacia que deviene de la incapacidad absoluta de gobernanza que ha permeado toda la administración ‘rodolfista’.

Cualquier cosa que haga o gestione el nuevo burgomaestre, perse o ya de por sí, será mucho más loable que todo lo acontecido en la última administración, que únicamente se ha caracterizado por una lucha imaginaria contra fingidos molinos de viento que agónicamente inflaman las brasas hipotéticas de una mente senil y enferma que divaga y obnubila la realidad citadina.

En esta pugna encontramos de todo como en el mercado del centro, tenemos ingenieros que aducen heredar las banderas del ‘rodolfismo’ que en otrora fuera, pero que ya no es, el movimiento de la lógica, ética y estética, y es que, hasta eso se perdió en este abortivo intento politiquero, pues se supo en todas la esquinas de la ciudad, que un conflicto entre los hermanos Hernández devino en esta realidad no inocente en la que se encuentra este innombrable movimiento que adolece totalmente de norte y por supuesto de identidad política, y cuando digo de norte, no me refiero solo a la evidente falta de orientación que los caracteriza, sino a la zona norte de Bucaramanga, que o quienes engatusados en las elecciones pasadas votaron por el famoso Constructor, quien, cual estupro, les prometió y luego de haber recibido el cometido, no cumplió lo prometido.

También encontramos en esta carrera de relevo a concejales, diputados, empresarios, activistas, economistas, ambientalistas, columnistas, abogados, exsecretarios de despacho, políticos de antaño, pastores evangélicos y por supuesto a una dama, quien engrudada hasta los tuétanos de la amalgama del poder tradicional se pretende abanderar como la opción más noble en esta causa agreste, todos sabemos que la Señora en mención es tía del actual gobernador, quien está cerca a pasar a la historia con más pena que gloria, pues pocas gestiones se le reconocen a pesar de haber trabajado duro por el departamento según dicen sus fieles seguidores, habrá que esperar que el barómetro de la historia decante quien tiene la razón; esta varona también es la esposa de uno de los senadores liberales de nuestro terruño que ha intentado hacer las cosas bien en el panóptico democrático, sin embargo, como a todos, la cosa solo se ha quedado en un buen intento nada más; en concreto la candidata actualmente más sonada pertenece a una poderosa casa electoral, política y económica santandereana y es la opción en firmas de la maquinaria que desmarcada de la politiquería pretende la primera curul municipal.

Junto en las encuestas tenemos a un joven pastor protestante que, apalancado por la estructura religiosa de su papá Pastor, ha luchado incansablemente por los jóvenes bumangueses, a brazo partido y con destreza política ha sabido calar en las comunidades menos favorecidas, logrando la mayor votación conocida para un concejal bumangués, sin embargo y desafortunadamente pese a tener un discurso cierto y coherente, el hombre tiene mucho peso muerto encima, esto es, sectores de su mismo credo religioso le hacen grande oposición porque lo acusan junto con su organización religiosa de actividades extrañas con bienes pertenecientes al Movimiento Misionero Mundial a donde pertenecieron en antaño y de donde salieron en no muy buenos términos, pues tan malas son las relaciones actuales que hoy por hoy tales compañeros de credo y antiguos hermanos de milicia cristiana no se sonrojan en mal recomendar a este hombre que dice en nombre de Dios querer  hacer patria en nuestro municipio, eso de un lado, ahora del otro lado, encontramos que un vasto sector de la comunidad católica lo cataloga de protestante y con dificultad por esa razón logre sumar ese apoyo necesario para la meta a obtener, así el panorama, cual David, joven de la Biblia, este candidato deberá tomar algunas piedras del rio de la política y con una honda de habilidad electoral derribar el gigante Goliat que tiene por delante.

Ahora ultimo y no menos importante, se asoma la posible candidatura de Fredy Anaya, un exrepresentante a la Cámara quien curiosamente pasó de no ganar ninguna elección directamente a ser capaz de hacer elegir a su esposa como la representante más votada históricamente en Santander y en el partido liberal a nivel nacional; logró no despreciable que lo catapulta por encima de todas las opciones visibles, máxime cuando en los tabloides se lee la suma de nueve concejales citadinos a dicha pretensión y contando. Hábil personaje que pedalazo a pedalazo ha logrado todo en la vida, su amor y destreza por las rutas en bicicleta, solo es superado por su pasión y entrega a la gente, a la política, al trabajo arduo por las comunidades santandereanas y quienes lo conocen a viva voz gritan que el hombre es famoso por ser amigo de sus amigos, por hombre serio, hábil negociante, asiduo trabajador y fiel a sus compromisos.

Esta es parte de la baraja electoral que se presentara a las próximas contiendas democráticas en mi ciudad, yo sé ya por quien voy a votar, y está claro, al menos para mí, que no es necesariamente por aquellos que ahora si se rasgan las vestiduras por Santurbán, pero que en las manifestaciones recientes dejaron la ciudad vuelta un chiquero, las paredes empapeladas y contaminadas visualmente, quienes derriban cientos de árboles para la impresión de sus panfletos y papeletas en favor de la naturaleza, pero que no tienen coherencia entre lo que predican y aplican, me permito invitarlos a que hilen sus discursos con sus hechos tal como he podido percibir en ciertos candidatos ambientalistas serios, en conclusión, debemos elegir bien, debemos votar a conciencia, debemos saber votar, que no vuelva a pasar el estupro de las elecciones pasadas en donde más de 77.216 personas fueron deshonradas electoralmente, pues les prometieron para que sufragaran y metieran el tarjetón lógico, ético y estético y después que cumplieron por cuatro largos años los desconocieron.

Email: ronaldpicon@gmail.com

Facebook: Picon Sarmiento Ronald

Instagram: Ronaldpicon_

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password