En busca de una ciudad más sostenible

Por: Roberto Aponte/ Bucaramanga a pesar de ser una ciudad pequeña podría hablarse de esta como área metropolitana, la cual se encuentra en constante crecimiento, pero este debe darse de forma sostenible, ya que para poder mejorar la situación ambiental del planeta el primer punto de partida son las ciudades.

Actualmente el 76 por ciento de la población colombiana vive en zonas urbanas y la tendencia va en un aumento, además es un hecho de que generan un gran impacto ambiental, no solo externo, sino que una ciudad poco sostenible afecta directamente el bienestar de sus habitantes por la contaminación, estrés, desempleo e inseguridad entre otros factores.

Pero la sostenibilidad además del factor ambiental, también significa mantener un bienestar económico y social, para esto hay que tener en cuenta que una buena planificación urbanística puede traer beneficios económicos y a la salud de los habitantes. El componente social también aplica a factores como la seguridad y el empleo.

En el caso contrario una urbanización desenfrenada puede traer inconvenientes como creciente desarrollo de barrios marginales e insuficiencia en servicios básicos e infraestructura.

En la ciudad se están manifestando algunas problemáticas ambientales. Entre estas se podría mencionar la calidad del aire, ya que hay mucho material particulado proveniente de vehículos y chimeneas, para esto se plantea un control y vigilancia de estas fuentes, aunque consideraría más efectivo en cuanto a la regulación de los vehículos usar la menor cantidad de estos en las vías.

Para disminuir el exceso de tráfico es necesario lograr un buen sistema de urbanización, basado en el cuidado de los parques, la promoción de la cultura ciudadana, control y una fuerte normatividad ambiental. De esta forma se puede estimular un entorno más seguro que pueda permitir el uso de la bicicleta.

Bucaramanga no se siente como una ciudad centrada en un solo punto, sino que tiene una estructura ramificada la cual se refuerza en los municipios del área metropolitana. Por esto muchas zonas tienden a limitar con áreas verdes presentes en los límites de la ciudad.

También es necesario trabajar de la misma forma en los barrios o zonas periféricas, fortalecer ese sentido de identidad y pertenencia por parte de las comunidades.

Otro problema es la saturación del relleno sanitario conocido como El Carrasco, para eso tendría que planificarse un adecuado sistema de gestión de residuos en toda la ciudad, en el cual se tenga en cuenta la separación de los diferentes tipos de residuos: los residuos orgánicos, los residuos reciclables y los residuos que no pueden reutilizarse.

Actualmente existe la separación por canecas de colores, pero si crean camiones con cubículos o separadores para cada tipo de basura podría ser un gran paso para este tipo de sistema. Después los desechos orgánicos se pueden disponer para crear abono o descomponerse de esta forma se podría reducir bastante la carga contaminante, ya que un gran porcentaje de la basura proviene de restos de alimentos o de las verduras que se terminan descomponiendo en los supermercados. Se podría crear una empresa de transporte que recolecte los residuos orgánicos y los convierta en abono el cual se podría utilizar para la siembra o el cuidado de los árboles que están en la ciudad.

Aunque otra solución al problema de las basuras consiste en aplicar lo que se conoce como economía circular; sistema que busca el reaprovechamiento de los residuos y en el cual se deben tener en cuenta los siguientes procesos:

Primero, el diseño de productos con menor impacto ambiental, una forma de lograr esto sería fortaleciendo los productos locales y su consumo dentro de la ciudad. Esto también puede generar menores costos en las etapas de producción y distribución. Y luego los desechos se reparan, reutilizan o se reciclan. Estos son procesos que pueden complementarse con el sistema mencionado anteriormente.

Respecto a los residuos que no pueden reciclarse es necesario el uso de técnicas que permitan neutralizar la toxicidad de las basuras.

La mejor forma de crecer como ciudad es la implementación o innovación de nuevas tecnologías que permitan tener mejores indicadores ambientales. A fin de cuentas, gran parte del foco de contaminación se encuentran en la parte baja del área metropolitana cerca de Girón ya que hay se encuentra la zona industrial y además allí desembocan las aguas provenientes del sistema de alcantarillado. Gran parte de la solución de la problemática ambiental mundial está en la creación de ciudades sostenibles.

Facebook: robertojose.apontemunoz

Twitter @robustories

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password