Se debe comer con hambre

Por: Willington Arciniegas Jiménez/ Muchos crean burlas, otros expresan su falta de valentía al enfrentar retos alimenticios, programas de oración, encuentros con su pareja, diálogos con sus hijos y cubren esa escasez con regalos, una correa, un par de zapatos, una camisa, o muchas veces con una invitación a comer donde el único interesado es esa persona y el celular.

Cada porción, cada segundo de nuestro tiempo debe ser aprovechado, cada actividad así sea el mismo descanso físico es el respaldo inicial para terminar el día diciendo: “¡El día se aprovechó!”

Los viajes son solo momentos, experiencias y límites que transportan almas en busca de diversión y en busca de elevar nuestra imaginación a diferentes mundos que son necesarios y obligatorios para el desarrollo de nuestra vida. El verdadero camino es el que se lucha, es el que se prepara, se fortalece y sobre todo se proyecta.

Comprendí el valor de la tranquilidad, de la paz, del amor y sigo convencido que lo que mueve el planeta es la conexión que podemos desarrollar con nuestros compañeros de vida.

¿Pretendemos acaso encajar o pienso que la realidad del siglo XXI debe ser desencajar? Considero importante que nos hagamos este interrogante.

Lo intenso de todo es no poder canalizar cada movimiento o pensamiento de cada ser humano para entender que lo único importante es «la felicidad» y la felicidad no es nada más que diviértete con lo bueno y con lo malo; con tu pareja, o sin ella; con tu soltería o tu matrimonio; en conclusión entender que el termino es dedicado a perseverar, insistir y disfrutar y que lo más importante es esforzarse al máximo.

Muchos interpretamos que disfrutar de la vida es un enlace o conexión con bares, centros comerciales, fiestas, conociendo que el verdadero significado de la vida es dado por el esfuerzo continuo, la disciplina, el despertar de los sentidos, es ahí donde nacen las ideas, las oportunidades, y la investigación como negocio del siglo XXI.

El negocio del siglo XXI el Network Marketing, la sinceridad y la franqueza que el mundo ya cambio, es totalmente cierto, ya cambio. El mundo ya cambio, que es otro, que la tecnología tocó nuestros hogares; el rumbo de nuestra educación debe intensificar un proyecto de vida en cada uno de los hogares, donde la disciplina, la innovación, el emprendimiento van de la mano en los nuevos trabajos y en las nuevas actividades que hoy estamos ejerciendo.

Se agota el tiempo de varias profesiones… Profesiones que han llevado a la construcción de una ciudad, de unas políticas que han forjado el inicio de los tiempos para varias regiones, hoy por hoy, son profesiones en tiempo de defunción, donde las alianzas estratégicas, la globalización y la conexión de todos como consumidores de bienes y servicios con transnacionales es el pedir de boca de cada amanecer.

Productos de alta calidad, productos emblemáticos, trazabilidad y exactitud en la entrega son los pilares actuales para ejercer y emprender el negocio del siglo XXI.  Los altos impuestos, los altos costos de personal, los arriendos, y diferentes costos fijos son los que no han permitido avanzar en negocios tradicionales, es ahí donde observamos locales libres dispuestos a arriendos con tarifas negociables con tal que el inversionista no pierda un día de oportunidad.

A raíz de situaciones como estas y en base a investigaciones propias que debemos tener en cuenta se levanta propuestas de negocios donde las inversiones iniciales son mínimas y nos permiten iniciar un proyecto de vida con todo el respaldo de multinacionales que han invertido capitales extensos para lograr posicionar su marca en diferentes lugares del mundo.

Deseo invitarlos a tomar decisiones basándose en la investigación, en el desarrollo y en el análisis de pilares claves como es el bienestar y la prosperidad.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password