Equidad de género para las mujeres en nuestro Santander

Por: Paola Guarín/ Una de las herencias invaluables que nos dejó el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos en lo que respecta a la equidad de género para las mujeres, fue la construcción de la “Política Pública Nacional de Equidad de género para las Mujeres y el Plan Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia”, el  cual se estableció en el Plan Nacional de Desarrollo y que en la actualidad se traduce en la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer según su marco legislativo contemplado en el Decreto 672 de 26 de abril de 2017 articulo 20.

Como principal reto para el nuevo Congreso de la República y en especial para el Nuevo Plan de Desarrollo es la materialización y hechos concretos con voluntad política, en  presupuestos reales para implementar programas con enfoque de género (con inversión considerable) para poder pasar del papel a la realidad y así reducir la brecha de inequidad que tanto agobia a nuestra sociedad, traducida en altos índices de hechos punitivos como los feminicidios, violencia intrafamiliar, entre otros.

Hemos avanzado como país en lo que concierne a progresos significativos para la igualdad de género y los derechos de las mujeres. Sin embargo es claro que pese a los esfuerzos aunados, han sido insuficientes y demasiado lentos: Todavía tenemos 20 puntos porcentuales menos que los hombres en participación laboral, cinco puntos más de desempleo, brindando el doble del tiempo a la economía del cuidado y así aún son muy pocas las que ocupan cargos de dirección en el sector económico y cargos públicos.

Si nos enfocamos en la participación política de la mujer, es muy fácil evidenciar, que a nivel departamental -cuya independencia paradójicamente en el contexto histórico ha sido liderado por mujeres, es fácil concluir que en la actualidad los altos cargos a nivel directo en la región son ejercidos por hombres y solo un escaso porcentaje, es liderado por mujeres. Esta brecha de notorio reconocimiento, deja entrever la sana necesidad de tomar acciones donde se materialice la voluntad política y se tomen medidas  necesarias para la aplicación y buen desarrollo de la política de asuntos de género en nuestra región.

Soñar no cuesta nada y sería recibido con beneplácito social contar con más representación de mujeres que lideren diferentes entidades regionales como el ministerio público, entidades de control y por qué no en la administración de justicia entre otros, enviando así un mensaje de inclusión y verdadera equidad visible, en una región donde a hoy representa las tasas más altas de violencia a mujeres de todos los rangos sociales. Así mismo sería un acto de ecuanimidad, si en nuestras próximas elecciones territoriales, contáramos con  alcaldesas en el departamento, especialmente en municipios como Bucaramanga, Girón, Floridablanca y Piedecuesta, liderando la gobernanza municipal con verdadero tejido social y gobernabilidad e inclusión.

Pese a la existencia de leyes como la 1496 de 2011 la cual tiene como objeto  garantizar la igualdad salarial y de cualquier forma de retribución laboral entre mujeres y fijar mecanismos que permitan que dicha igualdad sea real y efectiva tanto en el sector público como en el privado; es rotundamente necesario, pasar del papel a la realidad. Establecer mecanismos más eficientes para erradicar la desigualdad es un tarea titánica y comprendemos el grado de dificultad, pues de nada sirve tener buenas intenciones, si el contexto real indica una cosa diferente, toda vez que en los últimos años, se han disparado especialmente en nuestra región los actos de violencia contra las mujeres y el poco protagonismo de la mujer en liderazgo político es algo similar o más crítico que una minoría.

En la actualidad es difícil estimar desempleo para mujeres y hombres, cuántos de ‘Ser pilo paga’ son hombres y cuántos son mujeres, no hay datos desagregados de mujeres rurales en nuestro Departamento que son en una misma un mundo de diversidad (afro, indígenas, etc.).

Parte del esfuerzo por la equidad de género también está el saber bien lo cuantitativo porque eso nos permite no solo registrar sino tomar decisiones y medidas puntuales.

Correo: paolaguarin1985@gmail.com

Twitter: @Bupagu

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password