Los movimientos oscuros detrás del proceso penal contra ‘Lucho’ Bohórquez

En un proceso penal catalogado por expertos como persecución política y enfrentado a un vencimiento de términos que la justicia se niega a reconocer, el exalcalde de Bucaramanga, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, se ha convertido una clara víctima de las retaliaciones y las ansias de poder.

‘Lucho’ y su familia han tenido que soportar en carne propia los vacíos de la justicia, los testimonios amañados de quienes se han declarado testigos en el proceso y una desenfrenada persecución de su sucesor, el actual alcalde Rodolfo Hernández y de un grupo de políticos que se aliaron para sacarlo del escenario electoral.

De no haber sido vinculado de manera irregular en el caso de la Iglesia Manantial de Amor, Bohórquez Pedraza tendría hoy la primera opción para aspirar a la gobernación de Santander y su carta de presentación sería el resultado de su gestión, la misma que le permitió –además de grandes avances sociales y de infraestructura física- una armonía política en la ciudad.

La construcción de embalse de Bucaramanga y sus obras anexas, la creación del fondo local de emergencias, la construcción y adecuación de la pretroncal de Real de Minas, la renovación de 200 hectáreas de cacao tradicional en las veredas cacaoteras y 200 hectáreas de café en las veredas caficultoras, la terminación del viaducto de la carrera novena, la terminación de la construcción del intercambiador vial Neomundo, el desarrollo del proyecto integral de Desarrollo Urbano La Inmaculada, el estudio de viabilidad del proyecto de renovación urbana Parque Comunero; entre otros cientos de inversiones, dejaron en alto el índice de cumplimiento del Plan de Desarrollo.

El exmandatario liberal es hoy el chivo expiatorio de un sistema judicial acorralado por la corrupción y de una clase política bumanguesa que es dominada por el odio, generando una polarización que le ha impedido a la ciudad alcanzar su desarrollo.

Retaliaciones políticas

Cuando ‘Lucho’ Bohórquez ganó la alcaldía de Bucaramanga, lo hizo con una apabullante votación. El 31 de octubre de 2011 alcanzó 120.670 votos (52,83%), muy por encima de la alcanzada por su sucesor cuatro años después, Hernández Suárez, quien solo obtuvo 77.238 tarjetones (28,83%).

Esas cifras alcanzadas por ‘Lucho’ le permitieron hacer una administración incluyente, donde fueron invitadas las demás fuerzas políticas de la región. Su gobierno –contrario a los que sucede en la actualidad- tuvo un alto respecto por los actores políticos y especialmente por sus representantes en el Concejo.

Con sus estrategias de solucionar los graves problemas de Bucaramanga, Bohórquez alcanzó las mejores cifras en materia de inversión social. Programas de vivienda, de atención a la población vulnerable, fortalecimiento de la educación pública y la recuperación de la salud; convirtieron ese cuatrienio en el más productivo para los ciudadanos.

El entonces alcalde, quien debió atender los problemas aplazados de 20 años atrás, como la recuperación del espacio público –modelo a nivel nacional- y el reordenamiento territorial –que permitieron la defensa de los cerros orientales- le originaron poderosos enemigos empresarios y de los medios de comunicación, los mismos que hoy quieren desaparecerlo del panorama político.

Entre esos autodeclarados enemigos de Luis Francisco, quienes durante mucho tiempo hacían lo que querían con el ecosistema local para levantar sus grandes edificaciones habitacionales, está el hombre fuerte de HG Constructora, Rodolfo Hernández, quien al llegar al poder municipal anunció públicamente que no descansaría hasta ver en la cárcel a su antecesor.

Aunque la Administración actual ha intentado borrar el legado de ‘Lucho’, aún las comunidades menos favorecidas recuerdan los esfuerzos de su gobierno para atender sus grandes necesidades.

La adquisición de tres CAI móviles, de una  unidad móvil interactiva; la creación del Observatorio del Delito, Violencia y Convivencia; la creación y mantenimiento en marcha de la primera escuela de seguridad ciudadana; la consecución ante el Gobierno Nacional de recursos para el diseño y construcción de un Centro de Convenciones de Bucaramanga; la creación e implementación del primer observatorio social y económico; el sostenimiento del observatorio del empleo y la creación del observatorio de asuntos de género; hicieron parte de su excelente gestión.

Un proceso con muchas dudas

Luis Francisco Bohórquez fue capturado el 24 de noviembre de 2017 por el caso ‘Manantial de Amor’, en el que la Fiscalía ha mostrado extrañas equivocaciones. Fue acusado porque supuestamente personas cercanas a él y familiares suyos constituyeron antes de su posesión en el cargo, cinco sociedades con las que lograron hacerse a contratos por $15 mil millones.

Los reiterados desaciertos del ente acusador llevaron también a vincular a Clemente León Olaya, exsecretario de Infraestructura de Bucaramanga; Uriel Ávila Méndez, Oscar Mauricio Benavidez Toloza, Diana Isabel Murillo Vega, Gloria Azucena Durán Valderrama y Uriel Enrique Parra, quienes por falta de evidencia sólida ya están en libertad.

Uno de los testimonios que vincula a Bohórquez con el sonado caso de ‘Manantial de Amor’ es el de Jorge Enrique Rueda Forero, quien pasó de ser su Secretario Administrativo a aliado de Hernández Suárez.

Rueda Forero, en pago por echar de cabeza a Luis Francisco, fue nombrado por Rodolfo como director de la Caja de Previsión Social Municipal de Bucaramanga (CPSMB) y hace unos días –por decisión del alcalde- fue nombrado Secretario Administrativo. Hoy, por lo que ha revelado, se ha convertido en la pieza clave en el proceso penal.

La alianza Hernández-Rueda tiene como objetivo claro el de acabar políticamente con Luis Francisco Bohórquez, en una estrategia bien elaborada y para lo cual llevan de ‘gancho ciego’ a la Fiscalía.

Pese a los esfuerzos por debajo de la mesa del Mandatario Local para enlodar a su antecesor, la opinión pública aún tiene en la retina los esfuerzos de ese gobierno en la implementación de la escuela de formación ciudadana; la legalización de ocho asentamientos humanos; el establecimiento de tres puntos Vive Digital; cinco corredores digitales (WIFI, Internet Social) y la terminación de la construcción del Parque Extremo de Bucaramanga.

Contrario a la Administración anterior, poco o nada ha podido mostrar el alcalde actual, que solo ha estado dedicado a generar odio y división en lo corrido de su periodo.

¿Cortina de humo?

Una vez comience el juicio del caso ‘Manantial de Amor’ también se conocerán los detalles de la defensa de Luis Francisco Bohórquez, los cuales giran en torno a que éste, ni constituyó su puestas sociedades alrededor de la iglesia ni mucho menos hacía parte de esta congregación, como lo han querido hacer ver algunos medios de comunicación.

Lo que sí ha quedado en evidencia es que Bohórquez ha sido el ‘chivo expiatorio’ de Rodolfo Hernández, que a través de su estrategia bien planeada de denunciar la supuesta corrupción en la Administración Local, ha intentado –a través de su familia y socios cercanos- hacerse a los más grandes contratos, una cortina de humo que hasta la fecha le ha dado grandes dividendos.

La delincuencial tarea del alcalde Hernández le ha permitido desviar la atención de la opinión pública de lo realmente grave, como el negociado de Vitalogic y las dos docenas de investigaciones, entre disciplinarias y penales en su contra.

Contrario a eso, ‘Lucho’ le dejó a Hernández proyectos en ejecución como la actualización e implementación del Plan de Gestión de Residuos Sólidos (Pgirs); el Intercambiador carrera 27 con avenida quebrada seca; el Intercambiador carrera 15 con avenida Quebrada Seca; el Parque Quebrada La Iglesia; la construcción un centro de desarrollo infantil para ampliar la cobertura a la primera infancia; la formulación de la política pública de adulto mayor y la dotación de 24 centros de salud para cumplir estándares de habilitación.

Mientras Rodolfo, con su mano derecha, se hace al fervor popular de los ciudadanos engañando y proponiéndose como el adalid de la lucha anticorrupción; con su mano izquierda le mete la mano al presupuesto municipal. Al menos eso refleja su prontuario judicial.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password