¿Que nos queda hoy en Bucaramanga?

Por: Ronald Picón Sarmiento/ El panorama que se vislumbra actualmente sobre la capital santandereana es caótico, dejamos parcial y temporalmente de ser la ciudad bonita y limpia de Colombia, para convertirnos en espectadores inertes de sensacionalistas, ridículas y vanas contiendas politiqueras entre el yermo, senil e inane burgomaestre y un Cabildo seco, descuadernado y sin identidad política que no logró ejercer coherente y contundentemente control político a la administración municipal, salvo la histórica, y sin precedentes nacionales, moción de censura de la otrora Secretaria de Hacienda Municipal, Olga Chacón, quien atizada, -para no decir determinada-, por su Jefe inmediato, se extralimitó en sus funciones al recaudar el impuesto de industria y Comercio a los profesionales libres, sin contar con el permiso previo del ente edilicio.

En Bucaramanga tenemos un célebre alcalde que vocifera sin control y sin pruebas actos de corrupción que desde luego no puede demostrar, pues a todas luces se trata de estrategias comunicacionales basadas en discursos placebos que son inflados por sus asesores argentinos, quienes desconocen la realidad local y han logrado, además de inflar con mentiras su rating de populismo social, que se tenga que tragar sus palabras nuevamente por vía de las acciones de tutela, que han impetrado actores regionales, tal como es el caso con Freddy Anaya, Édgar Suárez y el Sub Contralor Municipal, Rolando Noriega, entre otros.

De estos tres años de administración para nada fundadas en la lógica, ética y estética, nos quedan 40 mil cartas cheques sin cumplir, 40 mil viviendas en el aire, 40 mil familias traicionadas, 40 mil hogares aun pagando arriendo, 40 mil corazones rotos, 40 mil posibles estafas, 40 mil ilusiones rotas, 40 mil y muchos votos más perdidos de personas que creyeron que el ingeniero y constructor les haría realidad su sueño, pero que hoy saben sin duda alguna que fueron timados por un politiquero más; ojala esas cartas cheques se pudieran ejecutar judicialmente para exigir el cumplimiento de las mismas, pero me conformaría al menos si la gente en masa se animara a denunciar un presunto constreñimiento al elector, pero eso será tema para otra oportunidad.

En este caldo de cultivo y para más ñapa queda un concejal “arepiao la jeta”, por la incultura e intransigencia de un alcalde adulto mayor que solo ha dado muestras de ser casi un negrero esclavista, que no sabe tratar a la gente, sino que la mira con desprecio y que está acostumbrado a que todo se haga como él dice, donde él dice y a la hora que él dice, tal cual un dictador venezolano.

Como si fuera poco tenemos el caso de la Dra. Lida Marcela Salazar ex Secretaria Administrativa que fuera declarada insubsistente pese a haber sido fiel a todos los caprichos de Rodolfo y que había sido una de sus empleadas de confianza en la empresa privada, pero como seguramente no satisfizo un pequeño capricho del mandatario salió del llavero al ostracismo, tal cual como le sucediera a Germán Torres, exdirector de Tránsito, quien, según él mismo informó, se negó a celebrar un contrato sin el lleno de los requisitos legales que le ordenaba el Mandatario local.

Dentro de este balance está el célebre José Manuel Barrera Arias, Director de la EMAB quien fuera retirado del Cargo por la Contraloría Municipal en uso de su facultad y competencia Constitucional de Verdad Sabida y Buena Fe guardada, gracias al infame escándalo de corrupción local más grande que nos queda en la historia de Bucaramanga el cual supera con creces las coimas de Odebrecht y que involucra al hijo y a la esposa del Alcalde Rodolfo Hernandez, por un corretaje notariado de más de 100 millones de dólares en el presunto negociado de las basuras en Bucaramanga dentro del afamado caso Vitalogic; caso que definitivamente tiene mucha más tela por cortar.

El saldo para nuestro terruño es nefasto, pues hoy hay casi más candidatos a la alcaldía municipal que venezolanos en los semáforos, después de estos tres años largos de “Rodolfismo”, por alguna razón, algún no sé qué, no sé cómo, de repente todos quieren y creen que pueden ser alcaldes, los concejales anuncian su retirada en bandadas para ir a lidiar en otras latitudes electorales, porque como dicen algunos en los sentaderos o “tintiaderos” del centro, “el viejo los tiene reventados”; como sea, jamás habíamos tenido tan nutrido ramillete de opciones, ni tanta incertidumbre sobre lo por venir el próximo 27 de octubre en las elecciones regionales.

Ahora bien, si por el escenario político llueve por lo social no escampa en Bucaramanga, pues leemos diariamente un aumento en los embarazos de adolescentes, en la inseguridad, en la drogadicción, en la polución y contaminación auditiva y ambiental, se han disparado los actos de intolerancia y violencia, no se han controlado, ni tratado efectivamente a los migrantes venezolanos y sus necesidades básicas, en fin, tenemos ausencia total de autoridad y demostraciones rampantes de autoritarismo.

A los bumangueses nos queda entonces un alcalde dos veces suspendido y el más investigado del país, un concejal “arepiado la jeta”, un concejo desbocado y sin norte alguno, una ciudad enmarañada entre la pobreza y la inseguridad, una ausencia total de identidad política local, un descontrolado número de candidatos a la alcaldía municipal, una cantidad desmedida de venezolanos que nadie sabe realmente que están haciendo por acá, muchas niñas adolescentes en embarazo, calles por doquier destrozadas, ausencia total de avance y desarrollo urbanístico, ollas podridas de corrupción como el caso Vitalogic sin aclarar, Secretarias administrativas y Directores de Transito que fueron fieles pero hoy están “enchicharronados” y declarados insubsistentes por razones que habrá que revisar, un ex alcalde preso y un no saber qué va a suceder las próximas contiendas electorales.

Con todo esto y otras cosas más, la verdad ya no nos queda ni las ganas de estar acá, de seguir así las cosas en mi ciudad, Dios nos guarde de que en las próximas elecciones no se elija un “Maduro local” porque otros cuatro años más así y los bumangueses cual venezolanos vamos a tener que salir a caminar lejos de aquí.

Twitter: @piconsarmiento

Facebook: Picon Sarmiento Ronald

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password