Nos estamos hundiendo en la cultura de los antivalores

Por: Carmen Elisa Balaguera Reyes/ Dicen que ‘recordar es vivir’ una frase que nos permite hacer un paralelo de lo que vivimos en nuestra niñez y juventud. Antiguamente los negocios se hacían con el valor de la palabra, la virtud del cumplimiento de la misma era lo que permitía tener una vida en paz y en tranquilidad, los principios que se manifestaban en cualidades y desarrollaban un buen vivir.

Hoy en día nos rigen los antivalores, son los que presiden lo que no es socialmente correcto, lo vivimos en el día a día; ya no hay respeto a nuestra identidad, a nuestros mayores, a nuestros maestros, es un cúmulo de odio y de actitudes negativas frente a las pautas convenidas socialmente como positivas que posibilitan el bien común, donde se privilegian los impulsos negativos, se colocan por encima de cualquier cosa los intereses particulares y otras acciones que no enriquecen al ser humano.

No quiero posar aquí de perfecta, pero alguien debe decir lo que se está viviendo y no es bueno, no interesa pasar como una voz en el desierto. “Ya el buen ejemplo no cunde” como decían nuestros antepasados. Es lo antiético lo que está de moda, serlo es lo que vale. Son muchos los males los que nos agobian todo el cuerpo social ya que se está viendo inmerso en esta pandemia.

Un claro ejemplo lo vivimos con los desacertados comentarios y burlas hechas al profesor Antanas Mockus  cuando acompaño a quienes forman parte de la oposición, esto me hizo considerar que se ha llegado a un punto en que la discriminación, el egoísmo, la enemistad, la ignorancia, la intolerancia, la imprudencia, el irrespeto y la soberbia, campearon a la hora de pronunciarse, no frente a ese nuevo mecanismo de la réplica del estatuto de la oposición, sino a una persona que vive una enfermedad. Varios fueron los comentarios que se hicieron virales uno de ellos lo protagonizó el exsacerdote Alberto Linero, corresponsal de Blu Radio.

Otro que también se destacó fue el de Claudia López “Nuestro Profe @AntanasMockus es una inspiración y ejemplo de vida académica, ciudadana y pública. Ya quisieran los que se burlan de él con saña darle a los tobillos de su grandeza humana. Larga vida para nuestro Profe! #MockusSeRespeta

Pero qué decir de los grupos de WhatsApp que tienen como objetivo burlar a las autoridades y a la ley y a los cuales es muy fácil seguir como “Repórtense, cuídense, ojo pelado que hay retén en las vías”, donde se escuchan como es de fácil no pasar por retenes ya que se tiene que cumplir con el pico y placa, o se carece de los documentos reglamentarios para la conducción y no disponen para ello.

Aún más grave es lo que tiene que ver con la política que es la ciencia más completa de la sociedad pues se ocupa de las actividades de personas libres, resolviendo los problemas que plantea la convivencia colectiva y ofreciendo beneficio a todos los ciudadanos para que todos los sistemas funcionen beneficiándolos.

Pero hoy los delitos contra la administración pública se han vuelto el pan de cada día, aprender a vivir con ellos se nos ha vuelto insoportable y más aun escuchando que para las próximas elecciones no van a ser los mejores hombres y mujeres de nuestra sociedad, quienes regirán nuestros destinos exceptuando algunos casos, sino que se preparan para vendernos nuevamente  a candidatos incursos en demandas, procesos, destituciones, inhabilidades, incompatibilidades, entre muchos otros.

Para nadie es un secreto que aplicar la ética es la responsabilidad de ejercer con aplomo principios, valores y virtudes lo aprendido en casa, en familia, en los centros educativos, no seguir siendo ejemplo de lo malo, pues se dice una cosa, se hace otra.

Se ha instalado entre la sociedad de dirigentes y dirigidos una indolencia, la ley del atajo, del más fuerte, los antivalores que merodean todo el cuerpo social.

Necesitamos volver a rescatar nuestra vida de la corruptela y de la impunidad a través de la coherencia, el buen ejemplo, la virtud del servicio sin trampas ni triquiñuelas.

La responsabilidad de la clase dirigente es grande, y el compromiso de elegir bien también, para que la corrupción y la chabacanería no cundan y acaben con la una sociedad donde el bienestar de todos esté por encima de unos pocos.

Correo: celisabreyes2008@hotmail.com

Twitter: @celisabalaguera

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password