La JEP ordenó la libertad condicional de alias ‘Sonia’, exguerrillera de las Farc

La Sala de Amnistía o Indulto de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) otorgó este lunes la libertad condicionada a la exintegrante de las Farc Omaira Rojas Cabrera, alias Sonia, “sin perjuicio de que sea requerida por otra autoridad judicial”.

‘Sonia’, quien también es conocida como Anayibe Rojas Valderrama u Omaira Rojas Cabrera y quien había sido condenada en el 2007 en una corte de Washington por cargos de drogas, tendrá que cumplir los requisitos bajo los cuales la JEP otorga la libertad condicionada a las personas que se acogen a esa justicia de paz.Rojas Cabrera estaba en la cárcel El Buen Pastor, en Bogotá, de donde salió este lunes y donde estaba recluida desde el 2018.

En la decisión, la JEP encontró que las conductas en las que se vio involucrada ‘Sonia’ cumplen con el requisito material, debido a que están relacionadas con el conflicto, y con el requisito temporal de haberse cometido antes del 1° de diciembre, de 2016, fecha en entró en vigencia el acuerdo de paz con las Farc.

‘Sonia’ pasó 13 años detenida por narcotráfico en Estados Unidos y al regresar al país, el 25 septiembre del año pasado, fue capturada nuevamente por las autoridades para que respondiera por la condena que le había sido impuesta de 206 meses de prisión por tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado y utilización ilícita de equipos transmisores o receptores.

La petición de libertad la presentó su defensa el 3 de octubre, tras firmar un acta de compromiso con el sistema integral de reparación a las víctimas que contempló el acuerdo de paz.

En cuanto a requisito personal para acceder a este beneficio, la JEP encontró que las Farc acreditaron a la exguerrillera como una de las personas acogidas al proceso de paz. Con lo cual, en el marco de la justicia transicional, deberá suscribir un Acta de Régimen de Condicionalidad, donde se encuentran los requisitos que debe cumplir so pena de volver a ser detenida.

Además, a ‘Sonia’ se le impide salir del país sin previa autorización de la JEP y la exguerrillera se compromete informar cualquier cambio de residencia, a comparecer las veces que sea requerida por esa justicia, a abstenerse de volver a delinquir y a ponerse a disposición de la Comisión de la Verdad y de la Unidad de Búsqueda de las Personas Dadas por Desaparecidas, entre otras obligaciones.

A pesar de estar libre, la decisión de la JEP no define la situación jurídica de la compareciente, pues no es una amnistía ni un indulto sino una libertad condicional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password