¡Soy tibio!

Por: Ricardo Soto Gómez/ Hace unos días por medio de una reconocida red social se hizo viral una afirmación del excandidato presidencial Sergio Fajardo a quien cito: “Amigas y amigos, a esta hora, 3:38 am, un poco desvelado por circunstancias particulares, entro a nuestro equipo, yo soy, que duda queda, del #TeamDeLosTibios”. Rápidamente se hizo viral el comentario del profesor y levantó todo tipo de comentarios.

Personalmente me siento atraído por esta postura ya que estoy cansado de los extremos, sin contar el daño que le han ocasionado al país desde tiempos inmemorables cuando la guerra de partidos dejaba victimas mortales en nuestro país, de esta mismo forma si retomamos la actualidad y traemos a apelación las noticias que más han impactado el ambiente político de la capital santandereana en los últimos meses es imposible evadir el tema Rodolfo Hernández para el cual he decidido declarar abiertamente que me considero parte del #teamdelostibios, ya que, aunque no comparto la gran mayoría de sus iniciativas, que por cierto no son muchas, tampoco estoy del lado de los concejales bumangueses que sin cuotas burocráticas no coadministran como debiera hacerlo en nuestra ciudad.

Esta guerra política por la administración de Bucaramanga está desviando la mirada de una ciudad que afronta algunas problemáticas de cuidado, como por ejemplo la reciente alza del impuesto predial (con incrementos del 60% en adelante) tema en el cual no sabemos cuál va a ser la postura del Concejo ya que durante estos tres años han demostrado que no son para nada objetivos desde ningún punto de vista. Así mismo, la continua llegada de ciudadanos venezolanos a la Ciudad Bonita genera preocupación en todos los habitantes y opiniones divididas sobre las acciones que se deben tomar, pero sin importar lo que la comunidad exprese no vemos acciones de ningún tipo por parte de la administración para frenar este fenómeno.

Todo esto nos está dejando un show mediático constante y un gobierno poco propositivo, una alcaldía desgastada y un Concejo deslegitimado por parte de la ciudadanía.

Y es que hay que decirlo, la mayoría de los concejales no quieren nuestra ciudad, solo les interesa su propio interés de poder, el beneficio personal y no comunal. Para ellos nuestra ciudad no es más que un objeto al cual poder sacarle frutos o del cual pagar favores.

Y aunque en las redes sociales encontramos personas defendiendo o atacando todos los actos de Hernández, sin importar si son positivos o negativos, me alegra decir que en las calles encontramos mucha gente con postura central, tibia, que sabe que el camino es otro, ciudadanos que aplauden lo de exhortar y critican lo reprobable.

Debo decir que el alcalde en su administración nos deja una politiquería desgastada y con muchas fracturas para las elecciones de este año, generándonos un buen panorama para el recambio político de nuestra ciudad. Tanto que ahora hasta prioriza dar entrevistas para cadenas internacionales ‘sacandole jugo’ al incidente con el concejal Claro.

En las próximas elecciones hay que cambiar esa politiquería por ciudadanos con ansias de contribuir, hay que derrotar a los políticos sin caer en posiciones radicales, que los próximos administradores de Bucaramanga se articulen para trabajar por la ciudad, que entiendan que los elegimos para avanzar como sociedad, que les pedimos más respeto hacia la ciudadanía y que deseamos una mejor Bucaramanga.

Es tiempo de cambiar y que entre todos “hagamos que suceda”.

Twitter: @ricardosotogom

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password