Año nuevo, concejales nuevos

Por: Lenin E. Pabón/ “Dame seis horas para talar un árbol y pasaré las primeras cuatro horas afilando el hacha”: Abraham Lincoln.

Bucaramanga es una ciudad capital que tiene una economía sólida con una tasa de desempleo que la ubica como tercera a nivel nacional. También, la capital santandereana ocupó en años pasados el primer lugar en la lista de las 48 capitales de Latinoamérica que están registradas dentro del programa “Ciudades Sostenibles y Competitivas’, ranking elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Financiera de Desarrollo Territorial.

Tenemos un buen vividero como dicen por ahí, pero no todo es color de rosa, Bucaramanga cuenta con una informalidad alta, llegan muchas personas de otras partes del país con conductas no propias de un buen ciudadano fomentando más inseguridad de la que ya tenemos, muchos se ocupan en el “mototaxismo” irrespetando semáforos, pares y andenes. Otros problemas, no menos importantes, es la invasión del espacio público, la cantidad de huecos en la vía y la falta de cultura ciudadana.

La administración de gobierno cuenta dentro de su estructura con un concejo municipal conformado por 19 corporados la mayoría de origen liberal. Los concejales cumplen una función de control político y para que debatan iniciativas que favorezcan la población en general. El concejal tiene como función, la promoción del desarrollo del municipio dentro de diversas áreas (educación, cultura, sanidad, transportes, economía, hacienda, parques y jardines, obras públicas, urbanismo, etc.).

En estos tres años de gobierno hemos visto una disputa álgida entre la administración y parte del concejo municipal, la mayoría liberal junto a otros cabildantes se han opuesto a importantes iniciativas sociales más por cuestión politiquera que por motivos netamente jurídicos o causales administrativas que impidan su ejecución.

En este tire y afloje la que realmente ha perdido es la ciudad, perdemos los ciudadanos que queremos que la ciudad avance y sea ejemplo de oportunidades, crecimiento económico, calidad de vida y cultura ciudadana para el resto del país y el mundo.

La actuación de algunos concejales en sus funciones ha sido muy negativa sin evitar la caída de imagen que han sufrido y todo esto se debe a que el ingeniero les quitó dos cosas espurias referentes a la razón de ser de un concejal y estos son, los contratos y la burocracia además, del escarnio público que les hace pasar cada vez que hace su programa “Hable con el Alcalde” donde arrecia su discurso contra los corruptos y los politiqueros.

En los pasillos urbanos y suburbanos de Bucaramanga se oye decir que algunos concejales cobraban parte del sueldo a los que ingresaban a trabajar mediante Contrato de Prestación de Servicios, las diferentes convocatorias para contratistas iban amañadas y donde también, los corporados recibían su coima, con lo dicho anteriormente podemos deducir que así es la forma como se financiaban y se hacían reelegir.

Invito a toda la ciudadanía y en especial a mis lectores para que le demos la oportunidad a los liderazgos nuevos, que votemos por personas íntegras sin importar la edad, revisemos hojas de vida y trayectoria al servicio de la comunidad.

Twitter: @PABONLENIN       

Facebook: Lenin Pabon

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password