La proliferación de los candidatos NN en las elecciones 2019

Por: Yamil Cure Ruiz/ En momentos que se está finalizando el tracking (I), uno que las firmas encuestadoras están realizando para medir los precandidatos básicamente a gobernaciones y capitales de departamento, he tenido acceso a los datos y he logrado verificar que en todas partes del país, en las grillas, se están postulando para estos cargos de elección popular candidatos NN, que en resumen, son aspirantes que algunos casos más del 90% de las personas de la comunidad que piensan representar no los conocen y que también en su mayoría tienen cero historia política o que son, inclusive, difíciles de reconocer  por los círculos del poder de las ciudades capitales. Además que en su mayoría son menores de 38 años, muy preparados en lo académico, pero con poca experiencia en lo público.

La historia de los candidatos NN inicia precisamente con nuestro actual Presidente Iván Duque, quien hace un año solo contaba con el 4.8% de la intención de voto y solo el 17% del país lo conocía. Para lograr la victoria, Duque siguió una bitácora estratégica que es lo mismo que deben hacer los precandidatos a la alcaldía y gobernación para ganar la elecciones de octubre de 2019, lógico  dependiendo del  perfil de cada cual y de la circunstancias dinámicas  de cada coyuntura regional.

Para el caso de Duque, en el orden de incidencia para su votación de 7.569.693 votos de la primera vuelta fue:

1- La geografía de bisagras electorales (II); históricamente la presidencia se ganaba con la geografía Bogotá – Costa Atlántica y/o Bogotá – zona paisa (Antioquia y eje cafetero). Duque hizo una excelente estrategia con campaña en tierra que le permitió ganar la presidencia con la combinación zona paisa – “pepeo” poblaciones de segundo nivel del país.

2- La trazabilidad de la opinión (III) con el voto útil y voto castigo. El voto útil, presentándose como ganador y como el único que podría derrotar la izquierda y voto de castigo pues, su principal competidor Gustavo Petro era el ganador de la pregunta: ¿Usted por quién jamás votaría?, obteniendo resultados favorables con una campaña en fuego y aire.

3- La transferencia (IV) o endoso de un líder como Álvaro Uribe que le significó tres de cada 10 votos obtenidos en primera vuelta surtiendo una campaña proyectiva en agua.

Con estos antecedentes y con la asesoría de acertada, un candidato NN tiene altas probabilidades de ser electo. En la grilla para la alcaldía de Bucaramanga seis de los 14 precandidatos tienen el perfil NN, unos realmente ni marcan en los diferentes rankings de indicadores por su absoluto desconocimiento en los habitantes de la ciudad. Pero tienen altas probabilidad pues pueden hacer conversión raster, y como no tienen historia política se pueden “vender” como candidatos que nada tienen que ver con la clase política tradicional e independientes, cosa que es el producto que los votantes ansían con vehemencia, inclusive el votante promedio de opinión desea no ver ningún logo de un partido en el tarjetón. Prácticamente hoy ser político de carrera es un veto y tener un aval directo de un partido político es una lápida para un muerto viviente electoralmente hablando. Los candidatos NN lo saben y por eso su proliferación.

Los caminos para NN en esta carrera electoral, es vía la creación de movimientos, la recolección de firmas y la coalición es con un nombre de presentación a la comunidad novedoso (como la Lógica Ética y Estética del actual alcalde), estas son hoy las cartas ganadoras para que los partidos “aterricen” en esta candidatura que permitiría la victoria. Para la izquierda también aplica y ya hay nombres novedosos nada que ver con partidos como “Dignidad Santandereana” o “Alianza Santander”… La Coalición Colombia de Duque o la Colombia Humana de Petro dieron la batalla.

Pero infortunadamente los candidatos NN lo están haciendo mal, por lo menos en que respecta a las grillas de Gobernación de Santander y a la alcaldía de su capital. No tienen los datos raster para generar un modelo de campaña en tierra, no tiene estudios cualitativos para asociarlos a un tema de ciudad o departamento para su campaña en aire, no tiene los contactos para definir con quién van a conformar la coalición sin importar la forma de inscripción o de su movimiento, luego así, ¿qué líder les va a transferir votos en una campaña en agua? Y a pesar que muchos están esperando el “giño” de los grandes transferentes, desde Leónidas Gómez (el transferente mayor a hoy); pasando por los senadores y partidos de gobierno, oposición o independientes; terminando por el apoyo de migración electoral de los alcaldes y gobernador actuales.

Por último, no tienen planeado una estructura de trabajo para generar contenidos ante las coyunturas dinámicas que afectan la opinión, es decir, no tienen huestes de alfiles, opinadores, medios y periodistas que le permitan de manera gradual crecer en conocimiento y posicionamiento.

Entonces, ¿qué están haciendo los candidatos NN? Buscando a los amigos en reuniones inocuas que no son ni el 2% de la masa electoral y que son franja fija, creando contenidos audiovisuales para sus redes sociales, alineándose como críticos al gobernante actual que lo lleva a ser opositor, o como escudero de este para el giño transferente de algún líder, o visitando desesperadamente la secretaría de los partidos en Bogotá buscando los favores de fábricas de avales llamados partidos.

Como van, los candidatos NN empezarán su depuración en marzo, viendo que pescan en río revuelto y aquellos que tengan la capacidad de seguir esta carrera de resistencia electoral estarán supeditados a sufrir tentáculos de titiritero de los partidos o de los parlamentarios.

Los mejor organizados con muchas falencias pero al menos con un plan estratégico son los precandidatos para la Gobernación Emiro Arias (NN), quien ya tiene los datos geográficos para trabajar de afuera hacia adentro los pareto y las bisagras, cuenta con una agencia de marketing político que trabaja a nivel nacional, se ha medido con encuestas estructuradas y ya sabe el perfil de los temas a tratar y ha avanzado fuertemente con su transferente para ir diseñando su tasa de crecimiento en una línea tiempo de siete meses.

Otro organizado en la grilla de la alcaldía de Bucaramanga, es precandidato que ya salió de la denominación NN pues lleva otro tipo de velocidad misional y es ahora un precandidato formado pero empezó como NN y es Jaime Andrés Beltrán quien tiene una línea de trabajo en tierra, tiene claro cómo manejar el agua con clase política generando una estrategia para que lleguen a él y no de ir a ellos y lleva a una menor velocidad su campaña en aire y fuego que empezará (imagino), hacia mediados enero planificado para tener una tasa de crecimiento para mayo, mes que por calendario electoral se constituirán los avales de los partidos y las coaliciones para la presentación definitiva a la comunidad.

Los demás muy entusiasmados haciendo trabajos aislados con la comunidad, alistando los zapatos para recoger firmas y recorrer la ciudad esperando que su movimiento le permita inscribir su candidatura y lleguen los recursos líquidos, esperando las reglas de juego de selección de las candidaturas de los partidos y que las firmas encuestadoras sean financiadas por los medios y agencias o partidos de Bogotá para mostrar su relativa fortaleza y así ser ungidos… Qué mortalidad y qué peligro electoral. Porque entre más numerosa la grilla menos probabilidades tienen pues la migración de trasferencia del líder, se dispersa para varios no para uno y mientras tanto líneas como la izquierda y las maquinarias tradicionales, cobran mayor fortaleza.

Si los candidatos NN llegan a octubre con recursos líquidos se convierten en candidatos alternativos que podrían asumir la opinión en una grilla pequeña pero dispersa y sin más NN, de lo contrario todo terminará con Duque, Bolsonaro, López Obrador y Trujillo.

En Santander como en todo el país y el continente hay proliferación de candidatos NN, pero a hoy solo hay entusiastas no candidatos, son líneas e indicadores electorales no nombres formados en el votante, menos posicionados y sus menciones en los medios son más rumores o “sonajero” que verdaderos iniciadores de un proyecto político viable…

Hasta la próxima amigos de la politicomanía de Corrillos.

—-

(I)- Un tracking poll es una encuesta que se realiza de forma periódica con la intención de medir, de forma continua, cambios en la percepción de un universo de estudio y puede tener metodologías diferentes según el periodo, y características propias del universo a medir, entre otras cosas.

(II) Las Bisagras electorales son los nichos de votantes que están sitios diferentes donde el candidato contradictor tiene las mayorías siendo el diferencial que le da la victoria a quien las usa.

(III) La trazabilidad electoral consiste en promedio ponderado de los indicadores econométricos de las encuestas de una base de datos georreferenciada para determinar su viabilidad en una línea del tiempo.

(IV) La trasferencia de un líder cosiste en la capacidad de un candidato electo de endosar votos al candidato actual.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password