Zombies entre nosotros

Por: Valentina Acevedo/ “El consumismo tiene una fuerte raíz en la publicidad masiva y en la oferta bombardeante que nos crea falsas necesidades”: Enrique Rojas.

No es mentira que si nos fijamos en nosotros mismos tenemos algo de consumistas en algún aspecto. Los tiempos cambian, las personas van en constante evolución o retroceso, nuevas tendencias, nuevos enfoques para resaltar, nuevos productos, etc.

Enfoquémonos en la época de los grandes pensadores que solo podían resaltar por su pensamiento crítico hacia la vida, la política, la felicidad, el amor, la muerte, la espiritualidad y demás, siendo grandes oradores enseñándoles a sus discípulos a seguir trascendiendo sus ideologías. Grandes filósofos que han seguido constantes en la historia con sus frases célebres, un ejemplo de ellas es: “La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”, Aristóteles.

Cosa que ahora es muy diferente; los que ahora más destacan son el Boom perecedero, que van arrasando con todo a su paso al comienzo y luego cayendo como un ave que perdió sus alas. Donde la gente se destaca por ser el producto de una idea o vender ideas consumistas.

Uno se degrada y otro florece, así es ahora contemporáneamente. Las grandes industrias son como grandes maquinas cosechadoras del próximo hit del mes. Personas que vienen como un producto al mercado de las industrias, que parecen ser perfectos, listos para ser consumidos por la fama como si fuesen cigarrillos para luego deshacerse de ellos una vez terminado su periodo de utilidad. Siendo el personaje donde lo más probable es que sea reconocido por altos rumores que por su trabajo ya que es más fácil de digerir para la gente que le gusta vivir de los grandes escándalos.

Lo popular solo lleva a un sentido, a un cambio en las masas para generar ventas de una manera catastrófica. Somos zombies consumiendo todo lo que nuestros ojos ven, todo lo que sentimos y creemos necesario, a veces actuamos como zombies dependientes del consumo, de tener y tener más, donde nos dejamos influenciar por lo visual como la mejor opción.

El ser humano es consumidor pero debe tener bien definidos los límites de este, no sea que termine dejando de ver las cosas más importantes de la vida. Esto quiere que el público vea sus productos como algo que deja de ser un lujo a algo que debe ser necesario en su vida cotidiana, algo que necesita para poder pertenecer.

Consumismo… Un problema social, económico y político. Se podría decir que una de sus causas es la falta de identidad de cada una de las personas al no conocer sus necesidades esenciales intentando suplir la felicidad.

Hasta el consumismo se ha vuelto en algún tipo de cultura aprendida, simbólica, adaptante, siendo aceptado y compartido por la sociedad donde todos se comunican con los mismos términos tratando de encontrar algo que los pueda hacer sentir parte de un grupo y satisfechos.

Hay hasta fechas especiales para el consumismo de manera masiva, como lo es la navidad donde todos se disponen a dar su mejor pinta y sus mejores pesebres para estas celebridades donde en un tiempo todo eso se arrincona… A menos que usted deje el arbolito de navidad hasta que llegue el próximo diciembre, porque como ahora el año se está pasando tan rápido parece ser mejor tener la navidad siempre lista para festejarla

¿Cree usted que estamos evolucionando o involucionando? Depende de en qué nos vamos a estar fijando ¿no?

Se dice que es más fácil seguir la tendencia que tener su propia esencia, cuando no te la venden, tú la impones.

Twitter: @valentina2001a

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password