Video/ Personero de Bucaramanga habla sobre la ingobernabilidad en la ciudad

Aunque muchos dicen que el alcalde de Bucaramanga tiene un pie fuera de la alcaldía, producto de sus equivocadas decisiones y su comportamiento poco ejemplar como funcionario público, las investigaciones penales, disciplinarias y administrativas, poco han avanzado. Por lo menos así parece.

Tras un año de revelarse el escándalo de Vitalogic, que involucra al alcalde Rodolfo Hernández, a un hijo suyo y a su esposa, ningún ente de control ha emitido sentencia alguna. Ese silencio cómplice ha hecho que el mandatario se haya tomado más confianza, creyéndose que puede hacer lo que se le dé la gana. Con el tiempo sus desmanes han crecido, igual como los graves problemas de la ciudad.

Al interior de la Administración Local, poco o nada funciona. La inseguridad está disparada, el espacio público es un total caos, no hay atención a los problemas urgentes de las comunidades, la inversión es mínima. Esta falta de gobernabilidad la compensa el gobernante a punta de atacar a todo el mundo, contradictores e incluso a sus propios funcionarios, algo que ya se salió de control.

Además de despedir a trabajadores con fuero sindical, de denigrar contra toda la clase política, ahora, producto agarra a golpetazos a quienes no estén de acuerdo con él. Así le sucedió al Concejal John Jairo Claro Arévalo, quien fue abofeteado y luego insultado con las peores groserías, cuando éste le recriminó sobre su actuar en varias decisiones. Lo paradójico es que el concejal era de su cuerda política.

El panorama en Bucaramanga no puede ser peor. Y, aunque no es parte de su función gobernar, el Personero de Bucaramanga, Omar Ochoa Maldonado ha venido asumiendo el control de varias de las necesidades presentadas, para ello hace uso de la estrategia social, de la normatividad y de la defensa del ciudadano. Varios de los problemas de la ciudad, generados por el propio alcalde, han sido solucionados por este funcionario con hoja de vida de magistrado.

En Corrillos analizamos con el representante del único ente de control de Bucaramanga que ha intentado ponerle freno a las desacertadas decisiones administrativas en el gobierno local, el Personero Omar Alfonso Ochoa Maldonado. Con él, abordamos los temas sensibles, los que han venido afectado a la sociedad bumanguesa, producto de la ingobernabilidad que genera el alcalde Rodolfo Hernández Suárez.

Con el tratamos los difíciles temas de migración, espacio público, inseguridad, los desmanes de los hinchas del futbol, los escándalos de corrupción, la difícil situación laboral al interior de la alcaldía y de cómo avanzan los procesos disciplinarios en su despacho.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password