Bucaramanga: VIH y el debate político (II)

Por: Diego Ruiz Thorrens/ El día 03 de Agosto del presente año escribí para el portal Corrillos un artículo que titulé Bucaramanga: VIH y el debate político (I) dónde compartía que el día 28 de Julio en el Concejo de Bucaramanga había sido aprobado el Proyecto de Acuerdo 032 de 2018 dónde se definen los lineamientos para la construcción del Plan Local de Respuesta al VIH/Sida y otras “enfermedades” de transmisión sexual (nuevamente, menciono que el VIH no es una “enfermedad” sino una “infección” causada por un Virus) autoría del Concejal Wilson Manuel Mora.

Las dimensiones del Acuerdo son relevantes para toda la ciudad dado que el Acuerdo crea un súper puente entre la Alcaldía de Bucaramanga en representación de la Secretaría de Salud Municipal con las IPS (Instituciones Prestadoras de Salud) que trabajan con personas viviendo con VIH, las instituciones público/privadas (como algunas ONG’s) orientadas a la prevención y promoción en salud al igual que todas aquellas organizaciones de base comunitaria que efectúan jornadas, campañas y acciones de prevención de ITS y VIH/Sida.

Quiero insistir en las “acciones orientadas a fortalecer la reducción de la infección por virus de VIH/Sida para la ciudad la de Bucaramanga” como un aspecto sumamente vital: a pesar que nuestro departamento está conformado por un número total de 87 municipios, sólo en 5 de ellos se presentan más del 91%  de los casos de VIH de todo Santander. Bucaramanga se encuentra en ese “top” 5.

No obstante, en días pasados mis ilusiones frente a ese logro conseguido por el Concejal Mora en la presentación, sustentación y posterior aprobación del Acuerdo 032 de 2018 en el Concejo de Bucaramanga se fueron desvaneciendo casi a la misma velocidad de la emoción de su aprobación: el Ingeniero Hernández aún no asigna recursos para la funcionalidad del mismo.

Es decir, el Proyecto de Acuerdo 032 de 2018 dónde se define los lineamientos para la construcción del Plan Local de Respuesta al VIH/Sida y otras “enfermedades” de transmisión sexual podría, literalmente, caer en letra muerta.

Esto es sumamente grave, más aun cuando la panorámica de la incidencia en los casos por infección del Virus de VIH parece no disminuir, sino ligeramente aumentar.

Según información de Onusida, desde el inicio de la pandemia hasta el primer trimestre de 2018, el virus del VIH/Sida había cobrado la vida de más de 35 millones de personas mientras que otros 37 millones viven con el Virus de VIH.

En Colombia, cerrando 2017, se habían presentado 9.399 nuevos casos de VIH de los 73.465 ya existentes (dando en total 82864 casos corte 2017).

En el primer trimestre del 2018, en Santander se habían identificado 128 casos confirmados de personas que vivían con el Virus, aumentando la proporción de nuevos diagnósticos en casi un 25,4 % en comparación a ese mismo tiempo de 2017. Según fuentes oficiales del Laboratorio Departamental de Salud, 2018 cerrará con un aumento del 13% comparado con 2017.

A pesar que las cifras podrían parecernos pequeñas en comparación a los datos oficiales de las grandes metrópolis, no olvidemos que cuando hablamos de casos “identificados” hablamos que por cada diagnóstico positivo pueden existir varios casos no identificados. El miedo al estigma y la discriminación hacen más difícil que muchas personas accedan o decidan realizarse la prueba. Los hombres heterosexuales siguen repuntando en el diagnóstico positivo, muy por encima de las poblaciones de hombres bisexuales y homosexuales.

Pero no todo son malas noticias: en la actualidad mis esperanzas frente a una posible asignación de presupuesto para la materialización de las acciones que ayuden a reducir la incidencia del VIH y el cumplimiento de términos cómo son las metas 90 – 90 – 90  (90 % de la población diagnosticados, 90% de la población mundial en tratamiento, 90% de la población con supresión viral) quedan en manos del Alcalde Rodolfo Hernández, y en un documento que podría transformar positivamente la vida de miles de Bumangueses que podrían verse expuestos al Virus del VIH: el Proyecto de Acuerdo 070 de 2018, Presupuesto General de Rentas y Gastos, firmado nuevamente por el Concejal Wilson Mora.

El día 1ro (primero) de diciembre del presente año se cumplirá el aniversario número 30 de la Conmemoración por el Día Internacional de acción contra el Sida en todo el mundo.

Espero con todo el corazón que ésta ocasión nos sirva para recordar a todos y cada uno de aquellos que ya no están a nuestro lado, que partieron por el miedo a ser descubiertos como personas viviendo con VIH, o por negligencia administrativa de las EPS e IPS muchos de los cuales tardaron en brindar una autorización, o un tratamiento óptimo o un acompañamiento médico que científicamente está comprobado puede salvar vidas, pero que por la avaricia y la corrupción tan rampante de unos pocos en nuestro país, éstas vidas que en su momento pudieron ser salvadas hoy reposan metros bajo tierra. O son cenizas lanzadas al viento.

Más aún, en nombre de todos aquellos que hemos visto partir amigos, conocidos, familiares, parejas por culpa del Sida, deseo con la mayor firmeza que éste sea el momento de comprender que la información competente sobre las formas de transmisión del virus y la transformación de los falsos imaginarios, el rechazo, el estigma y la discriminación hacia las personas que conviven con virus matan más vidas que el mismo Sida.

Para la construcción de éste artículo quisiera agradecer especialmente al Concejal Wilson Manuel Mora por construir una propuesta que puede salvar miles de vidas, y por compartir el documento de Proyecto de Acuerdo 070 de 2018, Presupuesto General de Rentas y Gastos.

Twitter: @Diego10T 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password