Se cayó la propuesta de IVA a la canasta familiar. Ahora, ¿cuál será el plan b?

Desde el comienzo de la discusión del proyecto de ley de financiamiento, uno de los temas más complejos era el de la aplicación del IVA a la canasta familiar.  Aunque los voceros del Gobierno intentaron hasta último momento que los congresistas consideraran la propuesta, finalmente no estará en las cuentas de la iniciativa.

De acuerdo con los congresistas presentes en la reunión, el Gobierno aceptó la posición de los parlamentarios y ahora se trabaja en una reforma que recogería entre $6 billones y $8 billones, dejando de lado los $14 billones que había planteado el Gobierno o los $19 billones que contemplaba inicialmente la propuesta.

Este escenario ha generado que se considere un impuesto a la renta al interior de las comisiones económicas, que estaría dirigido específicamente al caso de los servicios y pesaría unos $3 billones, monto que se sumaría al aumento de las personas naturales que tributan. Además, se mueve la posibilidad de poner un gravamen a las remesas y de aumentar el que ya existe para los dividendos.

Sin duda alguna, esta determinación pone en aprietos al Gobierno. Tal como lo dijo en Inside LR el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, la administración de Iván Duque había hecho del aumento de los productos que pagan IVA el corazón de su reforma tributaria.

Antes de que se cayera el IVA, el propio director de la Dian, José Andrés Romero, había dicho que excluir un par de docenas de productos de la propuesta implicaría reducir en unos $8 billones el recaudo de la ley de financiamiento.

Asimismo, el Ejecutivo tendrá que evaluar recortes severos en el Presupuesto General de la Nación para cumplir con la regla fiscal. Sin importar que las cuentas de la ley de financiamiento produjeran caídas en los ingresos del Estados desde 2021, estas servían para llenar el hueco fiscal del próximo año.

Desde este jueves a las 8:00 a.m., los congresistas volverán a reunirse para evaluar las demás propuestas que hay sobre la mesa, pero lo cierto es que si la reforma recaudara unos $8 billones, en el mejor de los casos, habrá que dejar de gastar al menos, $6 billones con los que se contaba para 2019.

Cabe recordar que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha dicho que ese gasto que encontró desfinanciado corresponde a buena parte de lo que el Gobierno destina para pagar los programas sociales de la nación.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password