Juez peruano decreta tres años de prisión de Keiko Fujimori ¿Ahora qué?

La líder opositora peruana Keiko Fujimori pasará 36 meses en prisión mientras se la investiga por un presunto lavado de activos y recibir aportes ilegales de la constructora brasileña Odebrecht, decidió este miércoles un juez, lo que puede complicar la carrera política de la dos veces candidata presidencial.

El juez Richard Concepción concluyó que existe un peligro de fuga y de que Fujimori obstaculice las pesquisas, por lo que resolvió privarla de su libertad a la espera de que el fiscal levante cargos formales y un tribunal defina si inicia un proceso judicial por el caso.

“Se impone mandato de prisión preventiva contra la investigada Keiko Fujimori por el plazo de 36 meses por los delitos de lavado de activos”, dijo el juez en la audiencia. “La investigada tiene todos los arraigos pero eso no garantiza que vaya a eludir a la justicia”, dijo en el fundamento del fallo.

La defensa de Fujimori anunció que apelará la resolución.

Tras el fallo la líder opositora, que parecía contener las lágrimas, fue consolada con un abrazo por su esposo, el estadounidense Mark Vito, antes de salir de la sala custodiada por policías judiciales.

Keiko Fujimori, de 43 años, sufrió otro golpe a inicios de mes cuando fue anulado un indulto humanitario para su padre, el expresidente Alberto Fujimori, quien deberá cumplir prisión por abusos a los derechos humanos.

La decisión judicial nubla sus perspectivas de poder postularse a la presidencia por tercera vez en las próximas elecciones de 2021.

“El fallo confirma la arbitrariedad e injusticia”, dijo una de las legisladoras del partido Fuerza Popular, Úrsula Letona, a un canal de televisión local. “No hay ninguna clase de obstaculización como prueba, esperamos que se pueda corregir esta decisión arbitraria y desproporcionada”, agregó.

Con Fujimori en prisión preventiva no quedó claro quién dirigirá el poderoso partido de derecha Fuerza Popular, que tiene mayoría en el Congreso unicameral, en medio de fuertes enfrentamientos con el Gobierno del presidente Martín Vizcarra.

La semana pasada, Keiko había instado a su partido a buscar “una agenda nacional” junto a otros grupos políticos y al presidente Vizcarra, en un dramático giro.

Keiko Fujimori, que perdió en ajustados balotajes las elecciones presidenciales del 2011 y del 2016, es acusada de haber liderado una organización criminal con fines políticos y de recibir un aporte de US$1,2 millones de Odebrecht para su campaña electoral de inicios de la década.

El escándalo de corrupción de Obrechect, que ha reconocido sobornos en varios países de Latinoamérica, ha salpicado a los gobiernos de los últimos cuatro presidentes de Perú.

“En economía se dice que no hay lonche gratis, ningún beneficio es gratuito”, dijo el juez Concepción al argumentar su decisión respecto al presunto aporte de la firma Odebrecht.

El fiscal José Pérez, que pidió la prisión preventiva por riesgo de fuga de Fujimori y otros 10 colaboradores, presentó ahora más evidencias, como la de testigos protegidos que afirman que hubo aportantes falsos para ocultar el favor de Odebrecht.

En medio del proceso, uno de los legisladores de Fuerza Popular, Rolando Reátegui, confesó ser

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password