En Colombia la gasolina sube como espuma

Por: Bayron Flórez Portilla/ Los colombianos estamos comprando una gasolina refinada en nuestro propio territorio, pero nos la cobran como si la compráramos en Estados Unidos. Esta situación tan injusta no solamente afecta a los propietarios de vehículos sino a todo el bolsillo de los colombianos por eso es necesario sentar la voz de protesta, desenmascarar y exponer los causantes de este gran daño y proponer soluciones.

Según cifras oficiales, en Colombia la gasolina subió 9% en un año, más del doble de inflación y por encima de incremento al salario mínimo. Como país productor de petróleo pagamos un combustible muy caro y esto se ve reflejado en el costo de vida. De nada nos sirve a los colombianos ser dueños de nuestro subsuelo, donde pagamos nuestros propios recursos naturales como lo son los derivados de petróleo a un estándar de precios internaciones de un país no productor.

Según estudios de entidades como la Agencia Nacional de Hidrocarburos, el costo de producción de un galón de gasolina está alrededor de los dos mil pesos ($2.000) máximo ($3.000) según la variación del dólar, pero al momento de ir a tanquear un vehículo nos llevamos la desagradable sorpresa de tener que pagar nueve mil pesos ($9.000). La gasolina en Colombia es una de las más caras del mundo. De seguir permitiendo que estos precios suban indiscriminadamente a la única que se le estaría dando gasolina es a la injusticia social, infortunadamente.

¿Cuál es la causa de los desmedidos precios de la gasolina en Colombia? Como lo ha venido denunciando el senador liberal Luis Fernando Velasco, la fórmula con la cual se reinventaron calcular los precios de los combustibles es dañina, atropella ferozmente el bolsillo de los colombianos en general, porque es precisamente en los combustibles donde todos los presidentes echan mano para generar recursos cuando hay déficit fiscal, como lo ocurrido con la reforma tributaria del expresidente Juan Manual Santos, que se revivió un impuesto a los combustibles

¿De qué manera afecta a los colombianos que no tienen vehículo automotor? El gremio transportador como lo ha venido manifestando en múltiples y diversas oportunidades se siente ahorcado con los altos precios de los combustibles porque sencillamente no tienen utilidades sino perdidas, sus carros sufren desvalorización cada día más y lo único que les queda de su trabajo es para medio sobrevivir; pero no solo los propietarios de vehículos particulares, de motocicletas, de camiones o de tractomulas se ven afectados al momento de tener que tanquear sus carros, los campesinos de las zonas más apartadas muchas veces pierden sus cosechas debido a los altos precios de los fletes para transportar sus productos .

El Ministerio de Minas y Energía ha venido argumentando a lo largo de estos últimos meses que el elevado costo de la gasolina se debe al incremento en el ingreso al productor del etanol y que dicha variación en el precio de los combustibles corresponde al fuerte incremento en los indicadores internacionales de refinados de referencia para Colombia.

Sea cual sea la razón que da el Estado con sus ministros de turno lo cierto es que de manera arbitraria y sin ninguna contemplación se decide subir el precio de la gasolina constantemente y afecta no solamente a quienes tienen vehículo sino a todos los que necesitamos que el alimento llegue a nuestra mesa.

El Estado sube las tarifas sin importar las consecuencias devastadoras en la economía del gremio campesino y transportador, generando más pobreza, desempleo, inequidad, injusticia y desigualdad social.

El partido liberal con el senador Luis Fernando Velasco, ha venido promoviendo la concientización de este gran mal del que adolece el país: Las constantes alzas y el alto precio de la gasolina por eso desde su labor legislativa ha propuesto con algunos logros  el proyecto de ley que busca  generar equidad y coherencia al tazar los precios de los combustibles y así evitar el alza desbordada; sin embargo  fue precisamente en la reforma tributaria pasada donde el problema empeoró con la creación de un nuevo impuesto, lo cual causo de inmediato un atropello a todos los colombianos, por esta causa el partido liberal en bancada y con carta dirigida y firmada por todos los senadores liberales expusieron su preocupación al presidente Iván Duque y a su vez le recomendaron algunas propuestas para frenar las alzas en los combustibles sin afectar las finanzas del país.

Frente a esta reiterativa y constante problemática que ha venido afectándonos desde hace rato es preciso y necesario que las agremiaciones de transportadores, industriales, campesinos y los diferentes partidos y liderazgos sociales nos unamos en una sola voz en protesta contra los constantes abusos por parte del Estado colombiano en los precios de los combustibles, para que se revise la formula con que se hace el aumento o se apliquen subsidios para evitar una subida en las tarifas y así  poder frenar estas decisiones  arbitrarias que lo único que produce es desigualdad social y empobrecimiento de nuestro pueblo, por eso la invitación es  a que nos unamos y evitemos darle  gasolina a la corrupción  y a la  injusticia social. #NoMasAbusosEnLosCombustibles.

Facebook: Bayron Florez

Twitter: @BayronFlorez6

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password