Medimás no frenará su operación pese a la revocatoria de venta de Saludcoop EPS

A los varios inconvenientes que ha presentado la operación de la EPS Medimás a un poco más de un año de iniciar operaciones, esta semana se sumó la solicitud de la revocatoria de la compra de Saludcoop por parte del procurador Fernando Carrillo, a la que se acogieron la agente liquidadora y la junta directiva de Saludcoop. Medimás, que no le da la razón a sus detractores, dijo que mantendrá su operación.

Hace apenas 14 meses, la EPS heredó la operación de Cafesalud (antes Saludcoop) luego de que esta perdiera un millón de usuarios, que le representaron $500.000 millones a su bolsillo, en medio de una crisis que derivó en su liquidación. El 2 de agosto de este año, la Procuraduría General de la Nación solicitó que se acabara el contrato con Medimás por cuenta de sus reiterados incumplimientos, pero solo hasta el miércoles pasado Ángela María Echeverri, agente especial liquidadora de Saludcoop, y la junta directiva de la misma entidad, anunciaron que estaban de acuerdo con revocar de la venta.

“La decisión adoptada se origina por el incumplimiento sistemático y progresivo de las obligaciones que Prestnewco S.A.S. y los garantes, en calidad de compradores adquirieron, no solo dinerarias, sino en la ejecución y aplicación efectiva del modelo de atención integral en salud”, dijo Echeverri.

A esos argumentos se sumó el desequilibrio financiero que generaron los cierres, pues Esimed no ha cumplido con sus obligaciones y las deudas entre proveedores y arriendos (sobre inmuebles que son propiedad de Saludcoop) suman $57.495 millones (ver gráfico).

Pese a las inconformidades de la Procuraduría, la agente liquidadora y la junta directiva de Saludcoop, Medimás no tiene entre sus planes cesar sus servicios. “La operación de la entidad seguirá garantizándose sin interrupción, de manera continua, humanizada y confiable, como hasta ahora se ha hecho, en los 520 municipios donde tenemos operación”, dijo Néstor Orlando Arenas, presidente de Medimás, quien habló sobre los pronunciamientos.

Arenas alegó que, en principio, ni Carrillo ni Echeverri tienen competencia para tomar esas decisiones; que en el negocio hubo vicios ocultos por parte del oferente y que la operación recibida de Cafesalud no daba las garantías plenas para la prestación de los servicios; que sus dificultades son el reflejo de unas problemáticas propias del sector del aseguramiento en salud del que no está exenta ninguna EPS; y que recibió la operación de Saludcoop bajo condiciones adversas a los intereses de la compañía.

Lo cierto es que la adopción de la revocatoria solo está en manos de la Supersalud, quien deberá evaluar si Medimás aún está habilitada para prestar servicios de salud a los casi cinco millones de usuarios que suma.

El ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, aseguró hoy en entrevista con la FM que “en este momento hay una denuncia por parte de la liquidadora de incumplimientos en la contraventa que tendrá que dar paso un tribunal donde se escuchen los alegatos de la contraparte”.

Asimismo, destacó que “debe haber también una vigilancia día a día por la superintendencia de salud para garantizar un servicio adecuado a los afiliados de Medimás”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password