La historia de cómo el director de La Picota extorsionaba a un capo de capos

El director de la cárcel La Picota intentó extorsionar a uno de los hombres más esperados por la justicia estadounidense. José Byron Piedrahita se irá extraditado en los próximos días a responder por sus presuntos vínculos con el Cartel de Cali y por haber defraudado y engañado a la propia justicia norteamericana.

Sus días están contados en Colombia, por ello dijo haber requerido la ayuda del director de la cárcel La Picota, mayor Luis Fernando Perdomo, para que le permitiera el ingreso de sus familiares y amigos -así no estuvieran autorizados de manera oficial- para poderse despedir. Por este favor, el exfuncionario le habría exigido una suma de $30 millones.

Este jueves, en un operativo en un restaurante ubicado justo al frente del búnker de la Fiscalía, fue capturado el mayor Perdomo. Llevaba en su bolsillo un sobre amarillo con $20 millones, que acababa de recibir de Édison Piedrahíta Monsalve -sobrino de José Byron- como parte de esta supuesta exigencia económica.

La Fiscalía reveló cómo fue el mismo José Byron, apoyado por su familia, el que tiró el anzuelo que puso al director de La Picota tras las rejas por los delitos de concusión y enriquecimiento ilícito.

Andrés Piedrahita Castillo, hijo de José Byron, denunció a la Fiscalía el 8 de septiembre del 2018 que fue víctima de actos de corrupción por parte de los guardianes del penal, así como del director.

Según la declaración de Piedrahita hijo, le desembolsó $68 millones a una fundación con la que el director tiene relación directa, con el fin de que lo convirtiera en la “pluma o el jefe” del patio. Según los Piedrahita, aunque este dinero se entregó a la directora de la fundación, tienen conocimiento de que el dinero llegó al director de La Picota sin que fuera cumplida su solicitud.

El hijo de José Byron también explicó cómo el director le exigió $30 millones para que su padre pudiera encontrarse con sus familiares y amigos antes de su partida a Estados Unidos. Para ello, entregó un video con audio que contiene una conversación entre el conductor de Piedrahita y el mayor Perdomo. Allí se habla de cómo se haría la entrega del dinero solicitado en efectivo en dos entregas.

El 14 de septiembre, en el Corral Gourmet ubicado al frente de la Fiscalía, se habría hecho el primer desembolso de los $10 millones exigidos. Al lugar, habrían acudido Andrés Piedrahíta y su primo David Édison Piedrahíta en una reunión que también fue grabada en su totalidad y que está en poder de la Fiscalía.

Con estas evidencias, los agentes del ente investigador estaban listos para dar el golpe. Aunque la fecha se corrió unos días, este jueves llegó en un vuelo desde Medellín David Édison, quien a primera hora se alertó a los investigadores que la cita se realizaría en el sitio de siempre -al frente del búnker- a las 12:30 del día. Como estaba previsto, el mayor fue atrapado saliendo de su reunión con 20 millones de pesos en el bolsillo.

“Abusó de su función y contrarió sus deberes al recibir dinero de un particular”, aseguró la Fiscalía al imputarle cargos.

Según el abogado de Perdomo, Pedro Alejandro Carranza, al quedar detenido, el director del Inpec aseguró que una señora lo citó y le pidió recibir al señor Édison Piedrahita; cuando se vieron, este hombre le dijo “esto es un regalo”, y acto seguido dejó el sobre, se paró y se fue. De manera que el director quedó solo en una mesa con el sobre.

No obstante, el caso está soportado por evidencias técnicas recogidas por la familia Piedrahita y anunciadas por la Fiscalía, sobre las cuales Perdomo tendrá una muy difícil defensa. Y sus días como director de la cárcel más importante del país habrían terminado para pasarlos tras las rejas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password