En Bucaramanga, listas cerradas, primer paso anticorrupción

Por: Luz Elena Mojica Gamboa / Ante la convocatoria reciente del Presidente Duque para lograr consenso en las reformas “anticorrupción”, en el panorama político nuevamente se puso de moda el tema de la eliminación del voto preferente para la elecciones regionales del próximo año, el Mandatario considera que con listas cerradas los partidos se fortalecerán y que a su vez es un reclamo generalizado de los ciudadanos para acabar con la corrupción. En la posesión de los Magistrados del Consejo Nacional Electoral afirmó: “Ojalá la reforma electoral esté vigente en las elecciones de 2019”.

En las reglas electorales actuales, el sistema de la lista cerrada ya existe. Los partidos políticos pueden presentar en las elecciones de Congreso, Asambleas o Concejos listas abiertas o cerradas, de acuerdo a su conveniencia.

Las listas cerradas son conformadas por varios candidatos, sin ninguna distinción de número, es decir el elector para votar marca por toda la lista sin preferencia por alguno y son elegidos de acuerdo al número de cupos que hayan conseguido alcanzando el  umbral y la cifra repartidora; esto quiere decir que son escogidos los que se encuentren en los primeros lugares de la lista; en este caso se vota por el partido no por la persona; partidos políticos como el Centro Democrático y el Mira ya han utilizado el mecanismo de listas cerradas para elegir Senadores de la República.

Las listas abiertas son las utilizadas por la gran mayoría de partidos y consiste en inscribir en la lista varios candidatos cada uno identificado por un número diferente y ubicados de mayor a menor; es decir el elector vota por el candidato de su preferencia sin importar que se encuentre registrado en la primera o en la última casilla de la lista es lo que conocemos como “voto preferente”; en este sistema las campañas son individuales, independientes; importa más la persona que el  partido.

Es decir que el tema de listas cerradas no es nuevo, ya existe, es opcional para los partidos, así que pienso que el Presidente Duque se refiere a que en la Reforma Política se determine que el sistema de listas cerradas sea obligatorio; por cuanto se ha comprobado que las listas abiertas con voto preferente han sido un foco de corrupción, eleva los costos de las campañas, llega financiación ilegal directamente al candidato por cuanto él es el dueño de los votos, hay impunidad porque evita la responsabilidad política de los Partidos sobre sus elegidos.

La diferencia de la actual propuesta con las listas cerradas ya existentes consiste en que el candidato que lidere la lista más votada para el Concejo y Asamblea de cada región sería el Alcalde y Gobernador, respectivamente; un sistema parecido al que se aplica en España donde el elector vota por el partido; el cual a su vez mediante un proceso democrático interno ha escogido el orden de los renglones de la lista; los demás candidatos que no ganen ocupan una curul en el Concejo o en la Asamblea, según el caso.

Eso significa por ejemplo que para la Alcaldía de Bucaramanga los partidos o movimientos significativos de ciudadanos, deberían presentar listas cerradas de candidatos y de la lista que gane, se elegiría el alcalde de la ciudad; los demás aspirantes ocuparían una curul en el Cabildo Municipal.

Muy a pesar de la invitación del Gobierno, varias voces en pro y en contra se han escuchado; consideran los partidos que los tiempos están muy cortos para implementar este mecanismo el año entrante y que mejor se apruebe y se aplique para el año 2022; realmente no sé cuál es el susto de los congresistas porque recuerdo que este debate no es nuevo, precisamente en el año 2015 el Ministro del Interior Juan Fernando Cristo expresó: “Entramos ya al último tema de la Reforma al Equilibrio de Poderes que es la eliminación o no del voto preferente para que podamos avanzar en el fortalecimiento de los partidos, en la transparencia de nuestra democracia y en eliminar una figura que ha encarecido, ha envilecido y ha generado corrupción en el sistema político y electoral colombiano; vamos a intentar eliminar esta figura, hay divisiones, hay diversidad de criterio en las distintas bancadas, el Gobierno mantiene su posición que es lo sano y lo conveniente”.

Si desde el año 2015 se viene estudiando el tema y ya en varias oportunidades los parlamentarios  han expresado su deseo de apoyar esta reforma, porque ahora plantean una especie de “régimen de transición, para no cambiar las reglas de juego del proceso electoral del 2019 y que estas listas se aprueben en el 2022.

Vergüenza ciudadana debería darle a los señores congresistas, quienes desde hace marras debieron haber construido mecanismos de democratización interna en los partidos y a través de escuelas de liderazgo y formación para la política ir preparando y educando ciudadanos para el ejercicio del poder; así, de esta manera las listas no serían integradas a capricho o “a dedo” por  los directivos de cada partido y ya estarían implementándose.

Teniendo en cuenta el horrible panorama de la corrupción es urgente la implementación de mecanismos que le cierren el paso a los mercaderes de la política; así que independientemente si aprueban o no la reforma política a tiempo, para implementarla en el 2019; opino que, si hay voluntad política se puede dar el primer paso, porque este sistema de listas cerradas ya existe; la invitación es para que absolutamente todos los partidos y movimientos de ciudadanos independientes lo apliquen en las elecciones locales del año 2019; no tiene que ser necesariamente por mandato legal, que sea por voluntad de los partidos interpretando el interés colectivo de los ciudadanos para el caso de Bucaramanga, el 40,5%, más de 200.000 votantes expresaron en la Consulta Anticorrupción, que era necesario un cambio, ya no más de lo mismo.

Ahora bien, para la implementación de este mecanismo; los partidos deben tener las reglas de selección muy claras (están en mora de hacerlo); hoy no conozco ningún partido que se haya tomado el tiempo y el trabajo de establecer un proceso democrático y de capacitación  de candidatos; al contrario se la han pasado inscribiendo listas abiertas para ser confeccionadas y vendidas al mejor postor. Nunca es tarde con voluntad, trabajo y celeridad, todavía se puede.

En mi bonita ciudad, Bucaramanga, la invitación está extendida; ya se puede. Añoro listas cerradas de candidatos al Concejo, organizadas democráticamente, donde se le exija a los candidatos, pulcritud, formación, experiencia, capacidad, liderazgo; que ocupen su tiempo de campaña exponiendo sus ideas, sus propuestas y no comprando empanadas, lechonas, cuadernos, ni negociando con una “tarifa” el apoyo de los lideres o juntas de acción comunal en cada barrio; este sería el primer paso anticorrupción porque se acabaría la feria de oferta y demanda en la compra de votos.

Que el amor por Bucaramanga los lleve a dejar de ser individualistas y a trabajar en equipo, sería un gran gesto de cambio, que los políticos empiecen a demostrar que si existe voluntad para lograr el camino de honestidad que tanto reclamamos los bumangueses.

Twitter: @LuzElenaMojicaG – Facebook: Luz Elena Mojica Gamboa – Correo: luz.mojicagamboa@gmail.com

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password