El escándalo de la red de ‘chuzadas’ telefónicas que involucra al general (r) Guatibonza

La Fiscalía General de la Nación capturó este miércoles en Bucaramanga a Carlos Eduardo Arenas Valero, quien fue jefe de prensa de la Policía Metropolitana de Bogotá, vinculado al escándalo de la red ‘chuzadas’ telefónicas que involucra al general (r) Humberto Guatibonza.

Arenas Valero es señalado por el organismo judicial de ser el enlace de la red de chuzadas ilegales para conseguir nuevos clientes. Será trasladado a Bogotá con el fin de presentarlo ante un juez de control de garantías de la ciudad para legalizar su captura, imputarle cargos y solicitar la respectiva medida de aseguramiento.

Dentro de los delitos por los cuales será procesado se encuentran concierto para delinquir, utilización ilícita de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático, violación de datos personales y uso de software malicioso.

Horas antes, agentes del CTI capturaron al excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general (r) Humberto Guatibonza dentro de la investigación que se le adelanta por presuntamente hacer parte de una organización dedicada a la interceptación ilegal de comunicaciones que operaba en Bogotá, Ipiales (Nariño) y Cali.

Las pruebas indican que el oficial habría contactado a dicha red para que adelantaran seguimientos e interceptaciones ilegales con el fin de obtener información sobre un presunto caso de infidelidad en el que estaría involucrada la esposa de un amigo muy cercano.

 La captura de Guatibonza

Jorge Armando Otálora, abogado del excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general retirado Humberto Guatibonza, señaló que el oficial fue capturado pese a que había insistido en repetidas ocasiones ser escuchado por la Fiscalía tras ser mencionado de tener vínculos con una red de interceptaciones telefónicas ilegales.

“Él siempre ha estado a disposición de la Justicia, ha solicitado ser escuchado desde el primer momento y obviamente esperaremos que la Fiscalía haga las imputaciones, entregue las evidencia que tiene en su contra y a partir de ahí es su obligación darle explicaciones al país y al proceso”, dijo Otalora.

El general Guatibonza permanece recluido en los calabozos del CTI de la Fiscalía y será presentado ante un juez de Bogotá, ante el cual se le imputarán seis delitos.

En este nuevo capítulo por el escándalo de chuzadas telefónicas se señala al general Guatibonza de supuestamente ser intermediario de esta red de interceptaciones y la relación con su empresa A&G seguridad, la cual fue allanada por la Fiscalía General.

Por este escándalo también fue capturado Julián Villarraga, presunto integrante de este red criminal, quien al parecer era el encargado de rastrear los teléfonos de las víctimas, entre las cuales se descubrió que se intentó chuzar las comunicaciones del propio fiscal general, Néstor Humberto Martínez y de su esposa.

Benedetti aparece relacionado

Se conoció el documento del interrogatorio rendido ante la Fiscalía por el coronel retirado del Ejército Jorge Humberto Salinas Muñoz, capturado por presuntamente integrar esta organización ilegal.

En el testimonio se señaló a Juan Carlos Madero Mendieta de oficiar como supuesto delegado del senador Armando Benedetti para pedir realizar varios trabajos especiales como chuzar al abogado Jaime Lombana y a su hijo menor de edad.

El coronel (r) del ejército señaló que esta organización de tiene un total de 175 carpetas de clientes y víctimas, entre ellas una denominada “Barbas y el Gordo”.

Según el capturado, el nombre de “Barbas” hacía alusión al congresista Benedetti quien presuntamente era uno de sus clientes y el “Gordo”, refiriendo al abogado Jaime Granados, quien por poco se convierte en víctima de esta organización criminal.

De acuerdo con el testigo, dentro de los requerimientos del delegado del congresista Benedetti, estuvo el de interceptar dos números telefónicos, que una vez se confirmó correspondían al celular del fiscal Martínez y de su esposa, la red decidió abortar esa petición y no rastrear las líneas.

No obstante, la Fiscalía confirmó que el testigo aseguró que aportó una serie de fotografías del hijo del abogado de Jaime Lombana, que son evidencia de los seguimientos que le están realizando al jurista, al parecer también por solicitud del senador Benedetti.

El coronel Salinas Muñoz también aseguró en su interrogatorio ante la Fiscalía que Madero Mendieta – propietario de la empresa Quakon – era un ingeniero civil quien se convirtió en intermediario de esta red de chuzadas para conseguir nuevos clientes a cambio de una comisión del 25%.

Otras de las carpetas de esta red se relacionan con una serie de empresas y particulares que también solicitaron los servicios de esta organización ilegal, para acceder de manera ilícita a comunicaciones de políticos, empresas, integrantes de la fuerza pública, funcionarios y particulares.

Dentro de estos casos se investiga la petición que supuestamente realizaron abogados de Avianca para chuzar a miembros del sindicato de la aerolínea que adelantaron la reciente huelga de esa compañía.

Otras nombres de empresas que aparecen relacionadas en estas carpetas son Sevientrega, entre otras.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password