Rodolfo no ganó la consulta

Por: Fredy Garzón/ Tres días después pasada la Consulta Anticorrupción se realizaron muchos análisis, diversos puntos de vista y opiniones, perspectivas desde los partidos de izquierda y derecha, desde los medios de comunicación nacional y local, en el barrio, en la casa, en los lugares de trabajo y hasta el curita donde yo asisto a la sagrada eucaristía en su homilía también nos dejó su punto de vista y análisis político y dogmático.

Pero el análisis más cercano a la realidad y al cual le doy mi voto de confianza es al que se da en las redes sociales y especialmente en Twitter, red que sigo con mucha atención y donde los comentarios más acertados se convierten en tendencia y marcan una pauta en la opinión pública.

Es desde allí donde realizo mi análisis de lo sucedido el domingo 26 de agosto, que pasará a la historia y será una estadística más, ojalá una estadística valiosa y que para el caso de Bucaramanga esta estadística ya desea ferozmente ser capitalizada.

Es que en la Ciudad Bonita (que ya no lo es por los índices de delincuencia, sicariato, hurtos o mejor dicho como dijo la Secretaria del Interior de la alcaldía de Bucaramanga secundada por el alcalde, por los chismes y supuestos hechos de delincuencia, sicariato y hurtos); muchos posan de transparentes; posan de transparentes los congresistas, diputados y concejales que no apoyaban la Consulta Anticorrupción y después de ver esa votación, que aunque se perdió por no obtener la votación necesaria, si salieron a mostrar la fotico que se retrataron en las urnas.

Pero más aún hay otros que también posan de honestos y promovieron la consulta abiertamente, también se fotografiaron en la alcaldía de Bucaramanga, en el palacio amarillo de la Gobernación de Santander y hasta en el Concejo Municipal de Bucaramanga, ese mismo que posa de honesto llevaba un heraldo que yo no sé qué era, si una emblema con mensajes alusivos a favor de la Consulta Anticorrupción o era el trinche del diablo. Yo pienso que era lo segundo.

El lunes después de la consulta quise oír un poco de radio local y me detuve en una emisora donde su director que posa de honesto, entrevistaba a otro que también posa de honesto. El entrevistado que da más vueltas que un pollo asado y salta más que un sapo de jefe político en jefe político, decía que aunque no estaba de acuerdo con la Consulta Anticorrupción y que todo era una patraña de la izquierda; el ganador magnánimo y absoluto era Rodolfo Hernández.

Cabe resaltar que también Rodolfo Hernández en su alocución semanal de Hable con el Alcalde después de la jornada democrática, se proclamó como ganador de la consulta y mencionó que el próximo alcalde que le remplace debe ser igual a él. Ahí si me confundí un poco, porque no sé a qué se refería, si parecerse a él era repetir lo del vitacorretaje, lo de quitarle las sillas a los funcionarios y usuarios de la alcaldía, lo de insultar y humillar a las madres de los 200 niños especiales que se quedaron sin el programa de atención social o lo de mantener a la ciudad con los mayores índices de delincuencia de la historia de Bucaramanga y en la actualidad como una de las ciudades más peligrosas de Colombia.

Fue ahí en ese preciso momento donde me dirigí a mi única red social Twitter, para observar si esa apreciación del entrevistado y el alcalde contrastaba con la realidad de la red social del pajarito y no fue así.

Es que realmente esta red social aunque muy cuestionada como cualquier otra red de la Internet, refleja una realidad del contexto no solo mundial sino así mismo local, es a través de Twitter que se animó el comienzo de la “Primavera Árabe”; en los países donde los medios de comunicación cuartan la libertad de expresión, el arma del Twitter es implacable. Un gran amigo dice que desde la creación de las redes sociales se dio comienzo a la guerra de guerrillas, donde se lanza la piedra y no hay necesidad de esconder la mano porque ya se está oculto.

Fue aquí en Twitter donde encontré unas estadísticas que luego cotejé con la información oficial de la Registraduría Nacional y otras fuentes oficiales de prensa nacional. Para la Consulta Anticorrupción en Bucaramanga había un potencial electoral de 497 mil 320 personas aptas para votar y solo votaron 200 mil, la participación fue del 40%.

Para las elecciones locales de 2015 a la alcaldía de Bucaramanga de un total de 497 mil 802 persona aptas para votar, se acercaron a votar 281 mil 911 personas, contando los votos que obtuvieron los candidatos a la alcaldía, los votos en blanco, no marcados y nulos, con una participación del 57%.

Rodolfo Hernández Suárez en esas elecciones con su movimiento cívico, Lógica, Ética y Estética obtuvo 77 mil 275 votos, Carlos Arturo Ibáñez Muñoz del Partido Liberal Colombiano obtuvo 72 mil 944 votos, Jhan Carlos Alvernia Vergel del Partido de la U obtuvo 54 mil 049 votos, Sergio Isnardo Muñoz Villarreal del Movimiento Alternativo Indígena y Social obtuvo 30 mil 159 votos.

Si todos los que salieron a votar en la Consulta Anticorrupción son aquellos que no votan en las elecciones tradicionales (según la lógica del alcalde de Bucaramanga) se puede concluir que en las próximas elecciones del año 2019 para elegir alcalde y concejales la participación del colectivo ciudadano estará cercana al 100%, algo nunca visto y que en verdad nunca se logrará, porque ninguna democracia y sistema de representatividad es perfecto.

Es por eso que Rodolfo no ganó la Consulta Anticorrupción, podrá capitalizarla Claudia López para su campaña a la alcaldía de Bogotá; la nueva era, el nuevo pensamiento, la nueva manera de ver la política, no es Rodolfo Hernández y lo que él encarna, esa mafia politiquera que tenía capturada a Bucaramanga no es historia, no es del pasado, es usted mismo quien la representa alcalde, la gente reflexiona y sabe la verdad de su pasado oscuro en la política; los 16 años que tuvieron secuestrada a Bucaramanga fue apalancada por usted señor alcalde, fue usted quien se benefició del volteo de tierras, todo los chanchullos que hicieron para vaciar el patrimonio público traicionando los intereses de la gente más pobre se lo debemos a usted también, en la Consulta Anticorrupción no se dieron ni se prometieron tejas ni cemento y salimos a votar, usted prometió casas a los más humildes de la ciudad cuando quiso ser alcalde y lo logró, entregó carta cheques y formularios asegurando que si votaban por usted cada carta cheque y formulario se traduciría en una vivienda; eso es corrupción distinto a lo que buscaba la Consulta Anticorrupción, por eso Rodolfo no ganó la consulta.

Nota:

El 26 de agosto del presente, el mismo día de la Consulta Anticorrupción, se cumplieron 2 años de la firma de corretaje.

Para el alcalde quitar las sillas para que trabajadores no se sienten a hablar, es algo así como esconder a los pobres para que no exista la pobreza.

Claudia López vino a Bucaramanga, se reunió con Rodolfo Hernández y no denunció el corretaje.

Figueroa, Manolo, Isnardo y Gigiomanía ya no son los bendecidos, Rodolfo tiene su propio candidato y lo trae de Bogotá.

Twitter: @FREDYGARZON

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password