La atención del servicio por los nuevos emprendedores

Por: Dilmar Ortiz Joya/ No soy dado a ir a los sitios donde se vende comida rápida (o mal llamada comida chatarra, y digo mal llamada porque mí concepto cambió) pero mi hijo Camilo Andrés me invitó para que fuésemos a un lugar que según él se venden las mejores hamburguesas de toda la ciudad y porque no, de Colombia.

Llegamos al sitio ubicado en la diagonal 31 #53-82 de Bucaramanga, sitio pequeño y urbano en su infraestructura, pero muy bien organizado al punto que el hecho de hacer “cola” para que lo atiendan, el tiempo se hace corto. Y se hace corto porque mientras usted esta allí, parado impacientemente en que alguno de los comensales que le ganaron de mano termine pronto, sale desde adentro un joven de gafas, fornido, de barba poblada, una gorra, camiseta y pantalón negro de jean, parecido a los reguetoneros del momento, quien comienza por darte el saludo más efusivo que uno pueda recibir de un extraño, un abrazo que conecta el alma, un “papi soy Juan Pablo Camacho López… Bienvenido a Chope´s tu turno es el número…”

Una empatía que pone a prueba, antes de degustar su producto, su condición humana, su don de gente, su “bacaneidad”, como dice mi hijo para expresarse de una persona que tiene ángel para atender su propio negocio.

Y no solamente se queda allí el joven emprendedor a la espera de que avance la “cola” para que entren los convidados, sino que está pendiente de los adultos, las damas y señoritas, personas desvalidas para brindarles una butaca donde esperar con más comodidad su ingreso.

Allí, parados mí hijo y yo, también hacen “cola” toda clase de jóvenes, adultos, niños sin importar si está lloviendo pues el olor y las imágenes que se ven en directo y a través de Instagram (Juan Pablo hace un video en vivo y toma fotografías de los rostros sonrientes y felices de sus clientes) hacen olvidar cualquier cosa y solamente nuestros sentidos se mezclan con el sueño de degustar su producto.

Les digo amables lectores que no es una hamburguesa común y corriente la que vende Chope´s (es el nombre del establecimiento de comercio y es en honor al apodo que desde niño ha tenido Juan Pablo), es una hamburguesa que traspasa la imaginación, llamada la “Innombrable”, (nótese su nombre) que tiene un sinnúmero de ingredientes que hacen “babear” hasta el más experto en esta clase de comidas.

Es un producto que llega con todas las sensaciones al paladar del consumidor y se siente el placer que conlleva el hacer esta clase de comida con ese ingrediente inigualable del amor y entrega por lo que se hace bien.

De igual manera, las malteadas son un juego de colores y sabores que te llevan a la infancia en donde quieres chuparte los dedos, lamer el vaso, la cuchara y sorber la última gota, pues es uno de los manjares deliciosos que también ofrece Chope´s.

Sin olvidar, por la emoción de comer, son los demás empleados – y digo demás empleados porque su dueño, Juan Pablo también es un empleado más – repartidos entre la cocina, la atención y a quien se le hace el pago de lo que consumimos con gusto (son aproximadamente 8 personas en donde también se encuentra la hermana y esposa de su propietario) quienes hacen de la cocina y la atención, desde hace 5 meses en Bucaramanga, todo un “juego”.

Sí, es un juego de sabores, sonrisas, buen trato para con el consumidor que a veces se siente pena por tanta generosidad desplegada, pero que lo hacen con el mayor de los gustos, sinceridad y de corazón por el servicio.

Pero es que su dueño, Juan Pablo es un “man chévere” con todos ellos pues los involucra en sus “locuras” cuando está atendiendo a su público, a sus “papis” como cariñosamente nos trata a todos, haciéndonos sentir que estamos en el lugar indicado en el horario de 12 m a 3 p.m. y de 6 p.m. a 11 p.m. de lunes a domingo, menos el día de descanso de los martes; con gente joven, emprendedora de la nueva era que entiende y ha entendido que si bien es cierto el producto que se vende puede ser extraordinario si la atención falla no habrá prosperidad que llegue, y de eso sí que saben todos los que hacen empresa, ciudad y patria como la familia Chope´s. (los hermanos Camacho son tres quienes hacen empresa en Santander en la línea de comidas).

Con todo lo escrito, ya me dio apetito y tendré que llamar a mí hijo y a mi esposa nuevamente para que me acompañen a un sitio de “comidas rápidas”, pero no a cualquiera sino a Chope´s, a donde iré más que por volver a tener el placer de comerme una súper hamburguesa, por sentir el calor y la atención de su dueño, Juan Pablo Camacho.

Pd. Como el sitio es pequeño en estructura, desearía que las personas que terminaron de disfrutar su estancia en el lugar lo desocupen rápidamente y no se queden en las mesas “tertuliando” sabiendo que estamos más de uno en la “cola” con los ojos afuera del hambre.

Correo: dilmar23@hotmail.com

Twitter: @dilmarortizjoya

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password