Aporofobia y la cuestión venezolana

Por: Giovanny Camacho Caballero/ Producto del fenómeno de inmigración que sufre Europa, Adela Cortina señaló que, más que xenofobia, lo que padecemos es aporofobia, esto es, rechazamos a los pobres. Esto lo explica la filósofa española en entrevista que le fuera realizada por el diario 20 minutos de España, donde afirmó que “(…) me parece que la verdadera fobia o el verdadero rechazo es a todos esos, pero cuando son pobres, porque cuando el extranjero es rico y cuando la persona de otra etnia es rica la recibimos con todo el entusiasmo, organizamos un hotel maravilloso y estamos contentos con el turismo”.

Y es que, precisamente, las sociedades modernas exigen de sus ciudadanos que entiendan que no es posible construir una verdadera sociedad democrática si partimos del rechazo o la estigmatización del que padece la pobreza. No se construye ciudadanía en medio del odio a los que más lo necesitan. Este fenómeno lo hemos comenzado a observar en las calles de la capital santandereana y en las carreteras de Santander con los ciudadanos venezolanos que huyen de su país producto de la ausencia de oportunidades y del fracaso del experimento bolivariano.

La República de Colombia comparte 2 mil 200 kilómetros de frontera con la República Bolivariana de Venezuela, y, alrededor de dicho espacio fronterizo se ha presentado en los últimos años una suerte de agudización de los fenómenos delincuenciales que, históricamente, han azotado a Colombia. Allí, en ese espacio de convivencia, se ha acrecentado durante años el fenómeno del narcotráfico, la trata de personas, el histórico hurto y contrabando de hidrocarburos, así como la delincuencia organizada.

La situación política de Venezuela nos ha vuelto los ojos sobre el fenómeno de la inmigración que, por los años 70 y 80 era un padecimiento de los colombianos, quienes, producto de la violencia, también política e histórica que hemos padecido, obligó a muchos de nuestros ciudadanos a emigrar a Venezuela en un periodo en que, hay que decirlo, el trato de las autoridades de dicho país a nuestros connacionales no era precisamente el más solidario.

Ahora bien, sobre este fenómeno migratorio Christian Krüger Sarmiento, Director de Migración Colombia, señala en informe del Ministerio de Relaciones Exteriores que “Colombia y Venezuela siempre han tenido una dinámica migratoria activa, siendo el turismo el principal motivo de viaje de los nacionales de los dos países. No podemos olvidar que hace unos años, Venezuela era el segundo destino de los colombianos en el exterior y era la nacionalidad que más ingresos registraba al país”.

Sin embargo, esta migración derivada del turismo no es precisamente la que observamos día a día en las carreteras santandereanas, pues, según datos oficiales, a 30 de junio de 2017, se había registrado el ingreso al territorio nacional de 263.331 ciudadanos venezolanos, los cuales ingresaron, principalmente, por los Puestos de Control Migratorio ubicados en Cúcuta, Paraguachón y Bogotá. (Datos tomados de Radiografía de venezolanos en Colombia. Informe de Migración Colombia. Ministerio de Relaciones Exteriores).

Esta situación ha permitido develar que, en el caso colombiano, muchos de nuestros connacionales han acusado, en relación con este fenómeno, señales de xenofobia y, más específicamente, aporofobia, situación que se ha registrado en los diferentes medios de comunicación, lo que pone de presente que dicha conflictividad social entre colombianos y venezolanos se puede volver crítica.

Dicha conflictividad se potencia si tenemos en cuenta que buena parte de las acusaciones que se oyen en las calles parten del hecho de que los ciudadanos venezolanos vienen a desplazar la mano de obra con los efectos que ello puede acarrear para el bolsillo de las familias colombianas.

Dicha situación se confirma, en parte, con los resultados que proyectó el Instituto de Estudios Políticos (IEP) de la UNAB, pues el 91% de los venezolanos y venezolanas emigraron con la esperanza de mejores oportunidades y el 41% desea permanecer en territorio colombiano, lo que de alguna manera obliga a las autoridades municipales y departamentales a procurar políticas públicas que incentiven la solidaridad y la empatía social entre colombianos y venezolanos.

Estas políticas públicas deben procurar disposiciones del carácter que creen hábitos como la empatía, la solidaridad y la eliminación de fenómenos sociales como la xenofobia y la aporofobia, en este sentido, se debe enseñar e incentivar desde ahora, en los más pequeños,  el respeto a lo que los sociólogos llaman la otredad; siempre estamos dispuestos, casi que genéticamente, a ser egoístas; procuramos ser solidarios y empáticos con los más cercanos; con nuestras familias, con nuestros parientes más próximos, y en escala más general, con nuestros propios compatriotas.

Es común que sintamos agrado y empatía por un connacional cuando nos hayamos fuera del país, pero, cuando se trata de un extranjero lo tratamos como a un extraño, nos sentimos incómodos por el extranjero, por el que “no comparte nada con nosotros”, cuando lo cierto es que comparte todo con nosotros, esto es, la habilitación hacia la dignidad humana.

Por ello, el llamado que debemos hacer los ciudadanos es que, desde ahora, las autoridades municipales, departamentales y nacionales incentiven, a través de las mejores prácticas -respetuosas de la autonomía personal- el respeto por los derechos individuales y la tolerancia con el migrante, pues, como ciudadano del mundo, comparte conjuntamente con nosotros el estar revestido de dignidad y, por tanto, donde se encuentre, será sujeto de derechos al igual que de obligaciones.

Este es el reto que la propia Constitución Política señala nos señala, pues todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica.

Twitter: @Giovannycamach – Facebook: facebook.com/giovanny.camachocaballero

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password