‘Jairo Mechas’, la carta de las Farc en Santander: ‘Armado’, pero de propuestas

Reinaldo Cala nació en El Palmar (Santander), donde estudió apenas unos pocos años, pues considera que su principal ‘escuela’ estuvo en las filas de la insurgencia desde los 16 años, llegando a ocupar importantes cargos dentro de la organización. Hoy, es el político del Partido Farc en Santander.

Dice que aspira llegar al Congreso “para impulsar las políticas de igualdad y atención en el sector agropecuario, donde la salud es una de las prioridades básicas”. Manifiesta que su madre fue una de las tantas víctimas de la mala atención de la salud y de una verdadera política social de trasformación del sector.

Hoy recorre el departamento pidiendo el consentimiento de pueblo y olvidando el pasado sin odio y rencores, para crear una sociedad más justa y equitativa “donde quepamos todos y donde la paz sea completa”.

Cala habló con Revista Corrillos! sobre su pasado en la insurgencia y sus aspiraciones a la Cámara de Representantes.

¿Qué lo llevo a ingresar a las filas de las Farc?

“Siempre he dicho que los problemas sociales y las desigualdades que han existido en Colombia no se han superado a pesar de que estuve 35 años en la organización donde se hablaba de grandes avances desde el punto de vista económico y social. Mi familia es una familia muy humilde, mi madre murió de 42 años porque no hubo la posibilidad de la atención medica que requería para el tratamiento de una enfermedad que la aquejaba y no hubo para la medicina, entonces fue cuando me encontré a los guerrilleros de las Farc y me dijeron que ellos querían un país más justo, un país donde las desigualdades no fueran tan grandes, ahí entendí que ese era mi puesto, la organización en la que yo debía estar y tomé la decisión de ingresar”.

¿Usted piensa que el fin justifica los medios?

“No, yo creo que en este país la gente y el conflicto armado desafortunadamente provocaron muchas víctimas, un conflicto que se pudo haber evitado en 1984 con el acuerdo de La Uribe. Lanzamos una propuesta de paz, una propuesta política que fue borrada del mapa y del escenario político a tiros, más de 5 mil asesinatos en Colombia de la Unión Patriótica y muchos otros desaparecidos y muertos que no los registran las cifras oficiales; por eso el conflicto en este país ha abarcado todas las esferas de la sociedad, y por eso resolverlo es la tarea no las Farc, ni del gobierno es de todos los colombianos. El acuerdo de paz, es un acuerdo y patrimonio de los colombianos, no podemos heredarle a las futuras generaciones, a nuestros hijos y nietos ese pasado cruel que no merecemos y no debemos volver a vivir”.

¿Qué futuro se le puede garantizar a las Farc?

Nosotros creemos que el futuro de la sociedad debe ser un futuro en paz, la paz hay que completarla. Aquí en la construcción de la paz necesitamos a los compañeros del ELN, necesitamos a la gente del EPL y necesitamos una ruta cierta de sometimiento del paramilitarismo para sacar las armas del escenario de la política en Colombia. Nosotros necesitamos un futuro y una Colombia sin corrupción, sin clientelismo, donde no se comercie en cada proceso electoral con las necesidades de la gente, en donde no se compren y se vendan votos”.

¿Tiene algo de que arrepentirse dentro de la guerrilla?

“Nosotros lamentamos que hace 25 años pudimos haber parado esta guerra que trajo muchísimo dolor a la sociedad colombiana. Desafortunadamente el Estado colombiano no entendió el mensaje de ese momento, no entendió nuestro compromiso con la paz y con el país, y volvieron la administración del presidente Cesar Gaviria una nueva etapa de la guerra en Colombia. Y afortunadamente creemos que hoy se comienzan a sentar las bases para que hagamos otro intento de consolidar la paz en nuestro país”.

¿Ha tenido alguna repercusión el no haberle cambiado el nombre de Farc?

“Hay varias valoraciones de distintas personas, todo eso fue contemplado y nosotros en el congreso constitutivo de Farc lo que la mayoría decidió es que la historia de este nombre no se puede borrar, la historia jamás se puede eliminar; tenemos que recogerla y tener en cuenta para no poder cometer los mismos errores”.

¿Qué garantías tiene para hacer política en Santander?

“En este momento nosotros desde el punto de vista de la seguridad estamos contando con las garantías por parte de la Policía Nacional y de los organismos de seguridad y hasta hoy no se nos ha presentado ningún inconveniente que impida el desarrollo de nuestras actividades.

¿Cómo ha sido la aceptación del pueblo santandereano?

“Nos hemos encontrado con una sociedad bastante receptiva, con una sociedad que abriga temores pero, que una vez tiene la posibilidad de contactarse con nosotros y de conocer nuestros planteamientos, esos temores se disipan y la mejor manifestación del proceso de reconciliación que significa este acuerdo es el hecho de que hoy nos acompañe en la lista el compañero Edgar Gordillo, que en su momento vivió un hecho de retención por parte de las Farc y él de manera muy activista toma la decisión de integrar este partido y de ponerse al frente en Santander en el proceso en reconciliación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password