Así avanza el proceso de legalización de barrios en Floridablanca

Como un mecanismo de participación, de fortalecer prácticas de manejo presupuestal y de motivar iniciativas que promuevan una participación eficiente en la asignación de recursos públicos en favor de la comunidad, el alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla Rueda, se montó en el ‘caballito’ de la legalización predial, una iniciativa que busca direccionar la hoja de ruta para los próximos 20 años.

De la mano con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, se avanza en un nuevo modelo de gestión de catastro, un proceso de legalización que dará a las comunidades beneficiadas más garantías de mejoramiento vial, de acceso a servicios públicos de calidad, de fortalecer planes de ordenamiento territorial y de otras iniciativas a las cuales no tiene acceso por no estar debidamente legalizados.

En entrevista con Revista Corrillos! el alcalde de Floridablanca Héctor Mantilla, habló sobre el proceso de legalización de por lo menos 24 barrios del ‘municipio dulce’ de Colombia. Se refirió también al sonado caso del aumento del impuesto predial, atendiendo las denuncias de la comunidad que manifiesta su inconformidad. Dicen que en muchos casos el aumento alcanzó hasta un 500%… ¡Un despropósito!

 

Así avanza el proceso

Floridablanca tiene un retraso de más de veinte años de no estar legalizando ni regularizando en ningún barrio, fue así como la actual administración se propuso dentro de las metas del Plan de Desarrollo legalizar 24 barrios en los cuatro años, de una lista de 51 que están sin legalizar.

En el primer año de gobierno de Héctor Mantilla, se aprobó un contrato por orden de $670 millones para legalizar los seis primeros barrios y regularizar cuatro más. Este año el reto es legalizar seis barrios adicionales y finalizando su mandato en 2019 consolidar los diez restantes para cumplir con la meta de 24.

“Es un procedimiento muy dispendioso teniendo en cuenta que con la legalidad la gente ya va a poder reconocer sus construcciones, va a poder pedir que los servicios públicos ingresen y la administración va a poder llegar con inversiones a cada uno de esos lugares donde antes no podía llegar”, manifestó Mantilla Rueda. .

Precisó que la ventaja frente a la ilegalización es que cada barrio que se legaliza es un barrio al que, de inmediato, se llega con inversión social e infraestructura para que pueda generarse un avance, un desarrollo importante en cada uno de los sectores.

 

Familias impactadas

Según información suministrada por la Secretaría de Planeación de Floridablanca, en el municipio no hay un dato oficial de cantidad de barrios, sin embargo se presume que son más de 85 barrios los que se encuentran en esta situación, de los cuales 52 están en la lista de próximos a ser legalizados.

“En este momento hay cerca de 24 predios que se encuentran con el procedimiento completo y aspiramos que esa lista se baje y descienda el número de barrios”, agregó el Alcalde.

 

Importante

  1. Cumplir un anhelo que por más de veinte años tenían muchas familias que habitaban en estos barrios, que pagan impuestos pero que no pueden recibir inversiones por no tener la legalidad.
  2. Significa un avance, una modernidad y un desarrollo pues se permite aperturar la línea de inversiones en estos barrios de Floridablanca que antes no podían tenerla por el simple hecho de no tener dicha legalidad.
  3. Representa una valorización no en los impuestos, sino una valorización de sus casas. Va a representar una ganancia, una utilidad económica en los avalúos comerciales que son los que realmente van a verse influenciados con tendencia al alza para generar mayor desarrollo en nuestra ciudad.

Legalizar un barrio, por culpa de las urbanizaciones que muchas veces no hacen las cosas como se debe hacer, puede tener un costo cercano entre $80 o $90 millones, son gastos que se invierten en estudios técnicos, geográficos, de riesgos y amenazas, demográfico, arquitectos, ingenieros, topógrafos, geólogos, etc.

Para el proceso de legalización de los 24 barrios, el municipio hará un aporte cercano a los $2.244 millones.

 

¿Justos por pecadores?

Corrillos! indagó sobre la preocupación de la comunidad florideña por los altos costos del impuesto predial. Muchos coinciden en afirmar que con estas alzas están pagando “justos por pecadores”. Sin embargo el alcalde manifiesta que estos cobros no son un despropósito y que según estudios del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), mansiones de miles de millones están cotizando impuesto como campesinos.

“La gente piensa que por tener dos palitos de limón, el municipio tiene que tener la consideración de que son campesinos. Estamos protegiendo los agropecuarios, productores, a ellos les pueden preguntar y la respuesta será que tienen claro el descuento, lo que pasa es que yo no puedo decir que tengo una finca campesina, cuando en realidad tengo es una casa de descanso con piscina y parqueaderos cubiertos con inversiones superiores a los $4 mil millones de pesos. Aquí se trata de ser consecuentes y sincerarse y hablar con la verdad a la gente”, reiteró al mandatario de los florideños.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password