El gobierno nacional ‘crucificó’ a los motociclistas con la nueva tarifa del SOAT

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Columna de Leonardo Granados, Abogado/ Según cifras del RUNT, en Colombia hay 7.251.297 de motocicletas, que representan el 55,34% del total del parque automotor registrado en el territorio Nacional. Al mismo tiempo, hay 5.513.363 motociclistas con licencias vigentes.

Sin embargo en el 2017 se disminuyó la accidentalidad y la fatalidad en motos según un informe preliminar del Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el cual estableció que entre enero y junio de 2017 murieron 1.470 conductores de motos (un promedio de 8 diarios), frente a 1.631 en igual periodo de 2016, es decir, bajó en un 9,9% el registro, con 161 víctimas mortales menos.

De igual forma, los lesionados disminuyeron 11,2%, al pasar de 10.890 en el primer semestre del año anterior a 9.672 en igual lapso del año 2016.

Ahora, el objetivo de las aseguradoras dueñas del negocio y del Gobierno Nacional es mantener un discurso escandaloso y colosal de la accidentalidad en motos, pero la realidad y verdad oculta es otra, pues frente al número de motociclistas en Colombia de 7.251.297, la accidentalidad no supera el 0,1.8% y las fatalidades el 0,1.5%, es decir es muy bajo, para justificar las alzas en las tarifas del SOAT con la Circular 038 de 2017.

Es decir, no se ha aumentado el salario mínimo de los trabajadores en Colombia, pero sí se incrementó el SOAT, el cual desde el 2009 a la fecha ha incrementado un 110%. En ese sentido por ejemplo, un trabajador que tiene una moto 115cc el valor del SOAT supera el 13% del valor del vehículo, ¡absurdo! Y si la moto es antigua, puede costar más del 50% del valor real del vehículo.

Cabe resaltar que según la Defensoría del Pueblo en un estudio realizado, en Colombia el 90% de los propietarios de las motos son de los estratos 1, 2 y 3, es decir quienes ganan entre 1 y 2 salarios mínimos mensuales, en ese sentido deben pensar que el día que se les venza el SOAT, o lo compra o decide no comer en un mes. Para cumplir con ese requisito la carga es desproporcionada y afecta los derechos económicos de los motociclistas más pobres del país.

Debemos resaltar que fruto de la aplicación de la Ley 1696 de 2013, más conocida como la ‘ley de borrachos’, se ha reducido en más del 60% los accidentes de motociclistas en estado de ebriedad; en ese sentido el valor del SOAT debe reducirse, no aumentarse.

La Superintendencia Financiera de Colombia publicó las nuevas tarifas del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), vigentes a partir del primero de enero de 2018, mediante la Circular Externa número 038 de 2017. Quedando un SOAT para el 90% de los motociclistas en 510 mil pesos. Una estafa para los motociclistas que generará que muchos no lo compre por el alto costo.

Pero la pregunta que nos hacemos todos es: ¿Cuánto recaudan las aseguradoras con la venta del SOAT en Colombia y cuánto es el valor que invierten de ese recaudo por concepto de atención médica e indemnizaciones por muerte? Esa es la verdad oculta que no cuenta el Gobierno y los medios de comunicación; pues por la venta del SOAT las aseguradoras recaudan la media colosal cifra de 2.3  billones de pesos y solo invierten en atención médica e indemnizaciones por muerte 520 mil millones de pesos, es decir la utilidad de dicho negocio para las aseguradoras y el Gobierno es de 1.8 billones de pesos, aspecto que evidencia el verdadero interés de quienes buscan aumentar el valor del SOAT pues la clase política tradicional que financia sus campañas con dineros de las aseguradoras, guardan silencio cómplice en contra de los derechos de los motociclistas.

Sin embargo, resalto la gestión adelantada Manuel Virguez, presidente de Motociclismo sin Atropellos y candidato al Senado de la República por el Partido MIRA, al impulsar el proyecto de Ley de protección y el desarrollo del Motociclismo en Colombia, donde propone reglamentar los límites de costos del SOAT con un sistema diferencial de costos justos por cilindraje.

Además, la Ley busca estimular la prevención vial, estableciendo que cada motociclista que no cometa un accidente tenga un descuento del 15% en el valor del SOAT como premio de su buena conducta y año a año vaya disminuyendo.

Se requiere con urgencia en nuestro país la intervención del Congreso y las altas cortes para regular estos escandalosos costos, ajustar que los accidentes se atiendan a través de las EPS y así reducir los costos de este tipo de seguros. De esta forma se protege a los motociclistas que son el 90% de los estratos 1, 2 y 3, es decir los más pobres de Colombia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

Secured By miniOrange