¿Cuándo se conocerán los fallos pendientes en la Personería de Bucaramanga?

Compartir
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un centenar de denuncias contra secretarios de despacho del gobierno de Rodolfo Hernández, por incumplimiento de sus funciones, irregularidades en contratación, comportamientos abusivos y faltas al reglamento interno, reciben despachos como la Personería de Bucaramanga.

Concejales, líderes comunitarios, trabajadores de la misma alcaldía y medios de comunicación como Corrillos! ha revelado serias situaciones que ponen en entre dicho la transparencia de la Administración Municipal y luego de dos años de mandato y de situaciones que han ameritado sanciones, los fallos en tribunales como éste no se ven.

El Personero de Bucaramanga y Presidente de la Asociación de Personeros de Santander (Apersan), Omar Alfonso Ochoa Maldonado, decidió responder las preguntas derivadas del malestar de quienes se esfuerzan por denunciar pero no ven avances en las investigaciones.

(Lea también: Omar Alfonso Ochoa Madonado, el jefe de control territorial con mayor visibilidad)

Varios de los empleados de la Alcaldía de Bucaramanga han mencionado que se están volviendo locos por el maltrato que se les da en su trabajo ¿Qué hace la Personería a propósito de estas denuncias que dicen que ya algunos están ingresados en la Clínica Isnor?

“Hemos sido notificados de algunos casos en los cuales se configurarían eventos de acosos laborales, eso tiene su tratamiento especial en la legislación, nos corresponde acompañar ese proceso. Lo que la ley establece es que se debe surtir una primera etapa ante los comités de convivencia instaurados en cada entidad pública, que son instancia de conciliación en donde participan representantes de los trabajadores y de la administración, con el ánimo de buscar salidas negociadas concertadas frente a esos casos de posibles acosos laborales. Debe quedar claro que el acoso laboral no solo es de jefe a subalterno, sino que se puede dar a nivel horizontal e incluso de subalternos a jefes, porque el acoso tiene todos esos matices. Ese es un primer filtro que se debe hacer en forma obligatoria y si en definitiva en el seno de ese comité no se logra superar esa situación ya abriríamos la competencia de la Procuraduría General de la Nación en materia de abocar la investigación respectiva por el disciplinario de acoso laboral, considerado una falta gravísima que trae como consecuencia destitución e inhabilidad del cargo mínimo por diez años. Esa es la ruta diseñada para el efecto. Como Ministerio Público local nos surte acompañar todo ese proceso para que se cumpla con la totalidad de las garantías a favor de quienes presentan estas denuncias”.

Además de los medios de comunicación que hacen denuncias sobre los funcionarios de la Alcaldía de Bucaramanga, también en el Concejo se dan fuertes debates donde se hacen duras revelaciones sobre posibles situaciones irregulares, como incumplimiento, falta de ejecución, comportamientos inadecuados de los mismos funcionarios. Y para la Personería los medios y el Concejo serían fuente para alimentarse de esas denuncias. Sin embargo un concejal nos dijo, “qué lástima, pensé que la Personería iba a hacer más, que de pronto se iba a sancionar, de nada vale a que saquemos las denuncias si allá no pasa nada” ¿Señor Personero qué tan cierto y qué tan real puede ser la decepción que tiene este concejal?

“Hay que aclarar varios temas. Con relación a algunas investigaciones que estaban adelantadas en la Personería por incumplimientos de manuales de funciones en la posesión de algunos funcionarios, esas investigaciones desde el año pasado estuvieron muy adelantadas, sin embargo la Procuraduría General de la Nación hizo uso del poder preferente que tiene ese organismo frente a nosotros y nos relevó, se llevó ese tipo de casos. Cuando ello ocurre quedamos desprovistos de esa facultad. En relación con las demás quejas, no solo las que interponen los concejales, sino las que nos llegan por conducto de las denuncias ciudadanas, que son un insumo fundamental, hay que surtir las etapas que la ley establece. En nuestra legislación no es tan rápido como uno quisiera surtir un proceso de carácter disciplinario, hay que garantizar la rigurosidad del debido proceso para que no tengamos afectaciones en las decisiones que se imponen. Nosotros hemos sido muy garantistas, precisamente de los derechos de los procesados, con el ánimo de que las decisiones que adoptemos sean unas decisiones en derecho y muy robustas. No podemos salir con decisiones que después queden en entredicho en la mitad del camino por esas precipitudes que en nada contribuyen a que tengamos decisiones seguras y de impacto.

Pero es evidente la demora en los fallos…

“Sobre este particular cursan las investigaciones respectivas que ya han pasado las etapas preliminares y ya la mayoría de ellas se encuentra en la etapa de investigación, que es como la segunda etapa respectiva, para proseguir con lo que ya corresponde a lo que debe ser o definirse de archivo o definir si ya hay los pliegos de cargo respectivos que deben estarse formulando próximamente con relación en muchas temáticas. Pero aquí es importante también clarificar que nosotros hicimos un inventario de temas anteriores y encontramos muchos temas rezagados que nos tocó también revivir, de vieja data, de años anteriores, muchos de los cuales estaban ya cerca de la caducidad de la prescripción. Hicimos un ejercicio muy juicioso de revisar todo eso anterior y eso también nos tomó mucho tiempo para organizar la casa. Permanentemente tenemos visitas por parte de la Procuraduría General de la Nación que ha validado la forma legal como llevamos nuestros procedimientos. Obviamente el tema de los concejales y de la Contraloría municipal también es muy relevante porque nos envían algunos hechos que pueden tener connotación de carácter disciplinario, pero todo se debe surtir de acuerdo con los procedimientos establecidos en la ley. Si no lo hacemos así estaríamos generando actuaciones viciadas, actuaciones irregulares que en nada contribuyen realmente a un correcto ejercicio de la Función Pública”.

Personero, la gente cree que los funcionarios se burlan de la justicia. Uno ve, por ejemplo, a la cuestionada exgerente de Metrolínea, se retiró del cargo y no pasó nada con ella. También un proceso contra Miller Salas y tampoco pasó nada con él. Manolo Azuero, Jorge Figueroa, en fin una lista larga ¿Entonces cuándo veremos los fallos?

“Hemos hecho un proceso de decantación muy serio frente a este tipo de actuaciones, porque llegan muchas quejas, muchas de las cuales, hay que decirlo, son infundadas, no tienen fundamento probatorio del caso para darle curso. De esa depuración nos podemos enfocar en lo sustancial. En el mencionado caso de Tránsito fue objeto de una medida de prevención por parte de la Procuraduría que nos despojó también de esa competencia y allá estará surtiendo el trámite correspondiente. En términos de temporalidad ya hemos superado ese rezago que se tenía en lo que tiene que ver con el historial de los procesos disciplinarios (…) Y la seguridad de que a finales de este 2017 y principios del otro año tendremos ya unas decisiones de fondo frente a muchas de estas temáticas que es importante que no se queden solo en la sanción individual sino que generen un efecto ejemplarizante hacia el resto de servidores públicos en el sentido de abstenerse de incurrir en este tipo de conductas”.

¿Habrá sanciones frente al tema de los cepos y los Agentes de Tránsito que se pudieron haber excedido?

“Eso también ameritó la apertura de las investigaciones del caso. Pero se ha generado una serie de situaciones alrededor de los pronunciamientos que la administración ha tenido para con el gremio de los alféreces, algunos pronunciamientos muy desafortunados que han traído como consecuencia, que algunos ciudadanos, en actos reprochables, agredan físicamente a los alféreces”.

¿Esos comentarios del Alcalde maltratando a los alféreces son los que generan la violencia contra ellos?

“Ya tenemos casos documentados sobre ese particular y no solo eso, hay algo que nos parece de la mayor gravedad y es que algunos hijos de estos servidores públicos han sido objeto de bullying al interior de los colegios y los compañeros ven eso en los medios y repiten que este hijo de un señor que está cuestionado. Ese tipo de generalizaciones no se pueden hacer así. La ley 734, Código Disciplinario, establece como el deber fundamental de un servidor público tratar con respeto, rectitud e imparcialidad a todos los ciudadanos, máxime a los servidores públicos con los cuales uno tiene contacto permanente. Una cosa es sancionar en forma ejemplarizante y con contundencia a aquel que está atentando contra la moralidad pública y otra cosa es efectuar ese tipo de generalizaciones que en nada contribuyen a que se combata con eficacia la corrupción”.

Durante el trabajo investigativo realizado por Corrillos! para poder adelantar la encuesta de los Jefes de Control llegó hasta nosotros la información de que algunos personeros no van a sus municipios a laborar, que despachaban desde otro sitio ¿Qué sabe usted al respecto?

“Hay dos circunstancias especiales, si eso se acredita, configura una serie de irregularidades que llegarían incluso hasta un abandono del cargo cuando alguien por más de tres días no hace presencia en su lugar de trabajo y eso debería ser tema de investigación tanto penal como disciplinaria. Lo otro tiene que ver con las capacidades logísticas para poder cumplir los cometidos. Los personeros de municipios de quinta y sexta categoría padecen mucho por el tema de que no tienen ni siquiera papelería, no tienen un computador adecuado para poder adelantar sus funciones, menos cuentan con temas de transporte para ir por ejemplo a las veredas, y en general una cantidad de limitantes que hacen que el ejercicio de la Personería en esos municipios sea más bien un apostolado, una vocación de servicio por la comunidad más que el ejercicio de un cargo que le genere un rédito económico importante”.

¿Se tiene el reporte de personeros amenazados y por lo cual deba despachar desde un lugar diferente al asignado?

“Hay algunos personeros -según la función que cumplen de control y advertencia- generan ciertas fricciones con la administración central, no es un número significativo, pero sí ocurre que se generen cierto tipo de amenazas. En esos casos se tienen diseñados unos protocolos para una atención inmediata por conducto de la Unidad Nacional de Protección UNP para que se evalúe la categoría de riesgo si es ordinario o extraordinario”.

¿En Santander tenemos hoy algún Personero en esa situación?

“Tenemos dos casos que son objeto de estudio en el momento por parte de la UNP con el ánimo de brindar las herramientas que correspondan frente a ese particular”.

(Lea también: Evalúan posible cierre de jardín infantil por presunto caso de maltrato a menor)

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password