¿La Oficina de Prensa y Comunicaciones de la Alcaldía de Bucaramanga se salió de control?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Graves denuncias hicieron los concejales de Bucaramanga, en torno a varias acciones que se han generado desde la Oficina de Prensa y Comunicaciones de la Alcaldía, situación que pone en duda la transparencia de ese despacho municipal.

La plenaria de la Corporación citó a la Jefe de esa dependencia, Jazmín Rodríguez, para que presentara su informe de gestión correspondiente al tercer trimestre de 2017. Pero el documento presentado por la funcionaria no dejó satisfechos a los concejales quienes manifestaron que la comunicadora no ha cumplido satisfactoriamente con su función en puntos clave como la Feria de Bucaramanga.

El concejal Uriel Ortíz Ruiz, señaló que el crecimiento de seguidores de los perfiles personales de redes sociales de Rodolfo Hernández Suárez, comparados con los de la Alcaldía de Bucaramanga, son desproporcionados. Además, preguntó a la Jefe de la Oficina de Prensa, el origen de los recursos con los que se respalda el crecimiento de estos perfiles personales.

(Lea también: Aparece otro extraño e ilógico contrato suscrito por el gobierno de Rodolfo Hernández)

Por su parte, el corporado Wilson Mora Cadena pidió a la Alcaldía Municipal por medio de la funcionaria sobre cuánto le cuesta al municipio su Oficina de Prensa, sumando funcionarios, contratistas y asesores externos.

Los concejales coincidieron en que la baja difusión de la feria de Bucaramanga se vio reflejada en la poca asistencia a los eventos y la disminución de visitantes foráneos. Los medios locales y nacionales no difundieron de forma efectiva las festividades de la ciudad por falta de una estrategia comunicativa dirigida desde la oficina de prensa y comunicaciones de la administración.

Por ahora lo denunciado públicamente por una exfuncionaria (Ruby Morales) de esa dependencia es real, por lo que los entes de control deben empezar a escudriñar que es lo que se teje desde la Oficina de Prensa y el por qué hay tantas anomalías, expuestas por los gremios de periodistas desde el año anterior.

 

Las denuncias de Ruby

El martes 18 de julio de 2017 se conoció la declaratoria de insubsistencia de la comunicadora social Ruby Stella Morales Sierra quien trabajaba en la Oficina de Prensa y Comunicaciones de la Alcaldía de Bucaramanga. La comunicadora acompañó al ingeniero Rodolfo Hernández Suárez en su campaña a la Alcaldía cuando mucha gente tenía puestas sus esperanzas en otros candidatos.

Tras su salida, dijo que cuando solicitó por escrito al Alcalde un espacio para hablar en el Consejo de Gobierno sobre su caso, la única respuesta, además del silencio, fue la declaratoria de insubsistencia.

El asunto ya tenía su trayectoria y entre otras se agravó cuando reclamó al censurársele los artículos porque manifestó que era “comunicadora social periodista y no publicista y para eso estaban los señores argentinos y un grupo completo de publicistas que son unos cinco o seis. Y la prensa debía ser respetada, querían que ignorara la realidad y escribiera notas maquilladas que no se ajustan a la realidad y desconocer la voz de las comunidades que reclaman”. Ella cubría la fuente de Desarrollo Social que lidera el controvertido Jorge Figueroa Clausen, un funcionario con nulos resultados.

“Escribía con base en la información que daba el funcionario pero también escuchaba e incluía las voces de la comunidad a favor o en contra, no se negaba la realidad. Se hacían notas equilibradas. Ante eso me reclamaban y me decían que hablaba mal de la administración, y contestaba que no hablaba mal de la administración sino que informaba la realidad, como es el deber de los periodistas. Les decía que hacen censura de prensa oficial y me debo a la comunidad la cual a mí me eligió también al lado del ingeniero porque tengo en el corazón este proyecto de una esperanza diferente para Bucaramanga”.

(Lea también: El doble discurso de Rodolfo Hernández. Ahora los concejales son “amigos y colaboradores”)

“El nombre de Manuel Francisco Azuero también fue motivo de discrepancia porque querían que se le escribiera en los documentos oficiales como Manolo Azuero y no como aparece en su cédula en lo cual insistí y siempre lo escribí como en la cédula aparece”, denunció.

Además, “las órdenes que consideraba inadecuadas las solicitaba por escrito, cosa que obviamente no sucedía y en el tema administrativo esas cosas se deben dar porque si hay una orden debe ser por escrito y más si hay una parte de arbitrariedad”.

La salida de la Alcaldía “creo que es por un concepto de opinión, de libertad de prensa, de libertad de expresión y responsabilidad social que he acompañado en mis actividades en la Alcaldía. Así “Siempre mantuve ese talante de mantener vivo ese compromiso por la comunidad. A tres o cuatro personas que trabajamos con el ingeniero Rodolfo Hernández, de las cuales solo quedan una o dos en la administración porque el resto ha salido por esgrimir la transparencia, por evitar actuaciones en la parte penal y disciplinaria y no prevaricar, y no hacer cosas como sucedió con la anterior jefe de control interno disciplinario, doctora Magola León, quien salió de la administración por mantener esos principios, por mantenerse sólida en el cumplimiento de las leyes y las normas. Lo mismo sucedió creo con Luis Fernando Prada, la primera semana de julio, quien por defender la transparencia y los principios de solidez de una propuesta, tuvo que salir de la administración”, reveló.

 

$500 millones para publicidad

El debate a la Jefe de la Oficina de Prensa y Comunicaciones de la alcaldía de Bucaramanga se da en el mismo momento que se revela por redes sociales la confección de un contrato por valor de 500 millones de pesos para pautar durante los próximos dos meses y así “mejorar” la imagen del alcalde Rodolfo Hernández Suárez.

Estos $500 millones que se ejecutarán entre el 29 de octubre y el 28 de diciembre de este año, tiene como objetivo, favorecer a los cinco o seis medios de comunicación aliados al gobierno local y están por fuera de los casi 250 millones de pesos que se les paga mensualmente a los dos asesores argentinos dueños de la firma La Cocina Hot Work, encargados de construir los libretos, tanto beligerante como el populista, del mandatario local, con el único fin de elevar la ya desprestigiada imagen de Hernández Suárez.

Varios periodistas dijeron a Corrillos! que detrás de estos 500 millones de pesos para publicidad, están los medios que publicitaron la denominada Marcha en Defensa del Agua, a quienes se les favorecerá por mantenerse en silencio ante las graves irregularidades que se han venido presentando dentro de las Administración y que solo los medios independientes han denunciado.

“Vemos a periodistas y columnistas de cadenas radiales y de diarios regionales, defendiendo públicamente al alcalde de Bucaramanga, como si fueran comunicadores a sueldo. Además, intentan desprestigiar a los demás medios que si cumplen con su labor”, dijo uno de los periodistas consultados.

Además, “con respecto a la repartición de la pauta, no hay una política para la elección de los medios en los que se va a pautar, para eso, se contrata con un tercero y con esa empresa se define a dedo las emisoras y los periódicos en los que se pauta. Todo queda en cinco o seis de ellos, que están al servicio del gobierno”, destacó otra fuente consultada.

Con la suscripción del contrato por 500 millones de pesos, se da por descontado que esos periodistas y columnistas a sueldo, que denigran de la oposición y que alaban la gestión, tendrán nuevamente su prima navideña por parte del gobierno bumangués.

(Lea también: Reversazo de Hernández: Habrá nuevo proceso para implementar tecnologías en El Carrasco)

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

34 Comentarios

Deje su Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password