Gaviria se alista a dirigir al liberalismo, un partido que ha perdido vocación de poder

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En medio de una profunda crisis, el Partido Liberal llega este jueves a su congreso con la decisión de emprender su marcha hacia el poder en 2018, dejando lesionados en sus propias filas.
Los precandidatos presidenciales Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo y Luis Fernando Velasco, con el respaldo de las directivas de su partido, sellaron la decisión de someterse a una consulta interna este 19 de noviembre para escoger el candidato único al primer cargo nacional, quien luego intentará ir en busca de una gran coalición con otras fuerzas.

Cristo, que tiene el apoyo de las mayorías parlamentarias de su partido y De la Calle, que ostenta el título de haber liderado el proceso de paz con las Farc, serán los principales protagonistas de esta contienda.

De hecho ayer, De la Calle y Cristo coincidieron en un encuentro del liberalismo con pensionados, donde se comprometieron a respetar los resultados de la consulta del 19 de noviembre y a realizar una campaña sin ataques personales. El senador Luis Fernando Velasco será el tercer competidor en esta carrera por la candidatura liberal.

De la Calle es uno de los triunfadores de estas decisiones, pues se impuso su tesis de que el candidato sea escogido en la consulta de noviembre. Durante meses sostuvo que hacerlo en marzo, como propone Galán, “es un suicidio” para el partido. También lo es Cristo, quien cuenta con el apoyo de la mayoría de la bancada parlamentaria (40 senadores y representantes).

Cristo y De la Calle fueron miembros del equipo negociador del Gobierno en La Habana, por lo que se da por descontado que parte de sus discursos, en los que coincidirán, será el cumplimiento del proceso de paz con las Farc.

Ambos defienden la idea de que el ganador de la consulta debe propiciar la construcción de una “gran coalición” para ir con alguna opción a la primera vuelta presidencial en mayo próximo.
Por fuera de esta competencia quedó la senadora Viviane Morales, quien se negó a firmar un manifiesto liberal que exige a los aspirantes a la candidatura comprometerse con principios como la defensa de las minorías y el proceso de paz.

El propósito del documento es que los precandidatos se comprometan con la defensa, entre otros asuntos, del matrimonio de personas del mismo sexo y a facilitar la implementación del acuerdo de paz con las Farc, respetando el espíritu de lo que se pactó en La Habana.

Vivian Morales, quien nació a la política dentro de un credo religioso, no respalda el tema del matrimonio homosexual y se ha opuesto en el Congreso a muchos aspectos de la implementación del proceso de paz que considera inconvenientes para el país.

El precandidato Juan Manuel Galán, derrotado en su propuesta de escoger el candidato presidencial mediante una consulta interpartidista el día de las elecciones legislativas en marzo próximo, sorprendió con dos hechos que no lograron su propósito de interferir la ruta liberal.

Por un lado, Galán se encargó de recalcar por todos los medios la vigencia de la Ley 1475 de 2011 (ley de los partidos), la cual establece que un candidato elegido en consulta de partido no puede participar luego en una consulta interpartidista, porque desnaturaliza el mandato de los ciudadanos.

Además, propuso que el candidato sea escogido mediante un promedio de encuestas, ante la evidencia de que estas le favorecen de manera sistemática.

Se da por descontado que el Congreso elegirá al expresidente César Gaviria como jefe del partido. Cabe recordar que el último presidente liberal elegido fue Ernesto Samper, en 1994.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

1 Comentario

Deje su Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password