“Pareciese que hubiera otro tipo de intereses frente al uso de nuevas tecnologías”

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

[:es]Pareciese que hubiese otro tipo de intereses frente a poder ejecutar políticas que garanticen el uso de nuevas tecnologías y que produzcan un resultado favorable a lo que es la disposición de residuos sólidos”, dijo el Presidente la Asamblea de Santander, Carlos Alberto Morales Delgado. (Ver: edición formato virtual versión impresa)

El diputado se refirió así en entrevista con Corrillos! a la decisión del Alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, de contratar a una firma que parece no tener el músculo financiero para poner en marcha las nuevas tecnologías en El Carrasco en donde se quiere generar energía a partir de los desechos sólidos.

Pero lo que es más grave es que la disposición de residuos sólidos es un problema no solo del área metropolitana de Bucaramanga sino de Santander y más todavía de Colombia, en general, en donde ningún municipio ha puesto al servicio nuevas tecnologías para manejar los residuos, así que en el país esa experiencia es nula, inédita o fallida en donde se ha intentado.

“Hoy vemos cómo el gobierno, en lo que refiere a las autoridades ambientales, facilitan todos los procesos para que se impacten todos estos complejos estratégicos en la parte ambiental y es profundamente lamentable ver cómo se apropian de aparentemente una riqueza cuando lo que tenemos que proteger es el agua”, dijo el Presidente de la Asamblea al ser interrogado sobre el deseo de hacer represas que han expresado varios municipios y otras tantas empresas.

De igual forma se refirió en la entrevista a las sesiones descentralizadas que realizó la Asamblea de Santander este año y de las tres que faltan para completar unas jornadas que considera muy exitosas, “porque se puede escuchar a la ciudadanía”, dijo.

 

Uno de los temas que preocupa mucho a Santander es el de los rellenos sanitarios, ¿qué opinión tiene la Asamblea en ese aspecto?

“Esto tiene tanto de largo como de ancho. Históricamente no hemos visto aquí la puesta en práctica de nuevas tecnologías para la disposición final de los residuos sólidos. Pareciese que hubiese otro tipo de intereses frente a poder ejecutar políticas que garanticen el uso de nuevas tecnologías y que efectivamente produzcan un resultado favorable a lo que es la disposición de residuos sólidos, y en el uso de lo mismo, en lo que podemos derivar.

Creo que le ha faltado integralidad, en este caso al área metropolitana para poder definir una política pública unificada para la disposición final de residuos sólidos y pienso que no hay voluntad política y no hay políticas metropolitanas que integren temas como es aquel de la disposición final de los residuos sólidos en nuestra área metropolitana y en el departamento de Santander.

Estos se convirtieron fue en intereses particulares, en el interés de los negocios que hoy se ven y que se proponen y no existe desde luego políticas públicas integrales, tanto en el área metropolitana como en las regiones”.

 

El asunto de los rellenos no es solo en Bucaramanga, sino igual en Barrancabermeja, en San Gil…

“Lo que pasa en el área metropolitana se replica en las regiones, es decir que yo no he visto el primero de los 87 municipios de Santander que ponga en marcha la disposición final de residuos sólidos, o como se llaman los rellenos sanitarios, haciendo temas prospectivos y planificados a largo plazo.

Lo que he visto es apagar incendios y los intereses particulares del que quiere tener un territorio para que se haga la disposición final de residuos sólidos bajo lo que ellos quieren financieramente, pero no existe nada que mejore nuestra condición frente a unos rellenos sanitarios más óptimos y que produzca unos resultados mejores en lo que generan las basuras.

Tuve una experiencia de ir a España en el año 1999, comisionado por el Concejo municipal, y estuve en Valencia, y de esa época para acá, hace 18 años, uno se da cuenta de cómo estamos en ese atraso frente a otros países que están en desarrollo. Tuvimos la oportunidad de observar cómo se hace la disposición final de residuos sólidos y la clasificación del material en la fuente y todavía cuando se va a disponer”.

 

¿Es decir lo que pasa hoy, tiene futuro?

“Lo que pasa hoy son temas unilaterales, individuales, no hay absolutamente nada colectivo que integre al área metropolitana y a otros municipios que es lo que se debe hacer, es decir son decisiones muy individuales y eso es lo que lamentablemente ha pasado históricamente en el área metropolitana, extensivo a los otros municipios del departamento de Santander. Por eso no tenemos resultados favorables y por eso hay escándalos en todos estos aspectos que no han producido ningún resultado”.

 

¿Es decir que lo que hoy unos celebran, mañana lo podríamos estar lamentando todos?

“Creo que lo que se improvisa y lo que no se planea, les genera a los ciudadanos un costo alto en los bolsillos y también unas consecuencias tremendamente deplorables”.

 

El tema de las represas es otro que genera indisposición y ahora cada municipio quiere su represa, lo que genera una honda preocupación en el medio ambiente ¿Qué posición tiene la Asamblea respecto a ese tema?

“Las autoridades ambientales, empezando por el Ministerio de Medio Ambiente, el Anla y todas las autoridades ambientales se han vuelto profundamente laxas frente al otorgamiento de licencias ambientales. Pienso que prima la defensa del interés general y la protección de las fuentes hídricas, la protección de los complejos lagunares, la protección de las aguas superficiales, de las aguas subterráneas, de los ecosistemas y de los páramos.

En ese escenario hoy vemos cómo el gobierno nacional y los gobiernos regionales, en lo que refiere a las autoridades ambientales, facilitan todos los procesos para que se impacten todos estos complejos estratégicos en la parte ambiental y es profundamente lamentable ver cómo se apropian de aparentemente una riqueza cuando lo que tenemos que proteger es el agua, que es lo que nos garantiza a nosotros la preservación de la vida.

Pienso que es un debate que va a ser permanente de aquí para adelante debido también a los debilitamientos que tienen todos esos complejos lagunares y las fuentes hídricas superficiales y subterráneas”.

 

Cerró sesiones la Asamblea Departamental de Santander y vuelve en octubre ¿qué esperamos de temas de estudio para esas calendas en la Duma?

“El estudio y aprobación del presupuesto de Santander para la vigencia 2018, los debates de control político que presentarán los diputados, y vamos a tratar el tema de las sesiones descentralizadas que están pendientes en Cimitarra, Santa Helena del Opón y Tona”.

 

¿Qué ha pasado con esas sesiones descentralizadas?

“Han sido profundamente favorables porque nos permiten tener un contacto directo con la comunidad en las regiones y eso es profundamente favorable para nosotros, recogemos insumos e instrumentos que nos permiten complementar los debates de control político aquí al interior de la Corporación”.

 

Pese a su experiencia, ¿ha escuchado algo en esas sesiones descentralizadas que lo haya sorprendido?

“Pienso que cada vez menos discursos quiere la gente y más resultados, más hablar, más comentar, más gestiones, más control político, más presencia del Estado.

Lamentablemente estamos pasando por una situación económica dura a nivel internacional, la economía está contraída y entonces eso implica disminuir las inversiones nacionales y regionales en los municipios.

La gran mayoría de las observaciones que se hacen obedecen a tres aspectos: A las vías terciarias, la carencia de unas vías terciarias para que los campesinos puedan sacar adelante sus cultivos y puedan ubicarlos en la parte comercial en las regiones, digamos en la capital de provincia.

En segundo lugar, la escasa presencia del Estado en los temas que tienen que ver con saneamiento básico. El campesino vive aislado porque no tiene la posibilidad de tener unos elementos tan básicos como es el consumo de agua.

Y tercero la carencia de herramientas que les permitan continuar cosechando. El campesino ya no quiere hoy sembrar porque ya no hay incentivos, ya no hay subsidios, ya no hay acompañamiento pleno del Estado entonces es una queja permanente, por eso es que el país se está urbanizando. Se está volviendo urbano y se está disminuyendo considerablemente lo rural, y eso es grave para el país y para Santander porque tendremos que importar lo que históricamente siempre producíamos”.

 

La llegada de venezolanos a Colombia es una realidad evidente, y en muchos casos los recién llegados empiezan a trabajar por la mitad del sueldo mínimo legal vigente lo que genera una baja en la calidad de vida de los trabajadores nacionales, ¿qué puede seguir en esa situación?

“Eso es profundamente lamentable porque eso es una crisis humanitaria acorde a lo que se está viviendo en Venezuela en el tema político, y pienso que nos toca entrar a nosotros de alguna forma a mirar cómo ayudamos a esa población que es desplazada o que se desplaza a Colombia. Sin embargo nos toca en un momento en donde la situación económica de las regiones, de lo local y lo nacional no es fácil, pero hay que buscar la forma de cooperar en la hospitalidad y garantizarle en los derechos para que de alguna forma puedan asentarse, o si van de paso facilitarles los procesos de migración frente al tema que hoy viven”.

 

Frente al balance inicial de este año, ¿qué fue lo que más le gustó?

“Pienso que hay una gran ventaja en la Asamblea y es salir a las regiones, a mí particularmente me gusta, y es un hecho histórico, hemos realizado 16 sesiones descentralizadas este año, y ellas arrojan resultados favorables, por el control político, por las denuncias, por las demandas, por las gestiones que se han hecho en algunos temas.

Por ejemplo, la crisis cacaotera nos llevó a realizar una gestión con el Ministro de Agricultura, que la solicitamos a través del senador Horacio Serpa Uribe, y en donde se alcanzaron dos mil millones de pesos que son importantes para el tema de aliviar lo que históricamente han hecho los campesinos en la solicitud de créditos como en el Banco Agrario.

Otro ejemplo, lo que hicimos en otorgarle al Gobernador de Santander un cupo de crédito por 120 mil millones de pesos para invertir en obras importantes en Floridablanca, en Girón, en Barrancabermeja y en Bucaramanga. Eso me parece que es importante.

Y lo que acabamos de hacer con el tema Topocoro, pero ya es un proceso que tenía certeza jurídica. Los dos anteriores que presentó el gobierno departamental no tenían ni soporte jurídico ni inclusión, ni socialización, aquí hicimos un escenario totalmente diferente con esos dos proyectos y se logró construir una iniciativa, conjuntamente con el gobierno, en donde teníamos la certeza jurídica, en donde incluimos a los pescadores aguas abajo y donde socializamos la aprobación del mismo”.[:]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

1 Comentario

Deje su Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password